Boicot a WalMart en Hermosillo

Mujer y poder


* Las empresas extranjeras son bienvenidas en Hermosillo pero deben respetar nuestros derechos y costumbres

Natalia Vidales

SemMéxico, Hermosillo, Son., 10 noviembre 2017.- El concepto de ciudadanía ha venido creciendo de tiempo acá manifestándose no solo en contra de las malas decisiones de los gobernantes, sino también tomando acciones en contra de aquellas empresas que, sin más, deciden abusar de la clientela.

Tal es el justificado caso del boicot a que se ha convocado a los compradores hermosillenses clientes del supermercado WalMart, particularmente en la tienda ubicada sobre el bulevar Solidaridad al poniente de la ciudad junto a la Plaza Girasol, luego de que se dispuso, con un pretexto baladí, a cobrarle a los clientes por estacionarse en sus instalaciones. Pero ahora la gente ya no está dispuesta de dejar que abusen de ella, nomás porque sí… como sucede, por cierto, con otras empresas -Sanborn´s y Liverpool- que cometen impunemente el mismo atropello.

No se justifica e incluso es un absurdo que se pretenda cobrar por acudir ¡a comprar! el mandado al super, sobre todo habiendo muchos otros negocios del mismo giro que no lo hacen, como por ejemplo en los Super del Norte, Soriana, Comercial Ley y otros.

El llamado que se hace es, precisamente para abstenerse de ir de compras al WalMart mientras continúe con querer aprovecharse de la necesidad de la gente y de sacarle dinero adicional sin darle nada a cambio, más allá del elemental cajón de estacionamiento; y de la ofensa a la inteligencia de las personas, porque pagar por comprar es un exceso y una ilegalidad que la Procuraduría Federal del Consumidor tendría que atender, porque todo abuso al bolsillo del cliente es una falta.

Esta decisión de WalMart pondrá a prueba la exigencia del respeto a los derechos de los consumidores hermosillenses, esperándose la Unión de Usuarios, y otras ONG´S atentas a las diversas formas de desprecio a las garantías de los ciudadanos, tanto como las personas en lo particular se sumen a esta causa insolente de éste supermercado. La idea es comprar en otros lugares y tal vez para aprovechar y acudir a los negocios de origen local que reinvierten aquí sus ganancias, como los Super del Norte, empresa con responsabilidad social que con frecuencia aporta recursos a la comunidad.

Es cierto que en el centro de la ciudad se cobra (con los parquímetros) por estacionarse, pero lo obtenido va a un patronato para mejoras generales a favor del público, no al bolsillo de los comerciantes. El mercado de abastos Francisco I. Madero, también sobre el Blvd. Solidaridad, instaló casetas de cobro hace unos meses, pero las quitó luego del disgusto y de la disminución de los parroquianos… lo que se espera suceda en este caso para parar en seco estos cobros indebidos.

El Ayuntamiento también podría hacer lo suyo: WalMart no paga (como usted y como nosotros) el derecho de alumbrado público (el DAP que viene en el recibo de la CFE) porque alega que la
iluminación que tiene en las aceras y en los estacionamientos la paga la empresa, no el Ayuntamiento, como el de las calles que nos facturan a todos. Pero ahora que lo cobrará al público esa situación podría modificarse: no se vale abusar por todos lados.

Las empresas extranjeras son bienvenidas en Hermosillo (por sus habitantes, no solo por el gobierno) pero deben respetar nuestros derechos y costumbres y no venir a pisotearlas esperando que nos dejemos. A ver: ¿por qué en los Estados Unidos -- de donde viene WalMart -- no les cobra a sus clientes por estacionarse? Si creen que acá somos de segunda… se van a equivocar. La población, sobre todo la femenina, no está dispuesta a cruzarse de brazos y por defender su economía -y para poner un alto a otros empresarios que quieran pasarse de listos- iniciaron el boicot a WalMart.

Un representante de la empresa nos envió un mensaje diciendo que nos mandaría información sobre los motivos de éste cobro pero… finalmente no lo hizo. Tal vez no tenga nada que decir en su defensa.


Comment Box is loading comments...