México, el país de la desconfianza e incredulidad

Ambigú


* Peña necesitará más que un portal de “transparencia” para convencer que los recursos para la reconstrucción tras los sismos, serán manejados con honestidad

Martha Elba Torres Martínez

SemMéxico, Morelia, Mich., 6 octubre 2017.- De veras que no se trata de ser ave de mal agüero, pero Peña necesitará mucho más que un portal de “transparencia” que pueda ser consultada por equis persona, para convencer que los recursos para la reconstrucción tras los sismos, serán manejados con honestidad impoluta.

Y es que tampoco se trata que sea o no así –no tengo porqué dudar de las palabras del Presidente- . Es un tema de incredulidad absoluta de los gobernados hacia los gobernantes. Ganada a pulso y hasta con pilón.

Es el tema que nadie confía en nadie; vivimos en el mundo de la desconfianza. Ya ven lo que le
pasó a la joven Mara: creyó que estaría más segura en un taxi, y no cualquiera. Entonces, ¿cómo podemos creer que no habrá el típico: un peso pa´lla, otro pa´ca.

Peña ya no podrá bajarle al mal humor colectivo que hoy es encabritamiento puro.

Lamentablemente, la desconfianza como la corrupción e impunidad, ya son males endémicos. Y esto viene a cuento por lo que vimos en la sesión de Pleno del martes 3, en la Cámara Baja. Un espectáculo patético, de barriada, de las y los diputados, cuando todavía ese día, cuerpos descompuestos eran entregados a sus familias para recibir la cristiana sepultura…

***

En esta entrega, puedo reconfirmar la lectura compartida el viernes pasado, sobre la trampota del PRI con el tema del financiamiento público a los partidos políticos. Enrique Ochoa Reza estuvo en todos los noticiarios repitiendo lo mismo: que sí es posible retirar los recursos con una reforma constitucional, pero no con una legal.

-¿Qué no es lo mismo? Le preguntó Joaquín López Dóriga en Radio Fórmula.
-No. Porque una es a la Constitucional (General) y la otra legal, a las leyes.
(En ese momento me recordó más a Cantinflas que a Clavillazo).

Y podría escribir de la incredulidad manifiesta entre los símiles. Los partidos que integran el Frente Ciudadano por México se resisten a entregar las prerrogativas al Gobierno Federal para los damnificados. No les convence la paginita de transparencia.

Por eso, el grotesco show de las y los legisladores del tricolor con sus lonas y cartulinas, reclamando como en mercado, a los frentistas y morenistas que regresen las prerrogativas que ya recibieron.

Cita la crónica de La Jornada: “¡Exigimos a Alejandra Barrales, al panista Ricardo Anaya y al fulano ese, Andrés Manuel López Obrador que entreguen los recursos en su totalidad, que sean congruentes, para apoyar a los damnificados del sismo!”, gritaba desde la tribuna, la diputada del PRI, María Angélica Mondragón.

“A la par, desde sus curules, los diputados del PRI, del Verde, Nueva Alianza y PES mostraron
cartulinas con las fotografías de Alejandra Barrales, Ricardo Anaya y Dante Delgado, mientras
entonaban un coro: “canallas, canallas, canallas”.

Finalmente, se salió con la suya el PRI, terminó reventada la sesión y no hubo discusión de un
evento tan importante, no solo para los hermanos y hermanas en desgracia, sino para la democracia del país…

***

Y este asunto de los recursos públicos a partidos, tiene que ver con la carta que el pasado domingo 1 de octubre circuló profusamente en los medios, firmada por Margarita Zavala, Rafael Moreno Vallejo y Silvano Aureoles en la que piden a los dirigentes del PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, elección abierta a la ciudadanía para la candidatura frentista.

Abordo dos lecturas de este documento:

Primero, que el michoacano Aureoles ha de estar muy bien con el Creador y hasta con la madre naturaleza, porque los sismos terminaron derrumbándole al gobernador de Morelos, Graco Ramírez, toda aspiración. Fueron, en términos llanos, sus propios conflictos domésticos con el clero católico, el rector de la Universidad, el futbolista, Morena y su propio partido (PRD) los que lo dejaron sepultado.

Miguel Ángel Mancera solo tiene una prioridad: la CDMX. No se registra como candidato independiente y le sigue apostando al Frente y ganarle tiempo a la reconstrucción. Un punto a su favor que suma empatías.

Dos. ¿Con qué ojos se sufragaría la votación frentista? en la eventualidad de que se elimine el presupuesto para campañas y las prerrogativas. Porque el Instituto Nacional Electoral nada más apoya en la organización y validación de los procesos internos de los partidos y si alguien no queda conforme, pues a la impugnación y al Tribunal.

