Congreso

Hay que romper a manotazos los paradigmas: Cruz Mendoza

Apatía para atender la violencia política, Protocolo en la congeladora


* Es necesario considerar en qué punto se puede considerar que se trata de violencia política, cuando una mujer que sea presidenta, regidora, directora y si no la dejan asumir la responsabilidad

Zaira Hernández , corresponsal

SemMéxico, Oaxaca, 19 enero 2017.- Oaxaca carece de un protocolo de actuación que erradique la violencia política que se presenta en contra de mujeres, en especial de quienes buscan conducir sus comunidades, expresó la diputada local Eufrosina Cruz Mendoza.
La legisladora presentó a inicios de este mes un punto de acuerdo que fue aprobado por obvia y urgente resolución para la integración de este protocolo con la participación de las autoridades competentes.
No obstante, legisladores del Congreso local no han avanzado en este tema para garantizar la participación política de las mujeres.
La propuesta, explicó Cruz Mendoza va dirigida al Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca(IEEPCO), a la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO), a la Fiscalía General y a la Secretaría de la Mujer.
Esas instancias deberían establecer el protocolo para identificar casos de violencia política, y la forma de contrarrestarlo.
La diputada busca que Oaxaca cuente con este protocolo que ya existe a nivel nacional.
“Es necesario considerar en qué punto se puede considerar que se trata de violencia política, cuando una mujer que sea presidenta, regidora, directora y si no la dejan asumir la responsabilidad, o cuando es amenazada, hostigada y el entorno se vuelve adverso, es violencia política.
“Es coadyuvar para que se facilite en la promoción y difusión de la prevención de este acto que pone en riesgo la integridad física y moral de las mujeres”, señaló la diputada del Partido Acción Nacional (PAN).
Para Cruz Mendoza en Oaxaca se mantiene la violencia política y los casos que se han ventilado, sólo representan una mínima parte de quienes se atrevieron a denunciar sus casos.
“Hay apatía para atender esta violencia, y en muchos casos se justifican en los usos y costumbres, en la autonomía en no trastocar la paz y la tranquilidad de la comunidad”, añadió.
Consideró que existen muchas mujeres que quieren ser parte de la autoridad de su municipio, sin embargo, se detienen porque no cuentan con acompañamiento que les asegure sus derechos.
“Hay que ir rompiendo a manotazos los paradigmas, los aspectos que obstaculizan este desarrollo político de las mujeres”, abundó.
Hasta el momento, aunque existe en la legislatura el término de violencia política como un delito, hasta el momento es letra muerte porque ninguna mujer la ha invocado.
En Oaxaca hay más de 50 presidentas, mil regidoras, cien síndicas, reportó.




Comment Box is loading comments...