Ejecutivo

Vital armonizar el 115 para garantizar la participación política de las mujeres

En Oaxaca la brecha entre hombres y mujeres es de casi 73 %.

2019-03-19 20:37:08 Leído : 21 veces.
Violencia cotidiana se traduce en muchas formas de discriminación.

SemMéxico, Oaxaca, 19 marzo 2019.- Armonizar el Artículo 115 Constitucional es uno de los retos más importantes para garantizar la participación política de las mujeres, afirmó Anabel López Sánchez, del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas y del Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres.

 

Durante su participación en el conversatorio Derechos políticos de las mujeres en Oaxaca, organizado por el IEEPCO, López Sánchez apuntó que es en el poder local donde las mujeres se siguen enfrentando a quienes toman las decisiones el compadre, el cacique y hasta los maridos.

 

Este sistema no puede dejar solo a las mujeres la carga de la responsabilidad de ejercer su derecho político, planteó y aseguró que en tanto no haya condiciones para el ejercicio real de los derechos políticos seguirá siendo deficitaria la participación de las mujeres en los gobiernos municipales.

 

De lo contrario, señaló “seguiremos empujando para que las mujeres le entren, pero la estructura en que definen las reglas, los lineamientos y hasta cómo se gasta el dinero público, seguirá impidiendo que se vea como una prioridad emprender acciones para prevenir, atender y erradicar la violencia contra las mujeres o emprender políticas públicas para reducir el embarazo adolescente, ya que la concepción es que el dinero de los programas municipales solo es para obras.

 

Recordó que siguen sin ser armonizadas las leyes federales con la normatividad estatal, y citó como ejemplo las leyes de igualdad, la de prevención y atención a la violencia contra las mujeres, y la de paridad, que permanecen como catálogos de buenas intenciones, por lo que no hay condiciones ni garantías reales para que las mujeres ejerzan sus derechos. “Tenemos que bajarlas al terreno donde cotidianamente las mujeres ejercemos o no esos derechos”.

 

La moderadora la consejera electoral del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), Nayma Enríquez Estrada, indicó que 21 presidentas municipales de un total de 417 municipios que se eligen por sistemas normativos internos y 52 por partidos políticos de 153 municipios, gobiernan este momento en 73 ayuntamientos de Oaxaca. Además de 104 síndicas y 410 regidoras en los 570 municipios de la entidad.

 

Sin duda es un avance, dijo Anabel López Sánchez quien recalcó que sigue siendo deficitaria la presencia de mujeres en los gobiernos locales, y recalcó, como también lo hizo la directora de Fortalecimiento Cultural de la Secretaría de Asuntos Indígenas, Mara Itahí González Torres, las mujeres reproducen cargos estereotipados al ocupar principalmente las regidurías de salud y educación, que generalmente no toman decisiones, porque a diferencia de los cabildos electos por el sistema de partidos políticos donde es en comisiones donde se acuerdan las acciones, en los sistemas normativos internos, las decisiones se toman en asambleas.

 

Anabel López Sánchez recordó que cuando las mujeres llegan a cargos de toma de decisiones como las sindicaturas o la regiduría de Hacienda generalmente son enfrentadas a hechos de violencia política.

 

1 de cada 10 municipios oaxaqueños gobernados por una mujer

A su vez, La secretaria de la Mujer Oaxaqueña, Ana María Vásquez Colmenares, anunció que este miércoles se presentará el Atlas de Género de Oaxaca, el primero en su tipo en México, herramienta que permite ver las brechas de desigualdad entre mujeres y hombres.

 

Tras ofrecer algunos ejemplos, citó que la brecha es gigantesca en los gobiernos encabezados por mujeres y hombres, de ahí que el reto fundamental es alcanzar la Paridad en los gobiernos locales.

 

Dijo que aunque las mujeres representan casi el 53 por ciento de la población, en Oaxaca uno de cada 10 municipios son gobernados por mujeres, por lo que la brecha de desigualdad es del 72.98 %.

 

Por otro lado, dijo “vemos la simulación como un déficit. Que en verdad da vergüenza, pues la simulación ha llegado a un extremo tal que los partidos políticos registran a falsas personas trans argumentando ser mujeres y las hicieron los partidos políticos”.

