El Día del Soldado

*El número de ejecuciones en nuestro país vuelve a incrementarse


* * La estadística más reciente señala que el pasado mes de enero se contabilizaron mil 387 asesinatos.

NATALIA VIDALES

SemMéxico. Sonora. 20 de febrero de 2017.- Tras 10 años del ejército, la marina, y la fuerza aérea de México en las calles, mares y cielos, respectivamente, combatiendo al crimen organizado, el número de ejecuciones en nuestro país vuelve a incrementarse luego de que durante los dos primeros años del actual gobierno federal, había disminuido. Esa reducción pareció indicar una lucecita de la salida del fondo del túnel, pero ahora se advierte que, en realidad, se trata del gran foco del tren de la criminalidad que se nos viene encima.

Según todos los pronósticos --basados en la víspera-- la fatídica cifra de homicidios dolosos (los realizados adrede) será mayor este sexenio de Peña Nieto, que el anterior, de Felipe Calderón, contabilizados por año, ya que hay que considerar que Calderón enfrentó la guerra a partir del segundo año de su gobierno y Peña Nieto la continuó desde el principio de su administración. Como sea: el asunto es que la criminalidad avanza pese a los esfuerzos oficiales por acotarla.

La estadística más reciente señala que el pasado mes de enero se contabilizaron mil 387 asesinatos, la inmensa mayoría adjudicados a los cárteles del crimen, el más alto desde hace cuatro años (el peor año fue el 2011), pero a ese paso podría rebasarse aquella cifra este mismo año 2017 para cerrar el 2018 y el sexenio como el más violento jamás visto.

Y en ese negro panorama se celebró el domingo pasado el 104 aniversario del Ejército Nacional, constituido (el ejército constitucionalista) por el presidente Venustiano Carranza mediante un decreto del 19 de febrero de 1913, tras derrocar con sus tropas al régimen espurio de Victoriano Huerta que siguió a la asonada y al asesinato de Estado de Francisco I. Madero y del vicepresidente José María Pino Suárez, y con los cuales se inició la llamada decena trágica de aquellos aciagos días. Pero el Día del Ejército, más conocido como el Día del Soldado se estableció en 1950 para conmemorarlo cada año y como ocurre desde entonces.

En 1969 se ampliaron las obligaciones del ejército para que auxiliara a la población en casos de desastres naturales, y así fue como la población empezó a ver más a los soldados en las calles; pero fue hasta el 2007 al emprender Calderón la guerra contra el narco cuando, ya de plano, forman parte del escenario cotidiano. En algunos estados con mucha más presencia que en otros, pero en todos nos percatamos de sus acciones, bastándonos con recordar las recientes escenas donde un helicóptero artillado acribilla desde el aire una vivienda en Nayarit en la que murieron doce presuntos criminales. Y poco antes, cuando en Culiacán un convoy militar fue emboscado e incendiado resultando cinco militares muertos, en escenas similares a las de la guerra en el medio oriente.

Actualmente se encuentran en las calles 50 mil elementos de las fuerzas armadas y han caído en los últimos años 139 soldados en el cumplimento de sus deberes.

En Puebla el presidente Peña Nieto, ante el Gral. Salvador Cienfuegos (nombre muy adecuado para un militar), se refirió a “las descalificaciones sin sustento en contra de las fuerzas armadas” ante las críticas por lo ocurrido en Nayarit por parte de López Obrador que la calificó como “una masacre” injustificada.

Acá en Sonora, en Hermosillo y Nogales se escenificaron las conmemoraciones más lucidas; en la II región castrense y 4ta. Zona Militar, la presidió el Gral. Norberto Cortés Rodríguez, y en la frontera el Gral. Salvador Cervantes Loza, de la 45 Zona Militar, acompañados, desde luego, por diversas autoridades civiles de los tres niveles del gobierno.

El Gral. Cienfuegos se ha lamentado de la necesidad de que el ejército ande en las calles en vez de estar en sus cuarteles, compartiendo así la opinión pública al respecto, sobre todo tras las negras estadísticas señaladas. Pero ello, desde luego, no es motivo para regatearles su día. Tienen derecho a conmemorarlo y la sociedad a solidarizarse con ellos.


Comment Box is loading comments...