Mujeres

Presunto violador sigue libre por tráfico de influencias en Guerrero

El presunto agresor se desempeña como periodista, es director del portal de noticias Bajo Palabra.


* La agredida comenzó a recibir llamadas amenazantes.

Josefina Aguilar Pastor

SemMéxico. Chilpancingo, Guerrero. 2 de marzo de 2017.- A través de una carta dirigida a los medios de comunicación, la señora Glafira Morales Suástegui, víctima de violación, pidió justicia, luego de que su agresor, Jeremías Marquines Castillo, militante del PRD, diciéndose escritor y periodista influyente, y luego de haber fungido presuntamente como asesor de un ex diputado local, ha evitado ser detenido por las autoridades estales.

En conferencia de prensa, la denunciante dio a conocer, que Jeremías Marquines Castillo, es su yerno, esposo de su hija Citlali Guerrero, exdirectora de área de Cultura en el gobierno municipal de Acapulco.

Narró que desde hace siete años aproximadamente, comenzó el acoso por parte de su yerno, y fue el pasado 5 de enero de este año, cuando después de drogarla, la agredió sexualmente en su propio domicilio.

Fue el día 11 del mismo mes, que presentó una demanda penal en el Ministerio Público del fuero común, la cual quedó radicada en la carpeta de investigación 37/2017, sin embargo hasta el momento, el agresor sigue en libertad.

A raíz de la denuncia presentada, la agredida comenzó a recibir llamadas amenazantes, “las cuales intentan intimidarme para que yo desista de esta demanda”, y aunque reconoció no tener pruebas contundentes del ataque sexual sufrido, solo el examen legista que determinó haber sido abusada por dos vías-, señaló a su yerno, como el principal culpable de lo que pudiera pasarle “ya que yo jamás he tenido algún tipo de enemigos en mi vida” sostuvo.

La señora, de 68 años de edad, además de temer por su vida y la de su familia, externó el miedo de que el caso quede impune, debido a que su agresor, Marquines Castillo, es figura pública, ya que se desempeña como periodista, es director del portal de noticias Bajo Palabra y escritor.

“Y pienso que está haciendo uso de sus influencias para que este caso quede en el olvido” dijo la denunciante y agregó “temo por mi vida, así como por la de mis hijos, ya que esta persona -Jeremías Marquines- es muy agresiva y se dice ser influyente, él juró vengarse de toda mi familia, en caso de que lo demandara, por lo que pido se le haga responsable de lo que nos pase”.

En un primer momento se habría dicho que Jeremías Marquines, habría fungido como asesor del entonces gobernador guerrerense, Rogelio Ortega Martínez, quien en entrevista con diversos medios de comunicación, negó tener o haber tenido relación alguna con el agresor, “jamás ocupó cargo alguno en mi administración”, y en todo caso, señaló, se trata de un personaje ligado a las comunidades cultural y periodística del Estado de Guerrero.

Se conoció por parte de reporteros de la fuente legislativa, que el denunciado, se desempeñó como secretario técnico del diputado Ramiro Solorio Almazán, durante la LVIII Legislatura local, y que en aquel tiempo el señor Marquines abusó de una reportera.

Sin embargo, la denuncia por abuso sexual interpuesta por la comunicadora, fue frenada por “las relaciones del entonces diputado”, y se encargó de revictimizarla, al difundir la versión de que ambos estaban ebrios y que la relación sexual, habría sido consensuada y ella ya no ratificó la denuncia.

En este caso, la señora Glafira Morales Suástegui pidió el apoyo de los medios de comunicación para que el fiscal del Estado de Guerrero, Javier Olea, “revise mi caso para que este hecho no se quede impune, lo único que pido es justicia”, clamó.


Comment Box is loading comments...