Ejecutivo

Se congratula Eufrosina Cruz por el cambio de nombre de su Secretaría

No somos “asuntos”, somos pueblos

2019-04-17 18:00:48 Leído : 642 veces.
La Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicanos reivindica los derechos humanos.

SemMéxico, Oaxaca, 17 abril 2019.- Eufrosina Cruz Mendoza, titular de Secretaría de los Pueblos Indígenas y Aformexicanos, cómo se llamará tan pronto se publique la modificación del nombre, sostiene que de esta manera inicia no sólo una reingeniería de la dependencia, sino que se reivindica a las personas indígenas de la entidad que conforman el 75 por ciento de la población oaxaqueña, una mayoría de mujeres.

 

En entrevista para SemMéxico, la funcionaria que asumió el cargo en diciembre de 2018, se congratula porque “lo de asuntos indígenas” será pronto historia, luego de que el Congreso local aprobara el cambio de nombre el pasado 12 de abril, en respuesta a una propuesta que se presentó en febrero de este año.

 

Cruz Mendoza no quita el dedo del renglón cuando sostiene que las personas que se auto adscriben como indígenas o hablan una lengua indígena no son muebles, no son cosas, por tanto, no podía ser una dependencia de “asuntos indígenas”, además augura que poco a poco esa dependencia dejará de ser el “patito feo” de las instancias gubernamentales de la entidad o una “oficialía de partes”.

 

En el fondo, sostiene segura, se reconoce a las personas y sus derechos como humanas.

 

El cambio no será sólo de nombre será de fondo, añade, porque cambia el contenido de sus acciones y de las facultades de la dependencia que hoy incluye a la población afromexicana que vive en Oaxaca, además de los 16 pueblos indígenas y que se verá favorecida no sólo con una inyección de recursos federales y estatales sino además podrá establecer convenios de colaboración con organismos internacionales y fundaciones.

 

La Secretaría de Pueblos Indígenas y Afromexicanos del gobierno de Oaxaca tendrá “vida propia, va ser visible y lo más importante será el organismo que realmente reivindique a los pueblos indígenas y afromexicanos que viven en la entidad”.

 

“El primer paso está dado, hemos empezado a romper esos viejos esquemas y esos paradigmas que cosifican a las personas indígenas, nunca más seremos asuntos, somos personas, pueblos, ciudadanía capaz de razonar, pensar y decir aquí estamos”, reitera quien alguna vez fue objeto de discriminación por ser mujer, pobre e indígena.

 

Señala que durante sus recorridos que ha hecho por las comunidades ha explicado en qué consistirá el cambio de nombre y acciones fundamentales de la dependencia gubernamental y la respuesta de las autoridades y de la gente ha sido muy ejemplar, el cambio de concepto se comprende y era necesario.

 

 

La costumbre de la violencia contra las mujeres

 

Eufrosina Cruz Mendoza, quien caminando entre las montañas tuvo que huir de su pueblo –Santa María Quiegolani- cuando era una adolescente para evitar que la casaran, refiere que al menos 30 de los 40 municipios donde se ha declarado la alerta de violencia de género contra las mujeres son municipios indígenas.

 

Por ello, planea se requiere cambiar los paradigmas, decirle a la gente que hay otras posibilidades de vivir sin violencia, sin alcoholismo y sin drogas, estos últimos –dice- detonadores de la violencia contra las mujeres.

 

Me preocupa que la violencia se vea como una costumbre, que se haya normalizado, pero el trabajo se hará desde los propios pueblos indígenas, el reto será cambiar esa idea, transformar la vida de las mujeres y también de los hombres, “sí se puede, la gente si lo quiere y necesita”, puntualiza mientras recuerda que cuando niña un “destello de luz proyectado sobre una manta, le hizo pensar en que había otras luces… un mundo, otros cielos diferentes y sin violencia”, dice en referencia a una función de cine a la que asistió en la comunidad zapoteca donde nació.

 

SEM/sj

 

 


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS