#LeyMordaza

La Opinión


* Para que la responsabilidad civil por daño moral pueda generarse, el demandante debe probar que la expresión difunde hechos falsos y con la intención de dañar

LA OPINIÓN

Lupita Ramos
SemMéxico/Crónica Jalisco, 28 diciembre 2017.- La Cámara de Diputados aprobó reformar el artículo 1916 del Código Civil Federal respecto de los motivos por los cuales se incurre en daño moral. La reforma señala que se considerará como ilícito cuando alguien “comunique, a través de cualquier medio incluidos los electrónicos, a una o más personas la imputación que se hace a otra persona física o moral, de un hecho cierto o falso, determinado o indeterminado que pueda causarle deshonra, descrédito, perjuicio o exponerlo al desprecio de alguien”. El cambio consiste en que se agregó la frase “cualquier medio incluidos los electrónicos, respecto a los medios por los que se podría “exponer desprecio” a alguien o “deshonrar” incluso señalando que el hecho puede ser cierto o verdadero.

 Esta reforma ha sido ampliamente criticada al considerarse que es un intento de censura para difundir contenido en redes sociales y podría frenar la crítica hacia los políticos justo en pleno proceso electoral.  Habrá que recordar que el derecho a la libertad de expresión limita de manera muy clara la posibilidad de la responsabilidad civil por daño moral en casos de expresiones de interés público, sobre figuras públicas. Es decir,  no puede generarse la responsabilidad por opiniones, para que la responsabilidad civil por daño moral pueda generarse,  el demandante debe probar que la expresión difunde hechos falsos y que el autor de la expresión los difunde con la intención de dañar.

La iniciativa fue propuesta por el diputado del PRI de Nuevo León, Pablo Elizondo, quien fundamentó su argumento de reforma en la libertad de expresión que protegen los artículos constitucionales 6 y 7, así como los artículos 13 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos y 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. La fundamentación de la reforma señala que todas las personas siguen gozando el derecho a la libre información, pero este podrá ser restringido cuando se exija que la persona responda por los daños que pueda causar a los derechos o a la reputación de otros.

 Todos los partidos políticos sin excepción aprobaron la modificación al código civil que ahora engloba no solo los medios de comunicación tradicionales sino también el internet y las redes sociales. El dictamen pasó sin ruido por la Comisión de Justicia que preside el también priísta de Nuevo León, Álvaro Ibarra Hinojosa y se aprobó en el pleno de la Cámara de diputados sin un solo orador que la apoyara o la rechazara.

Llama la atención no solo la manera calladita en que hicieron la reforma, sino que ésta ocurre justo antes de que comience el proceso electoral en el país, en el que habrá elecciones en 30 entidades federativas, además de la elección presidencial y senadores y diputados federales. Y coincide también con la aprobación de la Ley de Seguridad Interior que justifica la militarización del país. Piensa mal y acertarás me decía mi maestra Elena de la Peña de sexto de primaria.

A pesar de la mal llamada ley de seguridad interior y de esta ley mordaza con la que pretenden callarnos en medios electrónicos, hagamos de nuestros muros y redes sociales, primaveras de la democracia.

Comment Box is loading comments...