Internacional

Ocho de marzo: se prepara “un día sin mujeres”

*Muchas mujeres abandonarán sus puestos de trabajo y las tareas del hogar durante unas horas del día y otras durante toda la jornada activa


* * La protesta mundial se inspira también en el Día libre de Mujeres de las islandesas de 1975.

Redacción

SemMéxico/ AmecoPress . Madrid. 23 de febrero de 2017.- “Si nuestro trabajo no vale, produzcan sin nosotras”. Cecilia Palmeiro, una de las portavoces de “Ni Una Menos”, expresa de esta forma por qué el colectivo de mujeres convoca el próximo 8 de marzo una huelga nacional femenina en Argentina. No será el único país que contemplará esta reivindicación femenina en protesta contra el feminicidio, la explotación laboral y económica, o la deshumanización y la discriminación de las mujeres. También planean hacerlo mujeres de otros treinta países en lo que se prevé una marcha trascendental en el Día de las Mujeres.
JPEG

La huelga del 8 de marzo comenzó a programarse después del masivo paro argentino de mujeres del 19 de octubre, el denominado “miércoles negro”, contra los doscientos asesinatos anuales por violencia machista en el país. Al igual que, el conocido “lunes negro”, desarrollado el 3 de octubre en Polonia, cuando miles de mujeres se paralizaron y protestaron oponiéndose a la restrictiva ley de aborto que propone el ejecutivo polaco, que después rechazó el parlamento ante la influencia de las marchas.

Grupos feministas de Australia, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, República Checa, Ecuador, Inglaterra, Francia, Alemania, Guatemala, Honduras, Islandia, Irlanda del Norte, República de Irlanda, Israel, Italia, México, Nicaragua, Perú, Polonia, Rusia, Salvador, Escocia, Corea del Sur, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay y EEUU han confirmado la convocatoria que plantea dejar sin presencia femenina a oficinas, comercios, fábricas o cualquier tipo de empleo para protestar contra la brecha de género y la violencia machista.

La protesta mundial se inspira también en el Día libre de Mujeres de las islandesas de 1975, cuando el 90% de las ciudadanas abandonaron sus puestos de trabajo el 24 de octubre, de ese mismo año, para representar una manifestación multitudinaria por las calles de Islandia y señalar un punto de inflexión en la lucha de la igualdad de derechos.

Esta semana, el golpe inicial lo dieron Ángela Davis y otras activistas del mundo académico, quienes publicaron una carta en el diario británico The Guardian, bajo el título “Mujeres de América, vamos a la huelga. Uníos y así Trump verá nuestro poder: un comunicado en el que llamaban a la acción para “construir una huelga general contra la violencia masculina y en defensa de los derechos reproductivos”.

El objetivo de la misiva es movilizar a mujeres, incluidas las transgénero, para crear una nueva corriente feminista internacional que sea anti-racista, anti-imperialista, anti-heteronormativista y anti-neoliberalista”.

El Feminismo del 99 por ciento contra el feminismo del Lean in
Las estadounidenses, especialistas en bautizarlo todo, han clasificado esta nueva ola global como la del “Feminismo del 99 por ciento”. Un término que se aleja de las raíces capitalistas de los últimos años y hace énfasis en los derechos sociales, con la simbología heredada de las protestas de Occupy Wall Street contra el 1% que sustenta la riqueza global.

Por ello, las activistas estadounidenses están bastante decepcionadas y han alzado sus voces para especificar los albores de una nueva etapa en la lucha para la igualdad. “El feminismo del Lean in (lema de Sheryl Sandberg) y sus variantes nos ha fallado a la mayoría de nosotras, a quienes no tienen acceso a la autopromoción individual y cuyas condiciones de vida solo pueden mejorarse con políticas que defiendan y aseguren los derechos reproductivos y garantice los derechos laborales. Tal y como lo vemos, esta nueva ola de movilizaciones femeninas debe dirigirse hacia todas esas preocupaciones de manera frontal“ detalla su manifiesto.



Comment Box is loading comments...