Reportajes

Impulsa Michoacán acciones contra la desigualdad de género

La AVGM no es la panacea, es un fenómeno multifactorial


* Terminar con la violencia de género, una estrategia de gobierno: SEIMUJER

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Morelia, Mich., 23 octubre 2017.- La Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres no es la panacea, dice tajante la secretaria de Igualdad Sustantiva y Desarrollo de las Mujeres (Seimujer) del gobierno de Michoacán, Fabiola Alanís Sámano.

La servidora pública repite una frase otras veces dicha: la violencia contra las mujeres no se elimina por decreto, y es que, asegura, es necesario entender la complejidad multifactorial de este fenómeno, dice citando a las teóricas del feminismo como Simone de Beauvoir y a Rita Segato.

Sin embargo, sostiene que en el gobierno de Michoacán impulsa acciones desde del Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial para cambiar y resarcir las brechas de la desigualdad.

En entrevista para SemMéxico, plantea que fue el 26 de junio de 2016 cuando se declaró la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM) para los municipios de Morelia, Uruapan, Lázaro Cárdenas, Zamora, Apatzingán, Zitácuaro, Los Reyes, Pátzcuaro, Tacámbaro, Hidalgo, Huetamo, La Piedad, Sahuayo y Maravatío.

Alerta que tiene una importancia estratégica de largo aliento para el gobierno de esta entidad, ya que fue el propio gobernador quien, al tomar posesión en octubre de 2015, pidió al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, la declaratoria la AVGM, porque ya conocía la solicitud hecha por Humanas sin Violencia.

Alanís Sámano dice que desde el inicio del gobierno se establecieron mecanismos para alcanzar la igualdad, como la creación de la Unidad Especial, en mayo de 2016; la Unidad Especial para la Atención de los Asesinatos cometidos contra las mujeres; la creación de Unidades de Igualdad Sustantiva en todas las áreas de gobierno; estos mecanismos fueron creados antes de la declaratoria de la Alerta.

Lo que sí, añade, es que la Alerta nos viene a confirmar que la vida de las michoacanas cuenta, y que es importante, pero no solo como parte de un mandato sino por convicción propia de quien gobierna el Estado.

A poco más de un año no podemos afirmar si la cifra de asesinatos violentos contra las mujeres se ha reducido, porque esa violencia no se elimina por decreto, pero sí se logró consolidar una estrategia de gobierno para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres.

A decir de la funcionaria, esta estrategia verdaderamente transversaliza las políticas públicas del gobierno de esta entidad, “no declarativamente, sino de manera instrumental”, con modificaciones también en las leyes y, por otro lado, con una permanente capacitación al funcionariado.

Y cita, como ejemplo el trabajo que desarrollan junto con la agencia de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para que se juzgue con perspectiva de género; para eliminar el lenguaje sexista, la integración de los Protocolos de Atención y Actuación de todas las dependencias, y para reforzar el modelo único de atención.

La titular de SEIMUJER rechaza que en toda la entidad el fenómeno de la delincuencia organizada sea generalizado en esa entidad.

En Michoacán, como en el resto del país, la violencia se incrementa en aquellas localidades donde hay presencia de este fenómeno, pero enfatiza en que la violencia contra las mujeres es estructural, no es coyuntural ni de una generación, no es local sino global. En Michoacán sucede lo mismo, hay un denominador común que tiene que ver con la cultura y los valores.

Para Fabiola Alanís Sámano atender la violencia de género contra las mujeres no pasa necesariamente por contar con más recursos, “se puede trabajar independientemente de que haya o no recursos adicionales, mientras haya voluntad y decisión política”.

Aunque reconoce que lo que sí quedó en “letra muerta” es la expectativa de que habría más recursos a través de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), mediante la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres.

Y explica que, a principios de este año, hubo una convocatoria que permitiría a las siete entidades con Alerta la distribución de 25 millones de pesos mediante el concurso de proyectos, pero a Michoacán solo se le autorizaron los dos millones de pesos que ejecuta la Procuraduría y 500 mil pesos más para la Secretaría de Seguridad Pública, mismos que no llegaron, lo que obligó al gobierno estatal a resolver sin escatimar esfuerzos ni recursos para continuar atendiendo no solo los 14 municipios donde se declaró la Alerta sino los 123 municipios.

Así, refiere que el mayor obstáculo en la lucha contra la violencia de género no es el dinero, sino el tema cultural y educativo.

Sobre ello, asegura que en Michoacán “tocan piedra, aspiramos a sensibilizar, a que se cambie la forma de comprender y de vernos, es un proceso de largo aliento, no es de la noche a la mañana, y pasa por la educación formal, la información, por nuevos contenidos curriculares.

Ello pasa por acciones del Ejecutivo, por la impartición de la justicia, pero también por los medios de comunicación, quienes tienen una enorme responsabilidad en la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres.

Lo que buscamos es sentar las bases para que las políticas públicas se institucionalicen, que vayan más allá de un sexenio, que sea sólida y bien cimentada, afirma.

Fabiola Alanís Sámano sostiene que la violencia contra las mujeres duele profundamente, por ello, insiste en que la sociedad no puede acostumbrarse a ella, “no es fácil escuchar a las madres que dicen que preferirían que sus hijas estuvieran muertas y no desaparecidas…”

SEM/sje/lr


   #Michoacan
Comment Box is loading comments...