Mujeres

“En Yucatán también hemos recibido amenazas”, señalan defensoras

Activistas de Yucatán se suman a campaña nacional “22 Defensoras Asesinadas con Peña Nieto”


* Amenazas documentadas por la prensa no han sido atendidas por Fiscalía General del Estado

Lorena Castellanos Rincón

SemMéxico, Yucatán, 29 noviembre 2017.- En el marco del Día Internacional de las Defensoras de los Derechos Humanos, activistas de Yucatán se suman a la campaña nacional “22 Defensoras Asesinadas con Peña Nieto”, entre las cuales figura el nombre de Ema Gabriela Molina Canto, quien fue despojada de la vida el pasado 27 de marzo.

Adelaida Salas Salazar, representante de la asociación civil Ni Una Más Yucatán, destacó que con este pronunciamiento también alzan la voz para manifestar que han recibido amenazas en el estado “donde parece ser que no pasa nada, pero sí pasa”.

Durante la conferencia de prensa, reprodujeron la grabación de una llamada amenazante que recibió la asociación el 5 de septiembre de 2015, y detallaron que en mayo de 2016, Teresa Campos Ancona, una de sus integrantes recibió otra llamada donde la amenazaron con violarla y degollar a su hijo.

Asimismo, en septiembre de 2015 Ni Una Más Yucatán recibió amenazas de muerte en su página de Facebook, que entre otras cosas dicen que “se las va a cargar la chingada por estar defendiendo a mujeres putitas y por estar alterando la paz, por ser unas alborotadoras, por estar perjudicando al Gobierno del Estado”, las cuales a pesar de estar documentadas en la prensa local, no fueron atendidas por la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Nosotras somos una asociación civil sin fines de lucro y esto les molestó. Esta llamada que está reflejando no una molestia hacia una persona sino hacia un colectivo que se está movilizando para pedir que se deje de agredir a las mujeres en Yucatán y de ocultar sistemáticamente la violencia hacia las mujeres en Yucatán”.

Las activistas indicaron que a pesar de hacer las denuncias correspondientes y no quedarse “de manos atadas”, aquellos que “deben velar por nuestro bienestar como ciudadanas”, no hicieron caso.

Salas Salazar remarcó que en Yucatán, son “contadas” las organizaciones que “pueden decir que trabajan por los derechos humanos”, y que por alzar la voz, han recibido amenazas, aunque todavía no incurre al grado de asesinar a alguna persona, como en “otras partes del país”.

Además de las amenazas a Ni Una Más Yucatán, Paula Lira, defensora de los derechos de las niñas y los niños en la entidad, declaró que por su labor ha sido amenazada y le han negado el acceso a las escuelas, situaciones a las que las autoridades gubernamentales, como la Secretaría de Educación del Estado (Segey) han hecho caso omiso.

“Corremos el peligro de ser silenciadas o torturadas o desaparecidas, para que sigan con este abuso de poder y recaudando millones de pesos al año de los padres de familia en las escuelas públicas”, mencionó.

De igual forma señalaron que “cualquier mujer activista en Yucatán puede terminar muerta”, recordando el caso de Ema Gabriela Molina Canto, quien también fue activista, “salía a hacer plantones, agarraba los micrófonos para alzar la voz”, y las autoridades le negaron la protección y el apoyo que necesitaba.

“Nos estamos sumando para denunciar estas acciones y también para decir aquí estamos, en Yucatán también hemos recibido amenazas y para que no suceda lo mismo que en otros estados”, concluyeron.

SEM/lc/lr


   #Yucatan   #derechoshumanos
Comment Box is loading comments...