Tontas y putas de película y cine en la UMSA

Textura violeta


* Una carrera universitaria de cine no puede dejar de lado una perspectiva de género transversal e indispensable en su currícula

Drina Ergueta

SemMéxico, 14 noviembre 2017.- Hace poco en Bolivia se ha anunciado que la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) de la ciudad de La Paz ofrecerá una carrera de cine. Es, sin duda, una fantástica noticia, ya que cubre una carencia de la oferta académica pública; aunque, si bien se explica que tendrá una currícula de 42 materias, no se informa si mantendrá el machismo recurrente en el producto final.

Es que cualquier persona, sin que sea experta y que haya ido más o menos regularmente al cine, encontrará en las películas algunos elementos comunes relativos a las mujeres, como ser:

Número. Generalmente, en el conjunto de películas, hay menos personajes relevantes que sean mujeres.

Por género. Hay tipos de películas en las que ellas casi no aparecen, principalmente los films de acción o aventuras, y cuando lo hacen su papel es secundario. Ellas están, siempre más sufridas o más ilusionadas que ellos, en pelis románticas. También aparecen en los filmes de terror, son las que gritan más y a las que persiguen hasta el final, su participación es más pasiva.

Personajes. Aquí las mujeres tienen personajes clásicos: La chica considerada socialmente guapa que es pareja del protagonista, a la que hay que salvar y es un poco tontorrona, o es heroína secundaria y, especialmente en este caso, es siempre sexy.

También está el personaje de prostituta. Esta nunca falla, como si todos los hombres tuvieran o debieran tener en su vida una prostituta que les ame y que, además, es hermosa. Es entonces una prostituta que está enamorada del héroe, al que ayuda y a la que éste, lobo solitario, siempre deja o la que ésta, zorra, siempre muere, porque una puta no puede tener jamás, “un final feliz” ya que se entiende que si se casan es un final feliz. También está la prostituta que cruza corriendo desnuda en medio de una balacera.

Además, está la mujer malvada y calculadora en un papel también secundario y contra la que hay que enfrentarse, especialmente otra mujer, porque “no ve que entre mujeres siempre se pelean”, generalmente por un hombre, y hay que reforzar ese estereotipo; y también se encuentra la secretaria, la madre, la amiga, etc., en un papel cortito y marginal en el que ella hace lo que el protagonista le manda.

Diálogos. Hace unos años se hizo un estudio donde se evidenciaba que las mujeres que aparecen en las películas tienen unos diálogos mínimos y que cuando hablan entre ellas generalmente lo hacen refiriéndose a los hombres, su principal y único tema de conversación.

Respecto a escenas, está la clásica carrera / persecución de coches por las ciudades estando al volante generalmente hombres; las escenas de violencia, donde son activos los varones y donde también se pueden ver agresiones a mujeres en un papel pasivo.

Por supuesto todo lo señalado se acomoda fundamentalmente a películas comerciales, aunque en las de autor/a no siempre se libran de reproducir todos estos estereotipos en los que se coloca a las mujeres en ciertos roles.

Ya en la profesión de hacer cine, también hay algunas situaciones conocidas. Primero, que hay muy pocas mujeres directoras, aunque cada vez estén surgiendo más nombres femeninos. Segundo, que hay espacios en la industria muy feminizados que no son visibilizados y mucho menos premiados. Tercero, que se refiere a actrices, sobre las que se ha normalizado, como las últimas noticias lo demuestran, que deben pagar con sexo su derecho de piso.

El cine, como representación cultural de una sociedad, no está al margen de la influencia predominante del machismo, ya que le tiene metido en la médula y reproduce inconscientemente o no en cada nueva película, salvo raras excepciones.

Por sus efectos comunicativos en la sociedad y su amplia llegada, ya sea mediante las salas de cine y fundamentalmente la televisión e internet, una carrera universitaria de cine no puede dejar de lado una perspectiva de género transversal e indispensable en su currícula.


Comment Box is loading comments...