Ejecutivo

Inclusión de mujeres en igualdad, clave para México

Hay avances en el terreno político y en ciencia y tecnología: INMUJERES


* Frente al complejo escenario económico mundial, hoy más que nunca, la inclusión de las mujeres en la fuerza laboral en condiciones de igualdad es clave para el bienestar de las familias

Redacción


Sara Lovera
SemMéxico, Cd. de México, 10 enero 2017.- Frente al complejo escenario económico mundial, hoy más que nunca, la inclusión de las mujeres en la fuerza laboral en condiciones de igualdad es clave para el bienestar de las familias y el crecimiento económico de México, afirmó la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), Lorena Cruz Sánchez.
Al participar como primera oradora en la presentación del primer estudio de país sobre la brecha de género realizado por la OCDE, rescató del estudio que México supera en siete puntos porcentuales, sobre la media de la OCDE, respecto al número de mujeres graduadas en ciencias, matemáticas, ingenierías y computación. Es decir, hay avances en materia de educación, con más mujeres en carreras “no tradicionales”.
Reconoció que hay una alta tasa de deserción escolar, por ello las becas y otras acciones afirmativas, son un apoyo para que las niñas y las jóvenes no abandonen sus estudios por falta de recursos o por un embarazo temprano, un problema estancado desde los noventa, pero que hoy se atiende mediante la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes.
El estudio denominado Construir un México Inclusivo. Políticas y Buena Gobernanza para la Igualdad de Género, se realizó a petición de INMUJERES, pero requirió información, por lo que Cruz Sánchez reconoció a las agencias gubernamentales y a gobiernos estatales que colaboran con datos y contextos.
Lorena Cruz Sánchez dijo que el objetivo del estudio país fue conocer e identificar las acciones que “tenemos que impulsar”.
Agregó que, además, hay avances en el terreno político y la paridad, por primera vez en la historia del país, como lo señala el estudio, la perspectiva de género es una estrategia transversal en el Plan Nacional de Desarrollo, materializado a en el Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (PROIGUALDAD), instrumento programático integral de cumplimiento obligatorio para toda la Administración Pública Federal.
En el auditorio se encontraban los enlaces de género de toda la administración pública, diputadas, senadoras, otras funcionarias y la representante en México de ONU Mujeres.
La presidenta de INMUJERES reconoció que el estudio es claro: “México, como la gran mayoría de países, tiene un largo camino por recorrer para alcanzar la igualdad de género; sin embargo, va en el camino correcto, al contar con un robusto marco jurídico y normativo, con mecanismos e instituciones que están trabajando, y con recursos presupuestales destinados a la igualdad entre mujeres y hombres, que son recursos, intransferibles e irreductibles, para asegurar que haya más programas e iniciativas para la autonomía y empoderamiento de las mujeres”.
Recordó que, tras las últimas elecciones, México alcanzó más de 40 por ciento de mujeres en los escaños de la Cámara de Diputados y se logró conformar congresos estatales paritarios, 23 de ellos con una representación en promedio de 40 por ciento, sólo dos con una mayor al 20 por ciento. No obstante, los desafíos mayores están en la representación de las mujeres en las alcaldías, al tener sólo 14 por ciento de representación.
Otros avances son que México tiene estadísticas robustas, que la baja participación de las mujeres en el mercado laboral está relacionada con la enorme carga de trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que pesa sobre ellas, restringiendo su tiempo y oportunidades laborales.
La OCDE sostiene que las mexicanas se enfrentan a una de las mayores cargas de trabajo no remunerado, esto significa que asumen casi 77 por ciento de todas las tareas domésticas y de cuidado infantil sin pago en sus hogares, porcentaje mayor al de casi todos los demás países de la OCDE.
De ahí, explicó Cruz Sánchez, que “hemos realizado importantes esfuerzos para llevar la medición del trabajo no pagado y el uso del tiempo a la cuenta satélite de trabajo no remunerado de los hogares, que nos permita generar más acciones y políticas públicas de corresponsabilidad entre el gobierno, las familias y el mercado”.
Sobre la incorporación de las mujeres al mercado, la presidenta de INMUJERES afirmó que es necesario y urgente abrir un amplio debate en torno al diseño de un sistema de cuidados, especialmente, cuando en algunos años enfrentaremos el envejecimiento de la población y la mayor prevalencia de personas con enfermedades crónico-degenerativas que requerirán cuidados.




Comment Box is loading comments...