Hombres

Loxichas: los olvidados de Oaxaca

Permanecen detenidas seis personas encarceladas en el régimen diodorista


* Tras 20 años y tres meses de prisión, el pasado 18 de febrero fue liberado Justino Hernández José.

Redacción

SemMéxico, Oaxaca, 21 febrero 2017.- El defensor de los Derechos Humanos, Juan Sosa Maldonado, recordó hoy que después de cumplir una sentencia “aberrante e injusta a punta de cola”, y tras 20 años y tres meses de prisión, el pasado 18 de febrero fue liberado Justino Hernández José.
Sin embargo, refiere aún siguen en prisión: Zacarías Pascual García López, preso en el CEFERESO 13 de Mengolí de Morelos, Miahuatlán; Álvaro Sebastián Ramírez y Abraham García Ramírez, en la Penitenciaría Central de Ixcotel; Fernando Santiago Enríquez, en el Reclusorio Regional de Miahuatlán (tiene también una sentencia por homicidio en el fuero común). Del fuero común: Felipe Ruiz Cruz, en el Reclusorio Regional de Miahuatlán y Tomás López Almaráz, en el Reclusorio Regional de Pochutla.
En total, recuerda que fueron más de 500 detenidos, incluyendo al hoy Defensor de los Derechos Humanos, quien desde hace varios años reside en un país europeo. Pero “estos son los casos de quienes purgan aún sentencias infames, mientras, de los desaparecidos, muertos o exiliados de aquella guerra sucia diodorista contra los indígenas zapotecos de la Región Loxicha, muy pocos se acuerdan. Impunidad total.
Hernández José fue detenido “oficialmente” un viernes 29 de noviembre de 1996, ese fatídico 1996 en el que la desgracia cayó sobre el pueblo zapotecos de los Loxicha, pueblo cuyas desgracias se han multiplicado hasta nuestros días y para el que la justicia es imposible, dijo refiriéndose a los años en que Oaxaca era gobernado por el actual secretario de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco Altamirano.
Entonces las mujeres como los hombres pagaron con cárcel, tortura y migraciones forzadas.
A Justino Hernández José le instruyeron el Proceso Penal 13/97 del Juzgado Cuarto de Distrito por los delitos de conspiración, homicidio calificado y homicidio en grado de tentativa. La mayor parte de su vida la ha pasado en prisión y aunque le promovimos pre liberación y se pagaron las reparaciones del daño para que se la hicieran efectiva, no contamos con el poder político para tener acceso a la “Justicia”.

SJ/GR

Comment Box is loading comments...