A cualquier precio

Es humano proteger a la niñez y es repudiable exponerla.

2018-05-30 22:29:04 Leído : 38 veces.
La niña que se mostró ayer como ejemplo de niña-madre es sujeto de derecho y nadie se debe atribuir el derecho a violar su privacidad.

SemMéxico. Buenos Aires. 30 de mayo de 2018.- No la conocíamos. Hasta ayer no sabíamos de ella. Ahora, luego de que una militante anti legalización del aborto mostrara su fotografía, sabemos que existe: no solo sabemos su nombre, sino que tiene 12 años, que fue violada, que quedó embarazada, que es niña-madre y que vive en Santiago del Estero.

Este caso de es uno entre los miles que engrosan las cifras de abusos, pobreza, maternidad infantil y todo tipo de vulnerabilidades. Ayer, durante el debate que se viene realizando en la Cámara de Diputados por la legalización del aborto, la foto de la niña fue utilizada con la finalidad de hacer creer que se puede ser niña, madre y ser muy feliz.

De por sí se trata de una postura aberrante, pero además la polémica expositora pudo haber argumentado sin violar la intimidad de la menor. Esa niña es de Santiago del Estero, una provincia donde todos los recursos son escasos y cuando llegan, llegan tarde.

La expositora mostró la imagen casi emulando las máscaras del teatro griego. En una imagen la niña estaba muy demacrada y en la siguiente se la ve sonriente con su niño/a en brazos. Pero, en la comunicación humana a veces los silencios estratégicos se convierten en borbotones de gritos interpeladores. ¿Quién embarazó a la niña?, ¿por qué no pudo acceder a sus derechos? ¿tenía información sobre sus derechos? No, claro que no. 

No se puede sostener un discurso a cualquier precio. La expositora se regodeaba con la fotografía de la niña madre a sabiendas que estaba frente a un auditorio, que los medios estaban allí y poco le quedaba de privacidad a la menor. Cualquier vivencia deja de ser individual cuando los medios de comunicación la toman y la hacen parte de su construcción.

La expositora implora, siempre, piedad por los niñxs por nacer y que poca piedad tiene con la niñez violentada.

La niña que se mostró ayer como ejemplo de niña-madre es sujeto de derecho y nadie se debe atribuir el derecho a violar su privacidad.  Se violó ese derecho.  En la vida de esa niña se entreteje una historia de abandono familiar y de ausencia del Estado en todos sus aspectos. Por eso, esa menor no tuvo que ser expuesta. Nadie tiene el derecho a utilizarla para sostener sus argumentos.

Es humano proteger a la niñez y es repudiable exponerla. Y esto no es objeto de debate  


  • TAGS


COMENTARIOS


HACER COMENTARIO



SIGUENOS