Eduardo Bours No será senador

Mujer y poder


* Al exgobernador nadie lo quiere ver con cargo oficial alguno

Natalia Vidales

SemMéxico, Hermosillo, Son., 9 de octubre 2017.- No hay manera de saber si el exgobernador Eduardo Bours se desistió unilateralmente de ir por una senaduría independiente, o forzado por la oposición a esa pretensión suya por un escrito que presentó ante el Instituto Nacional Electoral el grupo Manos Unidas Por Nuestros Niños, A.C. integrado por padres de los niños fallecidos y heridos en la tragedia de la Guardería ABC de Hermosillo, ocurrida cuando Bours era el gobernador del Estado.

Pero es muy posible –salvo que Usted crea en las casualidades– que esa haya sido la razón: el
escrito que presentó el grupo el pasado día cinco, según consta del sello de recibido (aunque el
documento está fechado el día seis); y Bours le adelantó a algunos medios también el día cinco
su intención de mejor no buscar la senaduría, la cual se publicó al día siguiente, el seis.

Entonces es obvio que el exgobernador se enteró de la queja ante el INE y que eso influyó en su ánimo para desistirse, sin esperar la respuesta (aunque el Instituto no pueda negarle a Bours su derecho a participar).

En el escrito, integrantes de Manos Amigas dan a conocer que existe una averiguación previa en la PGR indiciando al exgobernador “y de las cuales se puede derivar en su contra una responsabilidad penal por los delitos de homicidio por la muerte de 25 niñas, 24 niños; lesiones
en 106 niños y niñas; falsedad de documentos y (otros delitos) cometidos en contra de la procuración de justicia”. Pero ese, aunque es buen argumento, no es motivo para suspenderle los derechos políticos-electorales a ninguna persona.

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ha resuelto que sólo quienes estén formalmente presos tienen suspendidos los derechos de votar y de ser votados, no así quienes estén libres bajo fianza. Y, entonces Bours no tendría por qué preocuparse pues ni siquiera ha sido consignado. Sin embargo el escrito de los padres surtió, como sea, el efecto deseado.

Porque, claro, aquí no se trata sólo de lo que diga la ley: en política la forma es fondo y la percepción de la gente es de que aunque el gobernador no esté preso ni procesado no se le quiere ver jamás con cargo oficial alguno. Y si la ciudadanía no lo quiere pues simplemente no vota por él y punto.

Tal vez por lo anterior algunas personas dicen que los padres de las niñas y los niños deberían
de haber dejado que Bours participara, porque de cualquier manera no ganaría ni una elección
como jefe de manzana en su colonia.

En su comunicado, Bours despotrica en contra de la partidocracia y de la clase política, alabando a las candidaturas independientes llevándose “entre las patas” a su propio partido, el PRI. Sin embargo el exgobernador cierra su discurso diciendo que ha decidido “no optar por esa vía” (la candidatura independiente), entendiéndose que sí lo haría por algún partido (el PRI, desde luego, nunca lo postularía de nuevo para nada so pena de correr la misma suerte de aquel en materia de repulsa popular). Pero quizá algún partido de la chiquillada lo adopte. Allá ellos.

Carlos Armando Biebrich (repudiado por la matanza de campesinos en 1975) sí fue procesado, aunque no por ese delito sino por robo y peculado. Aunque fue absuelto por la justicia, igual la gente ya no lo quiso, pero al paso de tiempo, el PRI lo integró a su Comité Directivo Nacional y luego lo hizo diputado federal (plurinominal, por supuesto). Y aún hoy es representante partidista ante el INE. Así son las cosas.

Por lo visto Bours no quiso esperar tanto y sondeó el terreno anunciando su eventual candidatura al Senado (el Olimpo de los políticos). Pero entre los padres de las niñas y niños de la guardería que le siguen los pasos –y la opinión pública que también lo tiene en la mira– lo volvieron a la realidad.

Bours perdió la ocasión de elevar sus bonos aquel día cinco de junio... si hubiera dado la cara, se hubiera solidarizado con los padres y les hubiera respondido como era lo correcto hacer. Pero no. No lo hizo así y ahí están las consecuencias.


Comment Box is loading comments...