Ni modo que Silvano ponga dinero público, Rafael de la venta de su libro que nadie compra y Margarita, que quién sabe de qué vive. Seguramente de la pensión del marido o los hermanos le hagan la ronchita de los múltiples negocios que hicieron a la sombra del calderonismo.

Ahí están las muchas toallas a la cuñis, la senadora Luisa María Calderón, pero no contra el poblano y el michoacano, sino en el ring con Ricardo Anaya. Están decididas a llevar a muerte la pelea.

Oí la entrevista de Cocoa con Pascal Beltrán del Río en Imagen Radio y la promociona como la
perla de la corona de la reina Isabel II.

Eso mismo nos contaba en 2006 sobre su hermano Felipe, con el que a Michoacán le iría “requetebién” y ya ven lo que nos dejó. Se la pasó peleando cuatro años con Leonel Godoy y a
Fausto Vallejo no lo bajaba de narcopolítico. Tan no se lo comprobó que terminó siendo gobernador en 2011.

Pero para Luisa María “y por los resultados de diversas encuestas” –aunque sean pagadas-, “quien podría ser una buena candidata del Frente, es Margarita Zavala”. Pero ¿gana el 1 de julio de 2018?

Por lo menos en Michoacán, no. De hecho, a pesar de que Felipe llegó a presidente de la República, los michoacanos, posiblemente por su carga histórica, tienden más a lo rojillo –y rijoso- y con todo y ese cargote, el electorado siempre lo castigado. Tal vez por eso tampoco hizo realmente nada por el estado.

Pues apenas a principios de julio, estuvo en Morelia, la Zavala. Y no crean que acarreó multitudes.

Más bien fue un encuentro en petit comité con calderonistas. Habló entonces de las tres grandes preocupaciones que comparten las y los mexicanos: la incertidumbre económica, la indignación por la corrupción y la impunidad y el miedo a la inseguridad.

¡Ah! Chinga. Seguramente en el sexenio de su marido estábamos en jauja económica y la corrupción e inseguridad eran controlables.

Bueno, la ”maña” en Michoacán se reía tanto del Presidente, que en 2012 –según palabras del propio Calderón Hinojosa- el narcovoto hizo ganar al priísta Vallejo, cuando precisamente Cocoa buscaba por primera vez la gubernatura.

El caso que mientras Macera toma la decisión correcta, a Mago Zavala le vale madre lo que pasa con el país. Su obsesión por ser candidata presidencial raya -es mi humilde opinión- en lo
patológico. Apenas el domingo anterior pidió votación abierta y al cierre de esta entrega, ya estaba cantado su registro como independiente y la renuncia al PAN.
No conozco a la Zavala. Y me puedo equivocar. De hecho, aún como esposa del Presidente, en Michoacán, siempre se le ha visto equis. Pero de los Calderón se un poco y tengo la impresión de que el obcecado es Felipe.

¿Por qué? A Magos no le veo ese imán de lideresa política; en su discurso es dispersa, rollera, y poco concreta y convincente. Se ocupa del pasado pero poco del futuro. Por lo menos López Obrador ofrece el reino de los cielos.

Entonces, al que le urge es a Felipe. ¿Para qué? Probablemente como una segunda oportunidad de corregir lo que hizo mal, en el mejor de los casos. Porque no me lo imagino –si gana la esposa- de presidento del DIF en las reuniones con las damas de los políticos y gobernadores y con su rebozo colgado en el hombro…

Al que también conozco un poquitín, es a Silvano Aureoles. Que la verdad sea dicha, quienes menos quieren que se vaya de candidato son los mismos michoacanos, porque por primera vez, hay gobernador que trabaja y da resultados.

Pero tomo solo dos párrafos de la entrevista que publicó ayer El Universal on line, porque define con claridad y precisión lo que se espera del Frente: “Si la idea ahora es construir un Frente para construir un candidato y luego un Presidente, no estoy de acuerdo. Mi lógica es la reconstrucción del país. Si esa ruta no está en la visión de los líderes, entonces no estamos bien.

“Los líderes de los partidos no son el Frente Ciudadano por México. Ellos representan a los partidos. Y lo que tenemos que hacer es una convocatoria a los ciudadanos, pero después de que presentamos la carta (donde piden la votación abierta) ¿cuál fue la reacción inmediata del presidente del PAN? Que no iban permitir la injerencia del gobierno en la construcción del Frente.

A ver, ¿dónde está el Frente Ciudadano? La única manera de que eso puede ser realidad es que haya una amplia consulta abierta en donde los ciudadanos se expresen”…

***

Y no se si a ustedes, pero la felicitación del Peje a Zavala Gómez del Campo al renunciar al PAN e irse como “independiente,” me sonó más a chunga de alegría, porque al que terminaría beneficiando es a él…


   #Michoacan
Comment Box is loading comments...