Internacional

Cuba: Fondo regional apoyará a organizaciones de mujeres

Las organizaciones de mujeres son clave en la reducción de las desigualdades de género y el fortalecimiento de la democracia


* La iniciativa garantizará la “disponibilidad de recursos financieros suficientes, sostenibles y significativos”

Redacción

SemMéxico/SEMlac, La Habana, 7 octubre 2017.– Las organizaciones de mujeres y feministas en América Latina, imprescindibles en la reducción de las desigualdades de género, deben ser fortalecidas e integradas a la Agenda Regional de Género, coincidieron participantes en la 56 Reunión de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe.

Partiendo de esa certeza, se gesta un Fondo Regional de Apoyo a Organizaciones y Movimientos de Mujeres y Feministas cuyas bases fundacionales fueron presentadas por Marcela Eternod Arámburu, secretaria Ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres (INMujeres) de México, en la cita que reunió especialistas de casi toda el área, esta semana en La Habana.

Según Eternod, el Fondo es una iniciativa conjunta de la Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe y de organizaciones de la sociedad civil, y busca “fortalecer a las organizaciones de mujeres y feministas, que han demostrado ser una pieza clave en la reducción de las desigualdades de género, el fortalecimiento de la democracia, el desarrollo de la institucionalidad y la formulación e implementación de las políticas públicas de igualdad”.

La iniciativa garantizará la “disponibilidad de recursos financieros suficientes, sostenibles y significativos, con el fin último de alcanzar la igualdad entre mujeres y hombres y la plena realización de los derechos humanos de las mujeres en la región”, aseveró la secretaria Ejecutiva de Inmujeres.

En paralelo, con la garantía de opciones de financiamiento para los movimientos de mujeres, este Fondo Regional de Apoyo también propiciará el diálogo intercultural y fomentará alianzas entre donantes públicos y privados.

Y, por supuesto, constituirá un espacio desde donde “reconocer y apoyar los mecanismos de participación y organización del movimiento feminista y de mujeres”, pero también para brindar acompañamiento y apoyo técnico “a iniciativas que presenten proyectos destinados a mejorar la vida de las mujeres en la región de América Latina y el Caribe”, detalló Eternod.

La conceptualización de la propuesta del Fondo Regional de Apoyo a Organizaciones y Movimientos de Mujeres y Feministas fue un acuerdo de la 55° Reunión de la Mesa Directiva y se responsabilizó al Gobierno de México, con el apoyo del Uruguay, en su carácter de Presidencia de la XIII Conferencia Regional de la Mujer de América Latina y el Caribe, con la preparación de la propuesta debatida en estos días en La Habana.

Como objetivo máximo se perfila una agenda de género colectiva e integrada en la región, para “acelerar el paso y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”, precisó la experta mexicana.


De cara a un futuro sostenible

Justamente la implementación de los planes de igualdad de género en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible fue otro de los temas ampliamente debatidos en la reunión de La Habana.

Integrantes de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), junto a representantes de gobiernos presentaron pautas metodológicas y ejemplos de buenas prácticas para integrar los asuntos de género a los planes de desarrollo.

Para Pamela Villalobos, Oficial de Asuntos Sociales de la División de Asuntos de Género de la Cepal, la Agenda Regional de Género debe constituirse en la guía de los países de América Latina y el Caribe para alcanzar los ODS desde la perspectiva de igualdad de género.

En su presentación de una “propuesta metodológica para planes de igualdad de género de segunda generación en el contexto del desarrollo sostenible”,

Villalobos identificó los nudos constitutivos de las relaciones desiguales de poder en la región y aseveró que la Estrategia de Montevideo, aprobada en 2016, busca erosionar estos obstáculos, evitar retrocesos y avanzar hacia la igualdad Sustantiva.

La desigualdad socioeconómica y la persistencia de la pobreza; los patrones culturales patriarcales, discriminatorios y violentos; la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado y la concentración del poder y relaciones de jerarquía en el ámbito público, son esos nudos estructurales que hay que desarticular para lograr los ODS, en opinión de Villalobos.

Durante el Panel de alto nivel sobre la implementación de planes de igualdad de género en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, de la 56 Mesa Directiva de La Habana, también fueron presentadas experiencias de Cuba, Chile, Argentina, Costa Rica y Uruguay, entre otras.

Villalobos explicó que aunque en la región se avanza hacia un “vínculo entre instrumentos de la planificación del desarrollo, aún queda camino por andar”. En su opinión, los planes de igualdad de género, las estrategias y planes de desarrollo sostenible deben compartir lenguaje, conceptos e indicadores de seguimiento.

“La desarticulación afecta el ciclo de las políticas, la calidad del gasto público y el horizonte de la igualdad”, indicó.

SEM/sm/lr

Comment Box is loading comments...