Mujeres que rompen sus fronteras

Ser una mujer frontera me ha hecho pensar en mis palabras, me ha ayudado a cuestionar mis fracasos, logros y hacia dónde me encamino.


* Nosotras Frontera, es el nombre del colectivo teatral conformado por mujeres que no son actrices pero que tienen algo interesante que contarle al mundo.

Lizbeth Álvarez Martínez

SemMéxico. 13 de febrero de 2017.- Todas somos las primeras actrices de nuestras vidas; en el transcurso de los días, desempeñamos papeles distintos, inclusive hasta el de villanas.
Sin tomar clases de actuación, podemos escenificar perfectamente un monólogo: cuando llegamos a casa nos podemos mirar al espejo y hablar con nosotras mismas de lo bueno, malo, asqueroso, curioso, chistoso que nos pudo haber ocurrido.
Estoy segura de que a solas podemos hacer tantos gestos… el punto es desahogarnos hablando con nosotras mismas.
Primera escena: Siete mujeres haciendo sus actividades del día al día: una adolescente con su fiesta de XV años; una maestra con su amor platónico; una mamá con ideas abstractas sobre su nacimiento; una estudiante de ideas suicidas; una cantante que le llora a su amiga; una española que habita la locura de su madre; una reportera con la “herencia” de un soldado. Todas ellas caminando cada una su rumbo y encontrándose en el punto donde interpretarán sus vidas.
Por azares del destino te encuentras a la amiga de la primaria, a la vecina de hace años o a tu ex pareja. Pero por casualidad no te encuentras a mujeres decididas a escribir… a contar parte de su existencia.
Segunda escena: Cuatro mujeres desarrollando un proyecto, basado en las ideas del libro “La Frontera”, de la escritora chicana y feminista Gloria Anzaldúa. El objetivo para ellas era crear monólogos escénicos escritos desde lo más profundo de su intimidad.
Tercera escena: Se lanza la convocatoria, llegan las inscripciones. Al final, no se quedan las más interesadas, permanecen las que tienen algo que decir y quieren ser escuchadas más allá de la familia y amigos.
Cuarta escena: En un cuarto con un espejo, inicia el camino de la escritura y la interpretación de tus propias palabras, del recordar, reír, llorar, de sacar las heridas frente a compañeras desconocidas.
Quinta escena: Se vuelven la actriz de su propia historia y la interpretan como la han vivido. Llega la primera presentación en el Multiforo Cultural OllinKan Tlalpan. Pisan un teatro real, con camerinos, luces, telones y de escenografía una mesa y una silla.
Sexta escena: Los primeros aplausos de la primera actuación de sus vidas. El reconocimiento de amigos y extraños por el valor de contar sus historias íntimas SIN SER ACTRICES.
Ser una mujer frontera me ha hecho pensar en mis palabras, me ha ayudado a cuestionar mis fracasos, logros y hacia dónde me encamino.
Llevamos tres presentaciones. La segunda fue en la Casa Frissac y la última durante el 7° Festival de Teatro Independiente. En todos los escenarios hemos recibido aplausos con lágrimas, agradecimientos, palabras de admiración y un “sigan adelante”.
La última noticia que tenemos de las creadoras del proyecto es que hay posibilidades de realizar una temporada en algún recinto de la Ciudad de México.
Séptima escena: Nosotras Frontera, es el nombre del colectivo teatral conformado por mujeres que no son actrices pero que tienen algo interesante que contarle al mundo.


Comment Box is loading comments...