Claudia Pavlovich y el 2018

Mujer y Poder


* En el Estado de México se pronostica una lucha encarnizada

Natalia Vidales

SemMéxico, 16 enero 2017.- Luego del criminal gasolinazo -pero ya desde antes por un sinfín de abusos y de errores del gobierno federal a lo largo del sexenio- se considera que el PRI perderá irremediablemente la elección presidencial del 2018 y que, en la víspera de este 2017, también será desbancado en los estados de México, de Nayarit y de Coahuila donde se renovarán las gubernaturas.
Pero en el Estado de México se pronostica una lucha encarnizada: se trata de la cuna y sostén del grupo Altacomulco, del PRI, y del que han emanado, desde los años 40, todos gobernadores, varios precandidatos a Los Pinos y un presidente de México: Peña Nieto.
Pese a la llegada de la alternancia nacional el año 2000 con Fox, en 1999 Arturo Montiel había mantenido la gubernatura en el Edomex para el PRI; y seis años después, el 2005, Enrique Peña Nieto repitió la especie, un año antes de que Felipe Calderón ganara la Presidencia –de ahí que sea inexacto aquello de que el Edomex es el laboratorio electoral previo a las elecciones presidenciales- constituyéndose así esta entidad en un cómodo refugio de damnificados del poder federal, lo que podría volver a ocurrir el 2018 de perder la elección presidencial.Y de ahí lo imperativo de sostener ese bastión de reabastecimiento del PRI para el futuro. Se afirma que buena parte de los 200 mil millones de pesos que el gobierno federal recibirá por el gasolinazo son para “invertirlos” en la elección.
Pero eso no significa que el PRI no dará la pelea presidencial el 2018: los políticos -sobre todo cuando están en el poder- viven dentro de una burbuja de confort palaciego o partidista que los hace suponer que repetirán o que ganarán la siguiente partida. Es su naturaleza. Los casos más patéticos son el de Roberto Madrazo, del PRI, el 2006, y el de Josefina Vázquez Mota, del PAN, el 2012: ambos mandaron a sus partidos hasta el tercer sitio en las elecciones presidenciales sin enterarse del todo cómo había podido suceder tal cosa.
Ciertamente que para el 2018 los más sonantes del tricolor -Osorio Chong, Videgaray, Nuño y Meade- no están en su mejor forma y se antojan como un remix de Peña Nieto de llegar al poder, y de ahí lo impopular de alguna de esas candidaturas. Sobre todo frente a la figura de López Obrador, de MORENA, de Ricardo Anaya o de Margarita Zavala del PAN, y de Miguel Ángel Mancera, o de Alejandra Barrales del PRD.

Pero en el PRI ha aparecido una nueva y fresca posibilidad en la figura de Claudia Pavlovich. Desde que llegó al mandato de Sonora empezó a ser apuntada en las listas de los precandidatos aunque con poco margen a su favor pues no era aún muy conocida ni tampoco un personaje de la política nacional. Pero las cosas empezaron a cambiar rápidamente: la notoriedad por ser la única mujer gobernadora, y el haber logrado la hazaña de procesar penalmente al exgobernador Padrés Elías, al exalcalde de Hermosillo, y a varios peces gordos y medianos más la ha catapultado en el conocimiento de su persona en todo el país y de sus acciones: a las anteriores se suman la reducción de las pensiones millonarias en el ISSSTESON, su oposición al gasolinazo y las medidas locales para paliarlo, la reciente ley de límites al endeudamiento estatal y municipal, la fiscalía anticorrupción, el recorte de nómina y de gastos burocráticos, la eficiencia de los recursos, y el fin de semana pasado la cereza que faltaba: su iniciativa para reducir en un 50 % los ingresos de los partidos políticos. Todo ello la ha convertido en una política de filiación priista pero con distintivos únicos que la convierten en una magnífica carta para el 2018.
Ella dice, desde luego, que no: que su gestión es aquí en Sonora. Pero tal vez “sin querer queriendo” las circunstancias y sus decisiones la han colocado en una nueva ruta de su partido rumbo a Los Pinos. Lo que ha venido haciendo en poco más de un año es política y socialmente extraordinario, lo que se traduce en un valioso haber electoral.






Comment Box is loading comments...