Mujeres

Llevan mensaje de empoderamiento través de la música

Krudas Cubensi es una agrupación cubana.


* Transmiten en la música sus propias experiencias como artistas queer y lesbianas

Lorena Castellanos Rincón

SemMéxico, Cd. de México, 14 octubre 2017.Feminista, vegana, rapera, rebelde, revolucionaria, música para el alma, son algunas de las palabras que describen la música de Krudas Cubensi, agrupación cubana que desde 1999 ha llevado a diferentes partes del mundo un mensaje de activismo, empoderamiento e individualidad.
Odaymara Cuesta y Olivia “Kruda” Prendes transmiten en la música sus propias experiencias como artistas queer y lesbianas, para poder manifestar una diversidad de mensajes, entre ellos la lucha por salir del “encajonamiento” que la sociedad establece para que las personas puedan encajar en ella.
En entrevista exclusiva, las artistas destacaron que la lucha feminista y la lucha de las mujeres lesbianas en el feminismo está logrando que poco a poco tengan sus “propios espacios”, sin embargo, reconocen que aún falta construir más oportunidades, para aquellas personas que no están de acuerdo con que el mundo sea regido por el sistema binario.
Esta propuesta “anti sistémica” que el dúo de cubanas presenta a través de sus líricas y ritmo de hip hop, se refiere también en gran medida a la diversidad y a la “anti masificación” de las personas, retomando la individualidad de cada ser humano y la lucha personal de cada uno.
Además de estos mensajes, “las Krudas” también hablan sobre temas de revolución, amor, justicia social, sexo, veganismo, migración, derechos humanos, la tierra, las demandas y derechos del llamado tercer mundo, la espiritualidad, el autocuidado, la preservación, la sobrevivencia, la resiliencia, la resistencia, la gratitud y la valoración del impacto del arte autónomo, entre muchos otros.
Por tal motivo, también consideran que su música es “global” y más “inclusiva”, por lo que han podido generar una conexión con el público que las escucha y con las personas que han conocido en sus viajes a ciudades de Estados Unidos, Canadá, Holanda, Suecia, España, Guatemala, Francia, El Salvador, Brasil y Colombia.
“Tenemos varios tópicos de lo que trata nuestra música y a la gente le llega por uno u otro lado, entonces mucha gente se identifica con nosotras, si son queer, si hay gente latina, gente negra, si hay gente feminista se identifican, si eres gorda, vegano”.
“De esta música medicina hemos podido transitar muchos países de Latinoamérica, muchos países de Europa y hemos podido constatar y ver que hay gente buena, gente consciente, que está dispuesta a oír el mensaje y construir un mundo diferente”, mencionaron.
Su lucha en Cuba
Con 18 años de trayectoria activista, el arte de Odaymara y Olivia ha sido censurado en numerosas ocasiones en su país de origen, fundamentalmente porque al gobierno cubano “no le conviene” que cierta información salga de la isla, como las situaciones de racismo y clasismo, y sobre todo que el socialismo que se pensó para Cuba “es un sueño, que no realmente fue una verdad”.
“Como feministas también y como gente queer, en muchos momentos hemos sentido la censura y el rechazo de personas del gobierno que han decidido porque sí que nuestros activismos no fueran de una manera o de otra, porque no eran convenientes”, dijo Olivia Prendes.
A pesar de que Cuba sí se encuentra en un lugar “diferente” respecto a los activismos que hay en el mundo, “las Krudas” sienten que la misma población cubana ejerce un “activismo natural” y está “ávida” para este tipo de movimientos.
“Muchas mujeres cubanas son muy feministas sin tan siquiera conocer el término, sólo con su actitud, con sus respuestas ante la vida… Cuba es un país donde realmente tenemos mucho que caminar sobre lo que activismo respecta. Un terreno bastante fértil para un activismo feminista, ecologista, de género, pero al mismo tiempo siento que quien controla, en este caso el gobierno, tiene una mentalidad muy cerrada”.
Es así que consideran que la misma gente está haciendo sus propias revoluciones dentro de la revolución, donde cada vez más personas alzan la voz “diciendo basta”.
“Para nosotras eso no significa mucho, pensamos que hay mucho sí por ganar, los derechos de la gente LGTB en Cuba y hay mucho que seguir reclamando porque el gobierno nos debe muchas respuestas y mucho en términos de nuestros derechos”, detallaron.
Krudas Cubensi en Mérida
Las activistas han visitado México en un gran número de ocasiones, presentándose en la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Puebla, Oaxaca, Chiapas y por primera vez en la ciudad de Mérida, para las jornadas culturales y artísticas “Rebeldías Lésbicas 2017: no somos musas, somos creadoras”.
Para ambas las rebeldías lésbicas significan principalmente el seguir siendo quienes son, “existir, ser y estar”, sintiéndose “orgullosas” de ellas mismas y de ser lesbianas.
“Para mí la rebeldía lésbica es lo que soy, es lo que somos, es lo que vamos a celebrar y no sólo en este momento que estamos, sino todo el año y todo el tiempo… emanar esa alegría, ese orgullo a las demás personas y también desmitificar muchas etiquetas que son impuestas a nosotras por ser mujeres lesbianas”, dijo Odaymara Cuesta .
Para mí rebeldías lésbicas es seguir siendo quienes somos y seguir siguiendo nuestros deseos y nuestras auténticas pasiones sin vergüenzas, sin moralismos, sin juicios, con muchísimo amor, muchísimo respeto…y seguir valorándonos entre nosotras y adorándonos y abrazándonos y siendo solidarias y empáticas no sólo con las amantes, con las amigas también, las conocidas y las desconocidas, las mujeres cisgénero, las mujeres trans y todas las mujeres”, detalló Olivia Prendes.
Por este tipo de encuentros y conexiones que han vivido en nuestro país, las cubanas dicen apreciar el activismo y feminismo de las mexicanas, el cual, según Olivia ha sido una “escuela” para ellas, donde han aprendido y “desaprendido” juntas, expresando que “en términos de feminismo y feminismo lésbico de las mexicanas hay que aprender mucho”.
Krudas Cubensi participa en el evento de “Rebeldías Lésbicas” de la capital yucateca con un conversatorio el día viernes 13 de octubre y un concierto el sábado 14. Con ello, celebrarán junto con las mujeres que vayan a verlas, todo lo que implican dichas rebeldías.


Comment Box is loading comments...