Elecciones 2018

Registra Marichuy Patricio aspiración a la presidencia de México

Si el INE acepta, sería la séptima candidata a la presidencia de México


* Es una representante del parteaguas que significó el EZLN: Vázquez

Sara Lovera y Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Cd. de México, 7 octubre 2017.- María de Jesús Patricio Martínez, vocera del Congreso Nacional Indigenista, registró este sábado su propósito de participar como candidata independiente a la presidencia de la República en 2018, lo hizo ante el Instituto Nacional Electoral (INE).

Rodeada de cientos de personas que siguen sus pasos desde que el Congreso Nacional Indigenista decidiera retomar la iniciativa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, la jalisciense, originaria de Tuxpan, Jalisco, se presentó hoy ante el INE para formalizar su intención ciudadana de participar en la contienda electoral por la presidencia de México.

De esta forma María de Jesús Patricio Martínez, podría ser la séptima candidata a la presidencia de la República Mexicana y la primera por la vía independiente, si el INE aprueba su candidatura. Las otras candidatas fueron: Rosario Ibarra de Piedra (1982 y 1988), Cecilia Soto González (1993), Marcela Lombardo (1993), Patricia Mercado (2006) y Josefina Vázquez Mota (2010).

El municipio de Tuxpan, Jalisco, de donde es originaria, le otorgó, en mayo de 2015, el galardón Tuxpanense en Ciencia y Cultura por su trabajo en la Casa de Salud Callitecolhuateca Tochan.

Marichuy, como se le conoce a María de Jesús Patricio Martínez, nació el 23 de diciembre de 1963, es indígena nahua, médica tradicional, de sus tías aprendió medicina alternativa. En 1994 participó en el Foro Nacional Indígena.

La profesora-investigadora del Colegio de Postgraduados (Colpos), Verónica Vázquez García, afirmó que Marichuy Patricio Martínez es una mujer tranquila, surgida de ese reconocimiento de la cultura indígena y hoy se inscribe en la agenda de esta mezcla de feministas, indígenas y mestizas que lograron entenderse sin conflicto, y es fiel representante de estas nuevas actrices de la política mexicana en los procesos de cambio.

Es una representante del parteaguas que significó el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) para las mujeres, porque este proceso detonó la presencia de las indígenas en el concierto internacional, añade la investigadora a SemMéxico.

Asegura que María de Jesús Patricio Martínez forma parte de quienes han alzado su voz para defender el territorio, una de las propuestas más importantes del EZLN en la defensa de la autonomía de los pueblos indígenas.

El registro de María de Jesús Patricio Martínez como posible candidata ante el INE, se suscribe en el contexto del Día Internacional de la Mujer Rural que se celebra el 15 de octubre.

En opinión de Enriqueta Burelo, fundadora de la cátedra de género en la Universidad Autónoma de Chiapas, Marichuy Patricio Martínez es la continuación de la histórica presencia de la Comandante Esther en la tribuna del Palacio Legislativo de San Lázaro, el 28 de marzo de 2001, donde tomó la palabra y dijo: “Nosotras somos las que mandamos obedeciendo a nuestros pueblos”.

Las indígenas hemos dejado de ser sombras para convertirnos en el símbolo de la mujer pobre, indígena y zapatista que rompió el paradigma de la subordinación.

Marichuy Patricio Martínez llega a registrarse como candidata independiente, 23 años después que el EZLN sorprendió a México y al mundo una fría madrugada de enero de 1994, donde atónitas las mujeres descubrimos que la comandanta Ana María dirigió la toma de San Cristóbal de las Casas, en Chiapas.

El EZLN fue piedra de toque para mostrar que las mujeres indígenas eran más que servir en la cocina, más que artesanas, más que tener hijos, sino que podían tomar las armas, ser soldadas y tomar la vida en sus manos, alfabetizarse y pedir un lugar en las asambleas indígenas, lo que rompió la división sexual del trabajo en su mundo, dice Burelo.

Agrega que hoy las mujeres indígenas libran dos batallas: la liberación de sus pueblos y la de ellas mismas.

Por su parte, Mercedes Oliveira, antropóloga, activista y pensadora feminista, ex directora de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), refiere que las mujeres salen, hace decenas de años, a la milpa y al cafetal, y a pesar de que no se les reconoce en su simbología de mujer, ahí empezaron subvertir el orden genérico y agrega:

“Las mujeres campesinas e indígenas ya no son las mismas, tampoco la situación que viven ni sus entornos relacionados con los efectos del mercado y de las políticas públicas; es cierto que no han mejorado ni su pobreza ni su posición subordinada, pero han transformado sus formas de vida, identidades y cultura.

“Hoy están peleando por sus derechos políticos y por los territorios de sus pueblos”, concluye Oliveira.

SEM/sl/sje/lr


   #Elecciones2018
Comment Box is loading comments...