Internacional

89 por ciento de la población joven vivirá en países en desarrollo en 2025

Se espera que en 2025 la población joven sea de mil 222 millones.


* El analfabetismo juvenil en los países en desarrollo alcanza a 96 millones de mujeres jóvenes y a 57 millones de hombres jóvenes.

Gloria Analco

SemMéxico, Cd. de México, 14 febrero 2017.- Para el año 2025, el 89.5 por ciento de la población de jóvenes vivirá en países en vías de desarrollo, por lo cual será necesario introducir con urgencia asuntos de juventud en las políticas públicas y en la agenda de desarrollo en cada país.
Así lo consideró la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al analizar cómo está distribuida la población joven en el mundo -525 millones hombres y 500 millones mujeres- y encontró que la proporción de jóvenes en relación con la población total está disminuyendo en el mundo.
La población juvenil era de 941 millones en 1985, es decir, el 19.4 por ciento de la población total; llegó a mil 019 millones en 1995, el 18 por ciento de la población global, y se espera que en 2025 sume mil 222 millones, lo cual significará el 15.4 por ciento del total de la población.
Sin embargo, la mayoría de las y los jóvenes del mundo viven en países en vías de desarrollo, casi el 85 por ciento, pero para el año 2025 se calcula que crecerá en un 89.5 por ciento.
El 60 por ciento de jóvenes vive en Asia y el 23 por ciento restante en las regiones en vías de desarrollo de África, América Latina y el Caribe, y no obstante la urbanización masiva, la mayoría vive en áreas rurales.
El analfabetismo juvenil en los países en desarrollo alcanza a 96 millones de mujeres jóvenes y a 57 millones de hombres jóvenes.
La ONU ha identificado en su Programa de Acción Mundial para los jóvenes los aspectos que deben ser considerados por los gobiernos como las principales prioridades, al reconocer la profunda importancia que tienen las y los jóvenes para forjar el futuro de la Humanidad.
Entre esos temas se encuentran la educación, empleo, salud, medio ambiente, control del consumo de drogas, atención a la delincuencia juvenil, actividades recreativas, programas especiales para niñas y mujeres jóvenes, y propiciar la participación plena de todas y todos los jóvenes en la toma de decisiones.
Posteriormente, la Asamblea General aprobó 5 esferas más sobre asuntos juveniles que deben ser abordados, como globalización, tecnologías de información y comunicación, virus de la inmunodeficiencia humana y síndrome de inmunodeficiencia adquirida, prevención de conflictos y relaciones intergeneracionales.
El trabajo de la ONU con las y los jóvenes se inició de manera más sistemática con la Resolución A/50/728 que fue aprobada en 1996, en la cual se reconoce que las y los jóvenes de todos los países constituyen un recurso humano importante para el desarrollo y son agentes fundamentales del cambio social, el desarrollo económico y la innovación tecnológica.
Asimismo, estableció que las formas en que sean abordadas las políticas para aportar posibilidades a la juventud influirán en las condiciones sociales y económicas en cada país y en el bienestar y los medios de subsistencia de las generaciones futuras.
La Asamblea General de la ONU define a las y los jóvenes como las personas entre los 15 y 24 años de edad, en lo cual se basan todas las estadísticas de las Naciones Unidas sobre demografía, educación, empleo y salud.
Esa definición considera “niñas” o “niños” a las personas menores de 15 añas, no obstante, el artículo 1 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, los define como personas hasta la edad de 18 años, con el fin de proporcionar protección y derechos a un grupo de edad tan grande como fuera posible, en un tiempo en que no se había presentado una convención sobre los derechos de la juventud.
En muchos países definen la edad de la niñez hasta los 18 años, y una vez que una persona pasa esa edad, es considerada una persona adulta, a la vez que la definición y los matices operacionales del término “juventud” varían a menudo de país a país, dependiendo de los factores socio-culturales, institucionales, económicos y políticos.


Comment Box is loading comments...