Mujeres

Ante la situación política de Catalunya, feminizar la política

La lógica de la competición, de la derrota del adversario, nos lleva a la ruina, a no hacer las cosas lo mejor posible: Ada Colau


* Hay que hablar de muchas soberanías, como la alimentaria y la del agua: Susan George

Sonia García

SemMéxico, Barcelona, 8 octubre 2017.- “No nos podemos resignar a la polarización, a la lógica binaria del sí y del no, al lenguaje belicista, a la lógica de la competencia que busca la derrota del adversario”, dijo la alcaldesa Ada Colau tras debatir la situación política de Catalunya.

Al inaugurar el encuentro Municilab, organizado por la Escuela de Barcelona en Comú, en la Universidad Pompeu Fabra, en el que participaron la filósofa y doctora en Ciencias Políticas, Susan George, y la antropóloga ecofeminista Yayo Herrero, la alcaldesa expresó que desde el primer día de su gestión, Barcelona en Comú habló de la feminización de la política.

Yayo Herrero comenzó el encuentro expresando su apoyo a la comunidad catalana por la situación vivida. “Mucha gente quiere darles un abrazo. El domingo estuvimos con vosotros, sentimos el dolor desde la distancia y desde la distancia queremos ayudar a encontrar una solución, a curar las heridas”.

Por su parte, Ada Colau se manifestó convencida de que hace falta “feminismo transversal en todas las políticas y que lo necesitamos como el aire que respiramos para ser más felices todos, hombres y mujeres”.

Susan George habló de que la soberanía va más allá de la soberanía política, “hay que hablar de muchas soberanías como la soberanía alimentaria. La soberanía del agua es muy importante, por eso es lógico retirar el control del agua del control privado”.

La filósofa y analista política, autora del Informe Lugano, expresó que en el conflicto catalán con el gobierno español veía muchos egos y masculinidades. Por lo que Ada Colau señaló que el cambio de las formas de hacer política es necesario porque “la lógica de la competición, la lógica de la derrota del adversario, el binarismo, nos lleva a la ruina, a no hacer las cosas lo mejor posible”.

Por su parte, Yayo Herrero, tras afirmar que tenemos mucho que aprender de Catalunya, contó la anécdota de un estudio en Bali, que muestra que cuando los niños aprenden a caminar y ven que se van a caer se agarran a su pene. “Con lo que sucedió en Catalunya yo tenía la sensación de que hay hombres que sienten dudas se agarran a su pene y de por medio se llevan muchas cosas y mucha gente”.

La antropóloga y ecofeminista explicó que una visión feminista hace que recurras a la interpendencia para resolver las cosas. “No hay cosa más estúpida que resolver los problemas perdiéndolos”, explicó. “Toda la cuestión belicista, esa idea de ganar, de humillar, nos lleva a creer que hemos ganado cuando en realidad hemos perdido menos que otros”.

“El lenguaje heroico dar la vida, estar dispuesto a perderla por ganar y creer que hay una causa que merece los golpes, que merece la muerte, me parece un error brutal porque no hay mejor causa que defender la vida”, enfatizó. “Aunque suene muy moña decirlo, el amor, el hacerte cargo de, el cuidado, es lo único que puede llevarnos a construir vida en común”.

Yayo Herrera afirmó que tenemos mucho que aprender de este proceso de desobediencia civil, tanto de los que estaban a favor del sí o del no. “Lo vamos a necesitar”, mientras que Susan George matizó que "la democracia es lo que hacemos cada día, no es sólo en Catalunya en España, es en toda Europa”.

Colau apostilló: “tenemos soberanía formal, pero decidir no es tan fácil, porque la capacidad de decidir efectivamente no está en manos sólo de los poderes más visibles. Necesitamos cambiar las formas de poder para tener soberanías reales y necesitamos hacer visibles los centros de poder que nadie ve”.

Todas hablaron con otro lenguaje y señalaron que otras formas de hacer política ayudaría a avanzar en un momento de bloqueo, “que está causando mucho sufrimiento a mucha gente”.

Ada Colau reflexionó que el pasado uno de octubre ha sido traumático y dramático por la violencia policial que “nos ha hecho mal físicamente y psicológicamente”, pero que sean vivido muchas cosas positivas, como la participación de la gente, tanto independentista como no
independentista.

“Mucha gente, con ideas diferentes nos hemos encontrado en las calles, en la escuela, nos hemos encontrado en la desobediencia civil”. Está claro, comentó que “nada más el pueblo salva al pueblo y que los grandes debates deben tener una expresión en las instituciones. Cuando una cosa no funciona lo debemos arreglar entre todos y todas. Más que nunca hemos de llamar este liderazgo ciudadano”.

SEM/sg/lr


Comment Box is loading comments...