Espotización Ad Náuseam

Mujer y Poder


* ¿Habrá algún sensato que capte que el hartazgo no lo beneficia?

Natalia Vidales

Natalia Vidales,
SemMéxico, Hermosillo, Son., 8 enero 2018.- Los miles de spots en la radio y la televisión que se están transmitiendo en las precampañas electorales, son apenas la punta del iceberg de los millones que nos esperan en las próximas semanas y meses. Así es que si Usted ya está hasta el infinitum por la repetición de ellos… váyase armando de mayor paciencia.

El monitoreo de estos flashazos, por parte del Instituto Federal Electoral (el INE), arroja que apenas en 10 días, del arranque de las precampañas el 14 de Diciembre al día 24, López Obrador ocupó 28 horas con 29 minutos de tiempo aire en las radiotelecomunicaciones; Meade 20 horas con 13 minutos; y Ricardo Anaya 14 horas con 47 minutos y 57 segundos.

Tal vez esas cifras no nos digan mucho pero si dividimos ese tiempo en los apenas entre 15 y 20 segundos que dura cada spot… comprenderemos su machacar mañana tarde y noche en los medios. Sin contar, además, los anuncios -- con los mismos temas de los promocionales-- en los periódicos, las revistas y, desde luego, en la Internet que se contabilizan aparte.

Conforme a la ley, no debería de existir todavía ésta multiplicación de spots, porque establece que si no hay precandidatos al interior de los partidos compitiendo por la nominación, tampoco debe haber precampañas (porque aquella es la finalidad de las mismas). Al respecto, el Director de Prerrogativas y Participación Política del INE, Patricio Ballados, señaló dicha irregularidad, pero que no se han presentado denuncias por ningún partido político para que el Instituto pueda proceder a dictar las medidas cautelares y detener los spots. O sea: no va actuar y por lo tanto la situación seguirá igual… una campaña anticipada.

Por otra parte éstas precampañas también pecan de que, salvo algunos spots donde se pide el voto de los correligionarios para ganar la nominación (como si todos los mexicanos no supiéramos ya quienes serán los candidatos), están dirigidas a la población abierta como si todos fuésemos a participar en la selección siendo que ninguno de los partidos optó por ese camino. Y además, los contenidos se refieren a temas generales de campaña, no a los específicos de las precampañas.

Lo anterior les parecerá a muchos una sutileza, pero no lo es: primero porque la tolerancia a la violación “chiquita” de la ley presagia violaciones mayores más adelante; y segundo porque entonces las campañas en realidad durarán desde el 14 de Diciembre hasta el 27 de Junio. Es decir más de ¡seis meses!, en vez de los tres previstos en la ley. Y de ahí que el bombardeo de los spots hará que el más paciente de los ciudadanos se exaspere..como ya está sucediendo porque, como ha ocurrido en otras campañas, los mensajes de los precandidatos son repetitivos. ¿Habrá algún sensato que capte que el hartazgo no lo beneficia?

Se trata de más de 59 millones de spots -- 41 millones para los partidos y los candidatos, y 18.7 para las autoridades electorales-- . Demasiados desde cualquier óptica.

Por si fuera poco no se trata propiamente de cápsulas donde se envía un mensaje corto o una propuesta clara, sino de un mero bombardeo para darse a conocer o para criticar a los contrarios.

Comment Box is loading comments...