Ejecutivo

En 18 meses fueron asesinadas 195 mujeres en la Ciudad de México

Se realizó el Foro “CDMX, dos décadas del Derecho de las Mujeres a una Vida libre de Violencia”, organizado por el Gobierno de la Ciudad de México.


* El derecho a vivir sin violencia es el número uno para las mujeres y las niñas.

Alicia Mendoza

SemMéxico. Cd. de México. 8 febrero 2017. María de la Luz Estrada, coordinadora ejecutiva del Observatorio Nacional de Feminicidio, señaló que en 18 meses, 2015 a julio de 2016, fueron asesinadas 195 mujeres en la Ciudad de México, y que sólo el 43 por ciento de estos casos están siendo investigados como feminicidio.

En el caso de las niñas, advirtió Teresa Incháustegui, “la violencia que se ejerce contra las niñas y las adolescentes no es denunciada, está debajo de la alfombra, porque la familia la tapa, es un delito que no se ve”.

Esto fue dicho durante el Foro “CDMX, dos décadas del Derecho de las Mujeres a una Vida libre de Violencia”, organizado por el Gobierno de la Ciudad de México, a través de la Secretaría de Gobierno y el Instituto de las Mujeres (Inmujeres CDMX), en donde se analizaron los avances y retos en materia de legislación con perspectiva de género y políticas públicas de prevención de la violencia contra las mujeres.

Teresa Incháustegui Romero, directora general del Inmujeres CDMX, afirmó que el derecho a vivir sin violencia es el número uno para las mujeres y las niñas, “es la puerta de entrada a todos los derechos, vivir sin violencia nos permite desarrollarnos como personas”.

Recordó que la Organización Mundial de la Salud, considera la violencia contra las mujeres como una pandemia, y que el 90 por ciento de ésta ha sido ejercida por personas conocidas, familiares, parejas y ex parejas de las mujeres.

Al reflexionar sobre las mejoras necesarias a las políticas públicas que llevan más de 20 años en el país para atacar la violencia contra las mujeres, Incháustegui indicó que hace falta armonizar la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en la Ciudad de México (LAMVLV), los reglamentos y disposiciones.

Además, la presidenta del Inmujeres CDMX expuso dos nuevos instrumentos que el Gobierno de la Ciudad de México implementó en noviembre del año pasado para fortalecer el derecho a vivir sin violencia. El primero es el Sistema Informático de la Red de Información de Violencia contra las Mujeres y las Niñas en la Ciudad de México, que está establecido en la LAMVLV donde a través de una Cédula Única de Registro se integrará una base de datos con todas las mujeres que acudan por estos casos a solicitar atención en las cinco redes de servicios que hay en la capital mexicana.

El segundo, explicó, es el Sistema para la Identificación y Atención del Riesgo de Violencia Feminicida en víctimas recurrentes de violencia, el cual está integrado por la Secretaría de Salud y la de Seguridad Pública capitalinas, la Procuraduría General de Justicia de la CDMX, el Inmujeres CDMX y el Tribunal Superior de Justicia, que cuentan con información dura sobre las mujeres, sus agresores, el lugar de la agresión y el número de denuncias, y con estos datos identificarán a las víctimas que tengan varias denuncias, se presenten de manera frecuente con lesiones en los servicios de salud o tengan órdenes de protección, para valorar el riesgo de ser privadas de la vida por sus agresores y ofrecerles atención personalizada.

Al admitir que aún no se tienen “todas las soluciones para muchas mujeres”, la directora del Inmujeres CDMX explicó que estas nuevas herramientas son perfectibles, que requieren recursos, de la participación de expertas y de organizaciones de atención a víctimas; “ahorita se necesita capacitación del personal, afinar y probar” dichos instrumentos, puntualizó.

Por su parte, María de la Luz Estrada, del Observatorio Nacional de Feminicidio, señaló que el contexto de la violencia contra las mujeres ha cambiado, por eso es importante reconocer las características de los asesinatos de mujeres, tener la radiografía clara sobre qué pone en riesgo a las mujeres, para tener claro quién es el agresor.

Además, citó datos de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México que las delegaciones que concentran el mayor número de asesinatos de mujeres son Iztapalapa, Xochimilco y Tlalpan.

En su participación, María de los Ángeles López Peña, subprocuradora de Atención a Víctimas del Delito, Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, hizo un balance de la ampliación de los servicios de atención a mujeres y niñas víctimas de violencia en la CDMX, para la los cuales hace falta una capacitación mayor de los servidores públicos para ofrecer una atención diferente a las víctimas de violencia feminicida, también falta mayor coordinación de todas las instituciones de gobierno para proteger la vida, indicó.

De igual forma, la investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH-UNAM), Martha Patricia Castañeda Salgado, destacó que un elemento necesario para erradicar la violencia contra las mujeres es la ciudadanización y el auto reconocimiento de las mujeres como sujetas sociales, políticas y de derechos.

En la última mesa, Carlos Javier Echarri Cánovas, investigador de El Colegio de México, explicó que los registros, bases de datos, cifras y datos de los casos de feminicidio en la CDMX aún no están actualizados o no son precisos y desglosados, lo que limita la posibilidad del análisis.

Por otro lado, dijo que el Gobierno de la Ciudad de México debería investigar con perspectiva de género todas las muertes violentas de las mujeres, y añadió que “debería tener como obligación retomar como propio” el amparo que concedió la Suprema Corte de Justicia de la Nación a Irinea Buendía para que la Procuraduría General de Justicia del Estado de México investigue la muerte de Mariana Lima Buendía como feminicidio.


Comment Box is loading comments...