Ejecutivo

El Estado tiene la obligación y el reto de garantizar los derechos de las mujeres y las niñas: INMUJERES

Dan inicio los “16 días de Activismo”


* Millones de mujeres han alzado la voz para denunciar públicamente la violencia que enfrentan.

Redacción

SemMéxico. Cd de México. 25 de noviembre de 2017.- En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemora hoy 25 de noviembre, el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES) y la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (CONAVIM), reconocen que la violencia contra las mujeres y las niñas no distingue fronteras, edad o grupo social y constituye una violación al derecho humano, que tienen todas, a vivir una vida libre de violencia.

En un comunicado de prensa se dio a conocer que a partir de este sábado, las dependencias de la Administración Pública Federal (APF), los gobiernos estatales y municipales, las organizaciones de la sociedad civil, universidades y centros de trabajo darán inicio a los “16 días de Activismo” para atraer la atención de la sociedad con un claro llamado a la acción para eliminar la pandemia mundial que afecta a una de cada tres mujeres.

Este llamado ocurre en un momento sin precedentes, en el que millones de mujeres han alzado la voz para denunciar públicamente el acoso callejero, el hostigamiento y acoso sexual en los centros educativos, en los centros de trabajo, en la política, en las artes, entre muchos otros espacios, como ha ocurrido también en nuestro país.

Ante esta problemática, el INMUJERES señala que el Gobierno de la República ha emprendido diversas acciones para garantizar el derecho de las mujeres a la igualdad, la no discriminación y el acceso a una vida libre de violencia, entre las que se destacan: la perspectiva de género dentro del Plan Nacional de Desarrollo, convirtiendo a la política de la igualdad en un eje transversal de todas las políticas públicas.

Además, el Presidente de la República encabeza el Sistema Nacional de Igualdad entre Mujeres y Hombres y ha instruido a las dependencias y entidades de la APF a certificarse en la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 para la Igualdad Laboral y No Discriminación y a incluir la perspectiva de género en las Reglas de Operación de los programas presupuestarios. Esta acción fomenta prácticas de inclusión laboral, igualdad de oportunidades y no discriminación.

En materia de participación política de las mujeres, se estableció el principio de paridad entre mujeres y hombres en el acceso a candidaturas a cargos de elección popular.

Se puso en marcha el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, que ha beneficiado a más de 16.2 millones de mexicanas, con acciones desde protección y atención especializada para que puedan vencer los círculos de violencia; hasta créditos, proyectos productivos y capacitación para que puedan emprender, salir adelante y recuperar su proyecto de vida.

Se han creado 37 Centros de Justicia para las Mujeres en 24 entidades federativas, en los que se ha respaldado a más de 343 mil mujeres; se cuenta con 350 Centros para el Desarrollo de las Mujeres que brindan asesoría jurídica, servicios médicos, apoyo psicológico, atención infantil especializada y apoyo para el empoderamiento económico. También se han creado 24 Casas de la Mujer Indígena y 42 ventanillas para la atención integral de las mexicanas migrantes en los Estados Unidos.

En la APF se adoptó el Protocolo Único de Prevención, Atención y Sanción del Hostigamiento Sexual y Acoso Sexual.

El INMUJERES ha suscrito convenios de colaboración con las 32 entidades federativas para articular acciones que promuevan el empoderamiento de las mujeres y la lucha contra toda discriminación por razones de género, además de impulsar acciones encaminadas a fortalecer los sistemas estatales de igualdad y de prevención, atención, sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres.

En cuanto a la armonización legislativa se han reformado, adicionado o derogado 198 códigos penales y 107 códigos civiles y familiares para garantizar los derechos humanos de las mujeres.

Mediante acciones como el Programa Mujeres PYME, el cual ofrece financiamiento y asesoría a micro, pequeñas y medianas empresas formales lideradas por mujeres. A julio de 2016, el Programa Mujeres PYME otorgó financiamiento a 956 mujeres empresarias por un monto de 538.5 millones de pesos.

La CONAVIM impulsó la línea telefónica 01-800-Háblalo como un servicio integral de alcance nacional dirigido a mujeres en situación de violencia, que brinda orientación legal y atención psicológica de manera gratuita y confidencial. De noviembre de 2013 a diciembre de 2016, se brindaron más de 66 mil servicios.

Se ha fortalecido el Mecanismo de Alerta de Violencia de Género y se ha trabajado en conjunto con las entidades federativas. Derivado de ello, se han obtenido avances como la elaboración de diagnósticos, la implementación de programas de capacitación a servidores públicos, el fortalecimiento de los servicios de atención a víctimas, la puesta en marcha de estrategias para la reeducación de agresores, o el rediseño de los Bancos Estatales de Datos e Información sobre Casos de Violencia contra las Mujeres, entre otras.

Se puso en marcha el programa “Ciudades Seguras para las Mujeres”, que rehabilita, recupera y dignifica los espacios públicos que recorren las mujeres, niñas y jóvenes en sus trayectos diarios, para garantizar condiciones de movilidad segura y entornos urbanos libres de violencia.

Desde 2015, el Gobierno Federal diseñó la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), para prevenir el embarazo temprano que limita significativamente el desarrollo de las y los adolescentes y sus expectativas a futuro.

No obstante, es preciso reconocer que el país enfrenta desafíos para evitar la violencia contra las mujeres y las niñas, por lo que resulta fundamental revisar y eliminar figuras discriminatorias y contar con un marco legal a la altura de los retos que impone el logro de un desarrollo sostenible, sin que ninguna niña o mujer se quede atrás.

En este sentido, el instituto señala que es menester enfocar los esfuerzos para promover el empoderamiento y autonomía de las mujeres y las niñas y para disuadir a los agresores, modificar conductas y prácticas discriminatorias, sacudir conciencias y modificar formas de violencia para cambiar la cultura machista y patriarcal en que vivimos.

"Los Estados, en todo el mundo, tienen la obligación y el reto de garantizar y proteger los derechos de las mujeres y las niñas. Sólo podemos erradicar la violencia contra las mujeres si avanzamos con acciones contundentes que involucren a todos los sectores de la sociedad. Seguiremos trabajando juntos, hasta que todas podamos vivir una vida libre de violencia".

Comment Box is loading comments...