 

Elisa Zepeda propone mirar el contexto comunitario

En su momento la diputada local Elisa Zepeda Lagunas afirmó que ha sido testigo de la gravedad que conlleva la pretensión de ocupar un cargo político, al mismo tiempo de que se ha avanzado.

 

La expresidenta municipal de Eloxochitán de Flores Magón apuntó que una estrategia fundamental ha sido la articulación de las redes de mujeres para enfrentar la violencia política que se da tanto en el contexto de los sistemas normativos internos como mediante la participación a través de partidos políticos.

 

Recordó que en 2019, cuando se habrán de renovar las autoridades de 417 municipios, hay la esperanza de que muchas mujeres lleguen a ocupar una alcaldía por sistemas normativos indígenas y apuntó que es importante para ello un análisis contextualizado de los espacios políticos de las mujeres indígenas.

 

Planteó entre ellos la necesidad de analizar sí las reglas son realmente ancestrales u originarias o hasta dónde se ha parte de la colonización, nos toca construir y deconstruir a partir de las mujeres.

 

Dijo también que es necesario valorar la participación de las mujeres. “Ellos dicen que las mujeres no cumplen con un proceso escalafonario”, por lo que planteo necesario revisar la participación de las mujeres e incorporarlos a los estatutos comunitarios.

 

Consideró necesario que se entienda que la igualdad de derechos entre hombres y mujeres no quiere decir que ellas puedan tomar un machete o irse a la faena, como lo interpretan muchas veces los hombres. Eso es totalmente erróneo.

 

Otro reto será incluir la mirada de las mujeres en los espacios públicos y sus beneficios para la comunidad, mediante procesos formativos que permitan empoderar y transformar las decisiones. 

 

Como quinto reto destacó que al igual que los hombres las mujeres tienen capacidad para asumir los cargos de representación, “nadie nace sabiendo, ese es otro estereotipo en el que ellos asumen que nosotras no tenemos capacidad de dirigir”.

 

Recordó que muchas veces las mujeres llegan a las asambleas comunitarias que han sido acordadas previamente por los hombres, de ahí que ahora en algunas comunidades las mujeres llegan a las asambleas fortalecidas y hacen valer su voto, pese a que muchas veces se traduce en situaciones complejas y provocan violencia contra las mujeres.

 

Zepeda Lagunas, quien fue objeto de violencia política hace varios años, señaló que son necesarios cambios legislativos y el reconocimiento de las instituciones, pero también se deben tomar en cuenta los contextos políticos comunitarios. 

 

Dijo que aunque los procesos de elección de autoridades que se realizarán este año podrían ser complejos, es indispensable observar acciones afirmativas en torno a los derechos de las mujeres indígenas, que podrían dar como resultado que cada vez más mujeres accedan a los espacios de toma de decisiones, “porque no vamos a estar tranquilas hasta que verdaderamente la mitad de las mujeres tomando las decisiones en el ámbito político”.

 

Las muchas formas de discriminación

En su momento la funcionaria de la Secretaría de Asuntos Indígenas, Mara González Torres señaló que la problemática es grave y narró que han encontrado casos como el de una regidora a la que le bajaron su dieta, en una asamblea a la que asistieron 80 personas, cuando normalmente deberían acudir más de 300.

 

O el caso de una regidora a la que no le dan viáticos y no puede viajar con el resto del cabildo bajo el argumento de que antes que atender los asuntos comunitarios debía atender a sus hijos, por lo que debía irse aparte. O el caso de otra mujer que amantó a su hijo en las instalaciones municipales por lo que fue reprimida por el presidente municipal y a lo que ella respondió que no tenía otro lugar para hacerlo.

 

Señaló que una ventaja en la actualidad es que las mujeres que participan en la vida política de sus comunidades tienen los mecanismos institucionales para denunciar la violencia política que se traduce en desigualdad para el ejercicio de las funciones para las cuales fueron electas.

 

En la sede del evento asistieron síndicas, regidoras y presidentas municipales quienes también expusieron algunos de los retos a los que se enfrentan y lamentaron que al menos dos de las ponentes tuvieran que retirarse y no pudieran escucharlas.

 

SEM/sj


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS