Mujeres

Piden detener violencia política de género en plataforma digital

*Piden la intervención del Presidente y los gobernadores de Oaxaca, Guerrero y Chiapas


* La presidenta municipal ha sido víctima de diversas agresiones: su casa fue baleada y luego allanada

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 24 enero 2017.- A través de la plataforma digital Chage.org se emitió una carta para demandar un ¡Alto a la violencia política contra las mujeres! En el que se exponen los casos de tres presidentas municipales, de Oaxaca, Guerrero y Chiapas.
La carta que ha sido publicada por el Colectivo por la Ciudadanía de las Mujeres pretende alcanzar un total de cien firmas y está dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, así como a los gobernadores de Oaxaca y Chiapas, Alejandro Murat Hinojosa, Héctor Astudillo Flores, y Manuel Velasco Coello, respectivamente.
A través de la plataforma explican que las tres mujeres ganaron las elecciones y hoy son presionadas para dejar sus cargos para ser sustituidas por hombres, se trata de Samantha Caballero es presidencia municipal del San Juan Bautista lo de Soto; Felicitas Muñiz es presidenta municipal de Cuilapan, Guerrero, y Rosa Pérez, presidenta municipal de San Pedro Chenalhó, Chiapas.
La petición es para demandar el cese a la violencia política contra las mujeres que deciden ejercer su derecho a la participación política; acciones urgentes para que las mujeres con cargos de representación puedan ejércelos en condiciones de seguridad, de manera plena y con garantías de no repetición de los actos de violencia en su contra, y cumplimiento de la ley y cese de la simulación de la participación política de las mujeres.
En su solicitud plantean las historias de cada una de ellas:
Samantha Caballero es presidencia municipal del San Juan Bautista lo de Soto, Jamiltepec, Oaxaca. Ganó la elección por el PRI el 5 de junio de 2016. Dos días antes de que tomara posesión del cargo, el 30 de diciembre de 2016, el síndico municipal Pablo Árnica Valentín acudió a casa de la presidenta para pedirle que dejara el cargo, pues existía un acuerdo político previo para que ella fuera la síndica y él síndico fuera el presidente municipal, advirtiéndole que si no aceptaba, se atuviera a las consecuencias, Samantha (Caballero) no aceptó.
El 1 de enero de 2017, luego de la toma de protesta, el síndico y los regidores de obras, hacienda y educación, tomaron el palacio municipal: sellaron las puertas, cambiaron las chapas, se llevaron todos los vehículos, la ambulancia, el carro de volteo y las patrullas.
A la fecha la presidenta municipal no ha ejercido sus funciones de manera cabal ni en condiciones de seguridad, por lo que solicitó a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) medidas cautelares y presentó su denuncia ante la Fiscalía Especializada para Delitos Electorales (FEPADE) e iniciará otras acciones legales para que su cargo sea respetado.
Samantha Caballero de 29 años de edad, además de ser agredida por ser mujer, recibe agresiones que la denostan por su edad, el síndico además de referir a su “incapacidad por ser mujer”, asegura que con ella la población no progresará pues no cuenta con los contactos influyentes que garanticen que su población tendrá obras garantizadas.
Felicitas Muñiz es presidenta municipal de Cuilapan, Guerrero, por el partido Movimiento Ciudadano. Ganó las elecciones del 7 de junio de 2015 e inició su gestión el 31 de septiembre de ese mismo año. En mayo de 2016 tres regidores de su cabildo, encabezados por el síndico Benito Sánchez Ayala exigieron su renuncia, argumentando que “una mujer no va a poder conseguir obras” y acusándola de desvío de recursos, sin que dichas acusaciones sean fundamentadas.
Desde esa fecha, la presidenta municipal ha sido víctima de diversas agresiones: su casa fue baleada y luego allanada; su sala, colchón y un tanque de gas fueron llevados al zócalo de la población en donde fue quemada también una camioneta del municipio. Es denostada y enfrenta una campaña de difamación en la comunidad y en medios de comunicación en la que prevalece un lenguaje sexista y machista. Su familia fue desintegrada y desplazada para salvaguardar su vida e integridad física.
Rosa Pérez es la presidenta municipal de San Pedro Chenalhó, Chiapas, por el Partido Verde Ecologista. Ganó las elecciones el 19 de julio de 2015 y el 25 de mayo de 2016, el Congreso del Estado de Chiapas decretó aprobar su renuncia al cargo, pese a que Rosa fue obligada a firmarla por parte de un grupo de personas inconformes de su comunidad que a manera de presión secuestraron a dos legisladores, y quienes argumentaban que “una mujer no puede gobernar”. Dado el nivel de violencia Rosa Pérez y su familia tuvieron que desplazarse de manera forzada lejos de su comunidad.
El 17 de agosto de 2016 la Sala Superior del TEPJF resolvió la sentencia SUP-JDC-1654/2016 con la que revocó el decreto del Congreso local y pidió reincorporar a Rosa Pérez a su cargo sin embargo a la fecha no existen las condiciones para que Rosa pueda ejercer el cargo para el cual fue electa.




Comment Box is loading comments...