Otra mujer será gobernadora este año

Josefina Vázquez Mota, del PAN, podría llegar a la gubernatura del Edomex.


* En los otros dos Estados en que habrá disputas electorales este año, Nayarit y Coahuila, no existen posibilidades de algún triunfo femenino.

Natalia Vidales

SemMéxico. Sonora. 8 de febrero de 2017.- Todo indica que nuestra mandataria Claudia Pavlovich dejará de ser la única gobernadora de México este mismo año. Y lo más probable es que sea Josefina Vázquez Mota, del PAN, por el Estado de México, quien la empareje en tan importante investidura.

Arrancó el 2017 con la noticia político-electoral más esperada: el lunes pasado se destapó al estilo priísta de siempre la precandidatura “de unidad” a favor de Alfredo del Mazo Maza a la gubernatura del Edomex, una entidad donde el PRI siempre ha ganado la primera magistratura, pero que el próximo domingo 4 de Junio puede cambiar la historia. El resto de los aspirantes se disciplinaron a los designios de Peña Nieto y le levantaron sumisos la mano al ungido en la sede del PRI en la ciudad de Toluca.

El Edomex es considerado el laboratorio electoral previo a los comicios presidenciales del 2018, y que ya también se vislumbra a la vuelta de la esquina. Sin olvidar que a partir de este siglo el experimento del PRI ahí fracasó: mientras el tricolor refrendaba una y otra vez sus triunfos en el Edomex, Fox y Calderón, por el PAN, ganaban las elecciones presidenciales, dejando en la banca a Francisco Labastida y a Roberto Madrazo, respectivamente.

La definición está entre Josefina Vázquez Mota, excandidata a la presidencia de la República el 2012, y la aspirante de MORENA --ya también formalmente precandidata desde Enero pasado-- la diputada federal Delfina Gómez Álvarez para que sea, la una o la otra, la siguiente gobernadora del Estado más poblado del país y con un padrón electoral superior a los once millones de votantes.

Carolina Monroy del Mazo (exsecretaria nacional del tricolor, prima de Alfredo y también integrante del mítico grupo Atlacomulco, de donde han emanado seis gobernadores y un presidente de la República) estuvo a punto de lograr la prenominación del tricolor, lo que hubiera garantizado al cien por ciento la gubernatura para otra mujer en el país, pero se impuso la decisión desde Los Pinos. Como sea… en esta ocasión el PRI dará paso finalmente a la alternancia en el Edomex: con Josefina, del PAN, o con Delfina, de MORENA. El PRD ahí volverá a ser un competidor meramente testimonial en la figura --otra vez-- del senador Alejandro Encinas como candidato.

Lo anterior no significa, desde luego, cantar victoria anticipada a favor de alguna de ellas el verano próximo: el PRI tiene buena parte de los 200 mil millones de pesos del “gasolinazo” para intentar burlar al destino con la compra masiva de votos, pero la madurez y la prevención del INE tanto como la observancia ciudadana y la de los partidos de oposición hará complicado el éxito de los ratones locos, del embarazo y robo de ánforas, de los carruseles y demás prácticas del PRI para salirse con la suya a como dé lugar. Recordemos que el Edomex sería el escondite y refugio de los damnificados políticos del tricolor luego de que, ahí también irremediablemente, salgan del palacio nacional el año que entra.

Todavía a mediados de Enero se consideraba la necesidad de una alianza entre el PAN y el PRD para ir juntos con un candidato o candidata para el Edomex como una fórmula segura para atajar al PRI --sobre todo tras la exitosa mancuerna electoral del 2016 que le sacó al tricolor cuatro gubernaturas-- pero finalmente no hubo acuerdo y cada cual irá por su cuenta y riesgo tras la debilidad del PRI en esta ocasión; y porque en realidad ahora es MORENA el partido a vencer. Los momios en las encuestas indican un empate técnico entre el PAN y MORENA, con una ventaja mínima a favor de este último partido.

Tanto en el PRI como en MORENA los precandidatos al Edomex fueron nombrados verticalmente: en aquel por el Presidente y en este por López Obrador y luego vendrá la legitimación partidista. Josefina, en cambio, aunque es la más fuerte aspirante tendrá que pasar primero por un proceso al interior del PAN para ser nominada en una próxima y ejemplar jornada de sus militantes estatales.

En los otros dos Estados en que habrá disputas electorales este año, Nayarit y Coahuila, no existen posibilidades de algún triunfo femenino. Quien más se acerca es, en Coahuila, la perredista Mary Thelma Guajardo Villarreal a quien, desde luego, se le reconoce su entrega y participación independientemente de lo remoto de su elección.

En conclusión: Claudia Pavlovich tendrá este año a una compañera en la Comisión Nacional de Gobernador@s, aunque será de otro partido. Eso…es lo de menos.



Comment Box is loading comments...