Mujeres

Piden que asesinato de Patricia Mora no sea una cifra estadística

Familiares exigen a Gali Fayad se aplique protocolo de feminicidio


* Son 89 asesinatos de mujeres en Puebla

Kara Castillo

SemMéxico, Puebla, 12 noviembre 2017.- Familiares de Patricia Mora Herrera, maestra que fue torturada, atacada sexualmente y luego asesinada este fin de semana en Zacapoaxtla, exigieron al gobernador Antonio Gali Fayad que la investigación del caso se lleve a cabo de acuerdo al protocolo de perspectiva género y que lo sucedido no se reduzca a engrosar la estadística de feminicidios en Puebla, que en este año cumple el lugar 89 sin esclarecimiento.

Hoy domingo, la madre, esposo, hijos y hermanos de Patricia realizaron el rito luctuoso. Al dolor de la pérdida se sumó la indignación por las irregularidades en el levantamiento de cadáver, la ausencia de elementos de seguridad que custodiaran la escena del crimen, la tardía y lamentable recolección de evidencia, cuando el cuerpo de la maestra ya había sido entregado a los familiares quienes le habrían limpiado y vestido.

“Queremos justicia, que la investigación del asesinato de mi hermana se haga conforme a los protocolos correspondiente en el asesinato violento de mujeres, de feminicidios. Exigimos su esclarecimiento. Nos negaremos a aceptar chivos expiatorios”, dijo Gabriela Molina, su hermana.

Molina acusó la falta de rigor en la investigación y la deficiencia en la profesionalización y capacitación de la policía de Zacapoaxtla mostrada desde el levantamiento de cadáver de su hermana.

En entrevista para SemMéxico, narró que pobladores de Toltepec hallaron el cuerpo sin vida de Patricia a las 07:00 de la noche del viernes y dieron aviso a las autoridades que llegaron al lugar dos horas después para llevar a cabo el levantamiento del cadáver.

El predio donde fue abandonado el cuerpo -cercano a su casa y no con más de 200 metros de distancia del destacamento de la policía municipal- fue acordonado y después abandonado, sin custodia policiaca en ningún momento.

La necropsia se llevó a cabo a la 01:00 de la tarde del sábado, a 18 horas de que
fuera notificado el hallazgo del cuerpo de la docente.

Fue después del disparo mediático del suceso y de que pobladores cerraran la
carretera de Zacapoaxtla, que la Fiscalía General del Estado (FGE) enviara un equipo de peritos de la capital, quienes arribaron al lugar 20 horas después de lo sucedido, cuando el cuerpo ya había sido entregado a los familiares.

“Los peritos de Puebla no revisaron el cuerpo de mi hermana. Sólo hicieron inspección en el lugar de los hechos que no estuvo nunca custodiado”, reveló.

Recordó que cuando se hacía el trámite para la entrega del cuerpo, un policía llegó al anfiteatro y pidió entrar al lugar, pues requería “algo” que estaba en el lugar donde se realizó la necropsia.

“Era evidente que ese “algo” o esa “cosa que estaba allí” era parte de la evidencia que no fue considerada o que de plano fue olvidada”, reprochó.

Molina, quien también es docente llamó la atención sobre el lugar donde presuntamente ocurrió el secuestro a 40 metros del destacamento de la policía.

Patricia Mora, docente del bachillerato estatal de Tetelilla de Mil Islas, en el
municipio de Tuzamapan, regresaban de Teziutlán, donde tomó un curso organizado por la Secretaría de Educación Pública (SEP) que duró dos días.

“Hasta ahora se presume que mi hermana se bajó del autobús en la parada que está junto al destacamento de policía y allí fue atacada pues su cuerpo se halló a 200 metros de allí. En el lugar no hay ni cámaras ni vigilancia, pero es muy raro que los policías no escucharan los gritos de ayuda…mi hermana era una guerrera, estoy segura que se defendió con lo que pudo y hasta su último aliento”, dijo.

La maestra acudió a la capacitación sin recibir viáticos ni garantías de traslado de
la SEP.

“Iba muy lejos, sin viáticos. No tenía dinero para tomar un taxi que le dejara frente a su casa”, lamentó su hermana.

Pobladores demandan justicia por feminicidio de maestra en Zacapoaxtla

Al cierre de esta edición aún continúan el bloqueo de la carretera a Acuaco por pobladores de Totoltepec en Zacapoaxtla que empezó desde ayer sábado en demanda de la detención de los responsables del feminicidio.

Tras el feminicidio de la maestra Patricia Mora Herrera ocurrido este viernes, se han multiplicado las manifestaciones, protestas y muestras de indignación en Zacapoaxtla. Esta tarde además del cierre permanente de carretera Acuaco se llevó a cabo una marcha que recorrió las calles de la cabecera municipal al zócalo.

Más de un millar de habitantes marcharon del Kiosko a la plaza pública donde encendieron velas que dejaron arder hasta consumirse en honor a la vida de la maestra que este fin de semana fue torturada sexualmente y luego asesinada.

“¡Ni una más!”, “¡Justicia!”, eran las principales demandas del contingente que reunió además de mujeres y hombres vecinos, personal docentes e integrantes del Consejo Democrático Magisterial Poblano, colectivos feministas, entre muchas organizaciones más.

Luego de este feminicidio que se ha contabilizado como el número 89 en lo que va del año, los pobladores formaron un Comité de Seguridad y esperan recibir la visita de funcionarios de la Fiscalía General del Estado (FGE) que fue concertada por un delegado de la Secretaría de Gobernación.

Vecinos y vecinas aseguraron que una ola de violaciones y asesinatos se vive en Zacapoaxtla, relataron que hace dos semanas el cuerpo de una mujer mayor que cuidaba borregos fue hallada también en un paraje con las mismas características de la agresión de la maestra Patricia Mora.

Quienes hablaron reclamaron que la demanda de justicia no era una exageración feminista, sino un reconocimiento del resultado del crecimiento de mujeres asesinadas y desaparecidas por la impunidad en México y en Puebla.



Comment Box is loading comments...