Mujeres

“Si todo lo que se espera de ti es que seas una muñeca, quítate el disfraz”: Nora

Casa de muñecas se presenta en el Teatro Helénico, del 5 de enero al 4 de febrero


* La falta de autoestima y la normalización de la violencia, hacen de Casa de Muñecas un texto imprescindible para entender la condición de miles de mujeres

Lizbeth Álvarez Martínez

SemMéxico. Cd. de México. 8 de enero de 2018.- La obra de teatro “Casa de Muñecas” del autor Henrik Ibsen ha causado polémica desde su estreno en 1879. A 138 años de su lanzamiento, la puesta en escena sigue siendo desafiante, reveladora de la condición humana y femenina.
Es considerada uno de los más grandes clásicos del teatro universal. Se ha traducido y representado en casi todos los idiomas del mundo. Es una obra icónica que ha marcado a generaciones enteras de mujeres que han luchado por la equidad e igualdad de género.
En entrevista la actriz y productora, Andrea Salmerón, expresa que estaba buscando una obra que hablara sobre los micromachismos: “tenía muchas ganas de hablar del tema, sobre las pequeñas violencias de la vida cotidiana que lastiman a las mujeres”, afirma.
“No solo las violencias como los golpes o las cosas que ya son muy notorias, sino lo que sucede en el día a día, que va aminorando la autoestima de las mujeres: que no eres capaz, que no suficientemente guapa, delgada, inteligente, suficientemente elegible para los varones”.
Nora, la también protagonista de Casa de Muñecas, ha sido todo lo que espera de ella: buena hija con su padre, esposa encantadora y complaciente con Torvaldo, así como una madre amorosa de tres hijos. Torvaldo la protege y consiente como a una niña pequeña y caprichosa incapaz de valerse por sí misma. Encuentra placentero el darle dinero y elegir por todo por ella, hasta sus atuendos. Es incapaz de ver a Nora como una persona adulta. Ella, por su parte, juega el papel de muñeca-esposa: bella, juguetona, un tanto boba. Encerrada en su casa con sus hijos, cumple sus deberes de esposa y madre, ¿y sus deberes para consigo misma?
La violencia cotidiana y normalizada en la relación entre Nora y Torvaldo podría pasar desapercibida: no hay golpes, sino caricias. No hay gritos, sino apodos cariñosos. Es una radiografía de cómo están constituidas las sociedades y las relaciones de matrimonio en una clase media que quiere sobresalir y pelea por su supuesto bienestar.
El temor al rechazo, la falta de autoestima y la normalización de la violencia, hacen de Casa de Muñecas un texto imprescindible para entender la condición de miles de mujeres que continúan sufriendo abusos en las relaciones de parejas. También es un llamado de atención a reflexionar sobre los hábitos generacionales que aun conservamos y no debería tener cabida en el siglo XXI.
Casa de muñecas se presenta en el Teatro Helénico, del 5 de enero al 4 de febrero, los viernes a las 20:30 horas, sábados a las 17:00 y 20:00 y domingos a las 18:00 horas.

Comment Box is loading comments...