Mujeres

Inconcebible que la UADY perpetúe estereotipos y avale mensajes machistas

Retiran flyer publicitario de la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán (FILEY).


* Yucatán, Campeche y Quintana Roo se encuentran entre los cinco primeros estados con violencia sexual hacia las niñas.

Redacción

Lorena Castellanos Rincón
SemMéxico. Yucatán. 21 de febrero de 2017.- Este domingo las redes sociales del estado permanecieron en debate constante debido al flyer publicitario de la Feria Internacional de la Lectura en Yucatán (FILEY), alusivo a la película 50 sombras más oscuras, con la leyenda “castígame pero déjame leer”.
Tanto la imagen como la frase inscrita causaron indignación no sólo en la comunidad feminista yucateca, sino también en los amantes de los libros y la literatura, por lo que la Feria eliminó la publicación y emitió un comunicado ese mismo día.
Adelaida Salas Salazar, representante del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF) en el estado, señaló que el impacto de lo ocurrido no sólo se debe a la publicación del mensaje, el cual perpetúa estereotipos de violencia contra las mujeres, sino también que una instancia como FILEY, la cual es reconocida a nivel nacional e internacional y es organizada en conjunto con la Universidad Autónoma de Yucatán, haya sido capaz de hacerlo.
“Se supone que nuestra universidad tiene un nivel de cultura elevado. Cómo es posible que se atrevan a agarrar el cuerpo, una vez más, de una mujer y con base en eso seguir con esta conducta machista y misógina… minimizando esta lucha que vamos llevando pasito a pasito, protestando más que nada que la mujer no es un objeto sexual y sobre todo que dejen de ver la violencia como algo natural”.
Esta indignación, dijo, incrementa debido a las estadísticas que demuestran que Yucatán, Campeche y Quintana Roo se encuentran entre los cinco primeros estados con violencia sexual hacia las niñas, y que en días pasados se registró presentó un caso más de feminicidio en la entidad, donde una mujer fue asesinada a puñaladas en el municipio de Peto, y sin embargo continúa perpetuándose este mensaje de violencia.
Posterior a la revolución en redes sociales, el día lunes, el director de la Feria, Rodolfo Cobos Agüelles convocó a una rueda de prensa para emitir una disculpa pública por lo ocurrido. Sin embargo, al expresarse de las personas afectadas como “un sector de la población”, Salas Salazar menciona que están minimizando la gravedad de la situación.
“¿Qué nos están diciendo en su mensaje oculto? Está bien, no se tienen que molestar, voy a quitarlo para que ya dejen de fastidiar. No era ese el mensaje que queríamos, nos hubiera gustado mucho que se disculparan y que dijeran que sí fue un error y que no pensaron porque tal vez no estén enterados de la violencia, tal vez no estén enterados de todo lo que origina esta normalización de la violencia”.
Ante la aseveración de Cobos Argüelles, la psicóloga especialista en temas de género, Adriana Bautista Hernández, destacó que el decir que “un sector de la población” está indignado, denigra el tema de la discriminación y coloca a la violencia hacia las mujeres como un tema no prioritario.
El argumento sobre esta publicidad, indicó, es que tanto la frase “castígame pero déjame leer”, como la imagen de una mujer que está siendo sometida por un látigo, perpetúa estas ideas y genera su naturalización al hacerla cotidiana, por lo que para muchos no representa ninguna manifestación de la violencia.
Esta indignación también tiene que ver con el contexto de la práctica sexual del sadomasoquismo que se aprecia en la imagen, la cual debe ser de mutuo acuerdo para los involucrados. No obstante, en muchos casos se ha considerado que la decisión de las mujeres no es del todo libre, debido a la construcción de género, donde la sexualidad femenina siempre está coaccionada por acciones del otro.
Por tal motivo, quienes comenzaron a protestar en contra de la propaganda no sólo fueron personas que luchan por los derechos de las mujeres de manera cotidiana, sino también aquellos que no precisamente se consideran feministas, pero que se dieron cuenta que dicha publicación genera y reproduce la violencia hacia la mujer.
“Es una indignación que parte de hechos en donde estadísticamente hay un gran problema con la violencia contra las mujeres, y que además eso al evidenciarse ha dado como resultado leyes. A mí me parece que la indignación colectiva está siendo más visible y eso está bien, en el sentido de que las personas se están dando cuenta que sí es cierto, que esas publicidades sí contribuyen en que naturalicemos la violencia”.
Debido a la forma en que la FILEY manejó la situación, diversas organizaciones civiles que luchan por los derechos de las mujeres, como el OCNF, Ni Una Más, La Voz de las Sin Voz y la Red Feminista Peninsular, que comprende a los tres estados de la región, han emitido un comunicado para exigir una disculpa pública.
Asimismo, el Observatorio de Alerta de Violencia contra las Mujeres de Jalisco ha manifestado su preocupación por los hechos, y académicos e intelectuales de la Universidad Autónoma de Baja California se han sumado a la protesta haciendo circular una petición en Whatsapp donde al rector de la UADY, José de Jesús Williams la destitución del director de la Feria y la desvinculación del logotipo de la Universidad en la campaña publicitaria del evento.


Comment Box is loading comments...