Hombres

Silbato en acción

Silbato en acción


* Silbato en acción

Redacción

SemMéxico, 25 agosto 2016.- Caminaba por la esquina de Carlota Armero y Mariquita Sánchez en Culhuacán. Una camioneta Mercedes azul con placas de estado de México estaba parada ahí, una señora de unos 55-60 años no perdía de vista al conductor.

De pronto el señor se dirigió a ella como señalando con el índice como preguntando una dirección, hasta que la señora lo retó: ¡pues bájese! El hombre en realidad la estaba amenazando, comenzó a vociferar pero por el ruido de los coches no se escuchaba. La señora entonces empezó a burlarse de él.

La situación me llamó la atención y me acerqué a la señora. El hombre entonces arrancó y se fue iracundo. Le pregunté a la señora qué pasaba y me dijo que el señor se paró en esa esquina para golpear a su esposa que venía junto a él en la camioneta. Sus hijos venían detrás.

La mujer en la calle traía un silbato de esos que da el GDF y me dijo que cuando se dio cuenta lo usó para llamar la atención de una patrulla. Nadie acudió pero el hombre dejó de golpear a su esposa. Ella se dirigió a la mujer golpeada para decirle que no lo permitiera.

La mujer, según me contó, se bajó del auto, pero un momento después, desconcertada y ante las amenazas del hombre volvió a subir. Esto yo no lo vi, ella me lo contó. Una vez que se fue el señor en su camioneta me dijo que el silbato, a ella al menos, sí le ha funcionado. Que en la calle y en el metro ha logrado llamar la atención y detener escenas de violencia aunque en una ocasión un joven que estaba golpeando a su novia la agredió a ella también. Después de eso cruzamos la calle juntos, pasada la situación se le salieron algunas lágrimas y la abracé. Le dije que yo no hubiera permitido que la agredieran y es muy cierto. Me sonrió y siguió su camino.

Me quedé con la impotencia de pensar que esta sociedad sigue creando engendros que son capaces de esto y más. No será a madrazos como detengamos esta ola de violencia tolerada de cualquier tipo hacia las mujeres de cualquier edad, sino con educación; pero en este caso habría hecho una excepción: trajeadito y todo le hubiera quebrado su madre, si se me dispensa la expresión, créanmelo. Hay cosas que si de plano no tolero. ¡Uf! Pero ya pasó.

Comment Box is loading comments...