Internacional

Debe México posicionarse como garante de la población migrante

Construcción del muro medida inhumana, innecesaria y poco efectivas.


* Organizaciones centroamericanas de migrantes exigen que el gobierno mexicano prepare su propia agenda migratoria.

Gabriela Ramírez

SemMéxico, Cd. de México, 26 enero 2017.- Organizaciones centroamericanas de migrantes exigen que el gobierno mexicano prepare su propia agenda migratoria y que se posicione como garante de los derechos humanos de la población migrante.
Mientras tanto, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), asegura que las medidas anunciadas por el presidente Donald Trump respecto a la construcción del muro son inhumanas, innecesarias, poco efectivas y costosas.
México debería responder demostrando independencia y dignidad.
En el tema migratorio hay temores fundados que el gobierno de México pudiera utilizar a los migrantes centroamericanos como moneda de cambio para tratar temas de la renegociación de los tratados comerciales, señala Marta Sánchez Soler, presidenta del Movimiento Migrante Mesoamericano.
En un comunicado, Sánchez Soler explica que ahora más que nunca, el tema de la migración desde una óptica regional y promover la unidad del continente americano en el tema de la defensa y promoción de los derechos de las personas migrantes y en el desarrollo de políticas regionales en el tema desde una óptica de desarrollo y seguridad humana.
Incluso, propone que el presidente Enrique Peña Nieto, promulgue un decreto que elimine la visa de ingreso a los cuatro países centroamericanos: Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala, y que predicando con el ejemplo se construyan políticas migratorias de estado, regionales, congruentes, solidarias y humanitarias.
En este sentido, y luego de las medidas anunciadas por el presidente de Estados Unidos para la construcción del muro, la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos pronunció su total rechazo.
“La amenaza de que millones de personas serán separadas por deportaciones, que los solicitantes de asilo no recibirán refugio, y que los derechos de los migrantes no serán respetados son contrarios a los valores de Estados Unidos.
En una nación que está hecha de migrantes e hijos de migrantes, la retórica que estigmatiza comunidades enteras es ofensiva y dañina”, señala Matt Clausen, Director Ejecutivo de WOLA en un pronunciamiento publicado en su sitio web.
WOLA explica que los flujos migratorios en el país son los más bajos en 40 años, que ya existe un muro en la frontera México–Estados Unidos y que la gran mayoría de los migrantes no son delincuentes, ni violentos.
“Cerca del 80 por ciento de las y los migrantes deportados por tener antecedentes criminales, cometieron delitos relacionados con su estatus migratorio (es decir, su delito fue el ingreso o el reingreso ilegal a los Estados Unidos) o delitos no violentos, por ejemplo, relacionados con accidentes de tránsito.
Respecto al pago del muro, Matt CLausen señala que “estas declaraciones son altamente irrespetuosas para nuestro país vecino y para la comunidad latina. Los Estados Unidos se está aislando de la región con estas acciones que han sido aprobadas”.
Algunos datos sobre migración
Según el portal de WOLA:
• Ya hay una barrera a lo largo de 653 millas de la frontera de México y los Estados Unidos. En 2015 había solo 120 millas de barrera.
• Construir sólo 413 millas más de barrera costaría 11.370 millones de dólares, según una reciente estimación de la US Customs and Border Protection. Esto se sumaría a los más de $ 25 millones que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ya gasta anualmente para reparar las vallas existentes y los caminos fronterizos.
• El número de inmigrantes indocumentados aprehendidos en la frontera entre Estados Unidos y México está cerca de su nivel más bajo desde principios de los años setenta.
• El número total de llegadas aumentó ligeramente en el año 2016, tendencia que continuó en los dos primeros meses del año 2017. Sin embargo, este crecimiento se debe al aumento de las llegadas de niños y familias no acompañados, principalmente de Centroamérica, quienes huyen de amenazas y violencia. En su mayor parte, estos niños y familias no están tratando de evadir la captura, por el contrario, piden protección.
• Los países de El Salvador, Guatemala y Honduras -de donde proviene la mayoría de estos migrantes- enfrentan niveles sin precedentes de delitos violentos. Los tres se encuentran entre las diez primeras naciones con tasas de homicidios más altas, y los que viven allí enfrentan algunas de las condiciones más peligrosas del mundo fuera de las zonas de guerra activa.


Comment Box is loading comments...