Congreso

Trabajadoras del hogar sin marco jurídico

Pide Marcelina Bautista se atiendan los rezagos legales

2018-10-04 21:35:41 Leído : 115 veces.
• No es normal carecer de derechos

SemMéxico, Cd. de México, 4 octubre 2018.- Marcelina Bautista, lideresa del Sindicato de Nacional de Trabajadoras el Hogar, el primero en México, y también fundadora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), indicó que seguirán en su lucha, a pesar de que las autoridades no les han hecho caso.

Se refiere a la necesaria actuación del Senado de la República para que se apruebe el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que establece normas laborales para las y los trabajadores domésticos, y buscar las reformas a la Leyes Federal del Trabajo y del Seguro Social para que se les reconozca sus derechos, compromisos que asumieron quienes participaron en el Foro sobre las Mujeres Trabajadoras del Hogar ante las recomendaciones del Comité CEDAW 2018.

Hemos avanzado, dijo, porque hay una mayor conciencia entre las trabajadoras del hogar de que es normal la carencia de derechos, pero tampoco lo es comer lo que sobra de la comida de sus empleadores; que si tienen vacaciones es para cuidar a las y los hijos de sus empleadores, que si les pagan bien es por la buena voluntad y no porque tengan derecho a un salario digno, que no tengan contrato porque las empleadoras temen que las denuncien, pero, sin embargo, ellas si denuncia a las trabajadoras del hogar y llaman a la policía para entregarlas.

Marcelina Bautista comentó el caso de una empleada a la que le debían 25 mil pesos, en lugar de pagarle, dijeron a las autoridades que no le debía nada y no le pagaron, un sistema frecuente. También señaló el caso de una mujer de 78 años, a quien su empleadora buscaba que la iglesia se hiciera cargo de ella, después de que había trabajado toda su vida productiva para ella.

El Estado, agregó, no quiere reconocer su derecho a un salario mínimo, al acceso a servicios de salud y a detener los abusos que se cometen, sobre todo, al personal de planta.

 

Graves condiciones de trabajo infantil

La doctora Gloria Ramírez, titular de la Cátedra UNESCO de los Derechos Humanos de la UNAM, precisó que de acuerdo a los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y empleo (ENOE) son cerca de tres millones de personas ocupadas en trabajo doméstico remunerado, de ellas el 93 por ciento son mujeres que se ocupan del trabajo doméstico, cuidadores de personas, lavanderas, planchadoras y cocineras domésticas, quienes prestan sus servicios sin contrato de por medio.

Los datos revelan que en México no se cuenta con el marco jurídico ni con políticas públicas integrales que permitan propiciar un trabajo digno como lo determina la Ley Federal del Trabajo.  

Por su parte, la ex senadora de la LXIII Legislatura Angélica de la Peña, señaló que al final de la administración del ex presidente Felipe Calderón, a pesar de que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, así como la Secretaría de Relaciones Exteriores, dieron su visto bueno para aprobar el Convenio 189 de la OIT, la Secretaría de Hacienda y el IMSS dijeron que no había condiciones y desde entonces se han opuesto a la aprobación del convenio 189 de la OIT.

Señaló que México tiene fama de apoyar los tratados internacionales, pero a la hora de ratificarlos se echa para atrás. Pero explicó que en materia de tratados internacionales todos deben ser aprobados primero por el Senado, para después ser ratificador por el Estado mexicano.     

Exhortó a los presentes y a la Catedra UNESCO a no quitar el dedo del renglón respecto a la aprobación del Convenio 189 de la OIT, porque en este contexto, mencionó, es más grave el trabajo doméstico infantil, que está ligado a la trata de personas y se considera un trabajo riesgoso.

De la Peña reconoció que la Legislación nacional se aumentó un año la edad para contratar menores, que pasó de 14 a 15 años de edad, sin embargo, recordó que el trabajo infantil debería estar prohibido.

Sigue la práctica de ir a las comunidades por niñas para que hagan estas tareas, se trata de niñas que son vulnerables, porque aun cuando prometen a las familias que las enviarán a la escuela eso no es cierto.

 

Las recomendaciones de la CEDAW

A su vez, Gloria Ramírez, de la Cátedra UNESCO de la UNAM, se refirió a las recomendaciones del Comité de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), al Estado Mexicano respecto a las trabajadoras del hogar.

Señaló que está pendiente revisar el marco jurídico de protección social para formular una política integral que asegure a las trabajadoras del hogar el acceso en pie de igualdad a una remuneración y tratamiento igual por trabajo de igual valor, con inclusión a prestaciones, acceso a seguridad social y a condiciones de trabajo seguras.

Ratificar el Convenio 189 de la OIT y que se derogue lo dispuesto en los artículos 181 y del 331 al 343 para reconocer el trabajo remunerado del hogar como cualquier otro trabajo y garantizar sus derechos laborales.

Además de efectuar campañas de sensibilización y de promoción de derechos y protección de las trabajadoras domésticas, así como promover la firma de contratos de trabajo entre patrones y trabajadoras.

Realizar medidas de apoyo y de difusión para promover la igualdad de género en el sector empresarial y el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

Gloria Ramírez explicó que la CEDAW es un tratado internacional ante el cual los países miembros se comprometen a presentar informes sobre la situación de las mujeres en el país, y también participan las organizaciones de la sociedad civil que elaboran informes alternativos.

SEM/em/sj

 




COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS