“No se confundan. Hagamos una sola palabra rebelde que agriete el muro”

La opinión


* Tienes razón, Marichuy. Preparémosnos sin miedo y con alegría

LA OPINIÓN

La vocera del Concejo Nacional indígena estuvo en Guadalajara. Ella se encuentra en proceso de registro de firmas para la candidatura independiente a la Presidencia de la República en el próximo proceso electoral 2018. Y aunque el número de firmas no rebasa el 10% aún, ella dice con claridad: “No se confundan, no estamos buscando votos, los estamos buscando a ustedes para organizarnos”.

Ella es Jalisciense, nació en la comunidad nahua de Tuxpan, Jalisco, el 23 de diciembre de 1963. Es médica tradicional. En 1994 después del levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), la comunidad de Tuxpan fue invitada a participar en un foro nacional indígena, convocado por el movimiento zapatista, que se realizó en San Cristóbal de Las Casas, y María de Jesús fue elegida como representante de su comunidad.

Gracias a su compromiso con el combate al machismo y las causas sociales y comunitarias, María de Jesús tuvo la oportunidad de que el 29 de marzo de 2001, como parte de la Marcha del Color de la Tierra, hablar en nombre de las mujeres indígenas de México ante el Congreso de la Unión, "para dejar en claro que el proceso de reconstitución integral de los pueblos indígenas del país es una tarea que incumbe tanto a los hombres como a las mujeres, en una misma lucha por lograr nuestra plena liberación". En 1995 se instaló en Tuxpan la Casa de Salud Calli tecolhuacateca tochan en la que Marichuy comenzó a colaborar con sus conocimientos de medicina tradicional y herbolaria.

Mujer sencilla y amable, en Guadalajara tuvo el gran tino de hablar de las luchas locales; expresó su solidaridad con quienes luchan por recuperar la tierra, el territorio, el agua. Habló de las desapariciones y del crimen organizado. En su discurso señaló que: “Estamos en esta ciudad azotada por la violencia de la delincuencia organizada, de la desaparición forzada; Guadalajara es como reflejo del capitalismo, es el desprecio hacia las clases pobres. Debemos de buscar la forma de organizarnos, de cómo construir a partir del desastre capitalista.

Debemos organizarnos ante la tormenta que se viene, con la mal llamada Ley de Seguridad Interior. Vengo aquí como es el mandato de nuestra asamblea general y les estamos pidiendo que vean esa tormenta que se viene. Preparémonos sin miedo y con alegría. Somos pueblos indígenas en Guadalajara, somos el consejo indígena de gobierno y el Congreso Nacional Indígena. Volteemos a ver la extensión de la superficie de lo que defienden, en lo que nuestros pueblos, Naciones y tribus estamos luchando. Necesitamos que desde las ciudades se organicen. Gobernémonos. Hagamos una sola palabra rebelde que agriete el muro. Nos necesitamos para hacer caer los muros. Necesitamos un mundo donde quepan todos los mundos. Nuestra lucha es con las madres y padres de las y los desaparecidos. Nuestro camino es con los de abajo, con los trabajadores organizados para defender sus derechos. Nuestro camino es abajo, desde ahí les llamamos a todas y todos para reconstruirnos como nación con los principios de mandar obedeciendo, ósea nuestra propuesta somos ustedes. Nunca más un México sin nosotros”.

Tienes razón Marichuy, preparémonos sin miedo y con alegría para agrietar los muros.


Comment Box is loading comments...