Ejecutivo

Murieron en Chimalpopoca doce mujeres y tres hombres

Ocho mujeres mexicanas, cuatro taiwanesas, un hombre coreano, uno paraguayo y un argentino no sobrevivieron


* De las personas extranjeras fallecidas, únicamente dos se encontraban en situación irregular en nuestro país

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 5 octubre 2017.- La Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo de nuestra Ciudad y la Procuraduría de la Defensa del Trabajo, velarán porque todos familiares o deudos de personas fallecidas en el edificio de Bolívar 168, casi esquina con Chimalpopoca, reciban una indemnización.

De acuerdo a la secretaría encabezada por Amalia García, el IMSS deberá indemnizar a la mayor brevedad, a las o los beneficiarios de las personas trabajadoras fallecidas que estaban dadas de alta en esa institución; y las empresas deberán otorgar indemnizaciones a los o las deudos de quienes no tenían seguro social, sin importar su calidad migratoria, “pues todas y todos, de acuerdo con nuestra constitución local, tienen derechos que deben ser respetados”.

En el caso de las personas trabajadoras que hayan perdido su empleo, o estén sufriendo alguna presión, condicionando sus derechos laborales, la Secretaría del Trabajo de la Ciudad de México, a través de su área de inspección y la Procuraduría de la Defensa del Trabajo de la Ciudad de México, está atendiendo cualquier denuncia al respecto.

Según el informe, en el edificio que se derrumbó en Bolívar 168 esquina con Chimalpopoca, había cinco empresas, donde laboraban personas de diversas nacionalidades: de origen mexicano, coreano, taiwanés, una persona de origen taiwanés con nacionalidad paraguaya y otra de origen argentino - israelita.

En el lugar perdieron la vida 15 personas, 12 de ellas mujeres y tres hombres. De las personas fallecidas, ocho eran mexicanas; cuatro de Taiwán; uno originario de Taiwán nacionalizado paraguayo; uno de Corea y uno más israelita de nacionalidad argentina. De las 7 personas extranjeras fallecidas, únicamente dos se encontraban en situación irregular en nuestro país.

En la planta baja del inmueble, se hallaba un estacionamiento y una bodega de telas de la empresa con razón social “M Hilo” cuyo propietario era el señor Simón Askenazi o Moisés Askenazi; ahí también se almacenaban telas de la empresa “Línea Moda Joven”. En dicha bodega no se encontraba persona alguna en el momento del siniestro. Además del estacionamiento y la bodega, se encontraba una pequeña tienda de ropa.

En el primer piso del edificio se localizaba la empresa Línea Moda Joven, S.A. de C.V. En ese lugar se realizaba el corte de tela de prendas de vestir para mujer, que de acuerdo a versiones de las trabajadoras, se maquilaba en otros puntos de la ciudad. Contaban con una máquina cortadora manual. De acuerdo con el registro del Instituto Mexicano del Seguro Social, están dadas de alta 33 personas como trabajadoras de esta empresa. El día 19 de septiembre se encontraban en el local 2 de ese negocio sólo 22 personas, dos de las cuales dos mujeres fallecieron en el lugar.

“Las trabajadoras y trabajadores que no estaban en Bolívar 168 el día del temblor, se dedican a las ventas por catálogo y para ello recorren distintos puntos de la ciudad”.

En el segundo piso del inmueble se encontraba la firma ABC Toys Company S.A. de C.V., que se dedicaba a la importación y venta de juegos y juguetes. En ese sitio fallecieron 5 mujeres, cuatro de ellas de origen taiwanés.

En el tercer piso se encontraba la empresa SEO Young Internacional S.A. de C.V. dedicada a la habilitación de bisutería. En el lugar perdieron la vida 6 personas, 5 de ellas mujeres, tres personas al momento del siniestro estaban dadas de baja ante el IMSS pero continuaban laborando por temporadas.

Finalmente, en el cuarto piso se encontraban dos empresas. La primera de nombre New Fashion se dedicaba al diseño y elaboración de muestras de prendas de vestir. Tenía cuatro trabajadores que lograron sobrevivir, más el propietario de origen israelita-argentino, con residencia permanente en México, quien murió durante el sismo. De los cuatro trabajadores sobrevivientes, ninguno estaba dado de alta ante el Seguro Social.

También se encontraba la empresa Dashcam System S.A. de C.V., de origen alemán, que se dedicaba a la venta de autopartes, específicamente cámaras de seguridad para vehículos. Su propietario en México, de 40 años de edad, de origen taiwanés nacionalizado paraguayo, falleció en el lugar. Su situación migratoria en México era irregular pero también tramitaba su residencia permanente. La secretaria en dicho negocio y un ingeniero que también laboraba en el lugar, lograron sobrevivir, uno de los cuales está registrado en el IMSS.

SEM/gr/lr


Comment Box is loading comments...