Ejecutivo

CNDH emite recomendación por violencia obstétrica

CNDH emite recomendación por violencia obstétrica


* Los hechos en que la bebé murió por falta de atención ocurrieron en Chiapas

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 4 noviembre 2016.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por violencia obstétrica e inadecuada atención médica a una mujer, lo que provocó el fallecimiento de su recién nacida, en diciembre de 2013.
En la Recomendación 50/2016 la CNDH pide al titular del IMSS, Mikel Andoni Arriola Peñalosa, se repare el daño ocasionado a la pareja, por la pérdida de su hija, que incluya una compensación, atención médica, psicológica y tanatológica, además de diseñar e impartir un curso integral de capacitación y formación a todos los servidores públicos adscritos a ese hospital, Hospital Rural de Oportunidades No. 8 (HRO-8) en Bochil, Chiapas.
La CNDH acreditó violaciones a los derechos humanos a la protección a la salud, al derecho a vivir una vida libre de violencia (obstétrica) e integridad personal y al trato digno de la paciente, así como al derecho a la vida de la recién nacida, violaciones atribuibles a la acción y omisión del personal médico adscrito al HRO-8 del IMSS.
El 26 de diciembre de 2013, la mujer de 21 años acudió, a las 17:00 horas, al servicio de urgencias del hospital rural en Bochil, Chiapas, donde se le diagnosticó delicada, con embarazo de 40.2 semanas de gestación con signos de trabajo de parto.
De acuerdo con la CNDH, la embarazada fue atendida por un pasante en medicina, quien le realizó varias veces tacto y le colocó una pastilla de “zitotec” (misoprostol, inductor del trabajo de parto), tras lo cual el pasante volvió a realizarle tacto y le dijo que aún faltaba tiempo para el parto, por lo que salió de la sala y la dejó sola durante una hora.
Después de esa hora, ella le mencionó al médico pasante que tenía fuertes dolores y que sentía que el bebé “ya iba a nacer”, que sentía sufrimiento fetal del bebé, tras lo cual le pidió que le hicieran una operación cesárea, que no se realizó.
Hasta las 22 horas, el pasante y un médico residente ingresaron a la sala y notaron muy débil el ritmo cardiaco del producto, por lo que fue trasladada a la sala de parto, donde la niña nació, tres horas después, a las 01:00 horas del 27 de diciembre de 2013, pero notó que su hija no lloraba.
Más tarde, la paciente fue trasladada a la sala de recuperación junto con la recién nacida, a quien dieron oxígeno. En ese momento, un médico informó que su hija se encontraba grave y que la pasarían a pediatría para estabilizarla, “por lo mal que había nacido”.
La paciente también declaró que durante su estancia en la sala de recuperación, cuando estaba todavía somnolienta, una enfermera le tomó la mano y le imprimió su huella dactilar en documentos.
A las 13:00 horas de ese día, visitó a su hija en los cuneros, donde le informaron que se encontraba muy mal porque al nacer sufrió un infarto y, por lo tanto, era necesario que la entubaran y le pusieran oxígeno.
A las 17:00 horas la partulienta fue dada de alta y la niña permaneció hospitalizada.
Finalmente, a las 21.30 horas, el médico llamó a la madre para informarle que la niña había fallecido por “choque cardiogénico, insuficiencia renal e hipertensión pulmonar persistente”.
Así, la recomendación de la CNDH dicta que la capacitación a personal del hospital del IMSS, donde se violaron derechos humanos de la paciente, deberá ser impartida por especialistas en materia de derechos humanos con perspectiva de género transversal y de no discriminación a la embarazada y sobre el conocimiento, manejo y observancia de las normas oficiales mexicanas actualizadas, y que esos servidores públicos adopten medidas efectivas de prevención, para que los expedientes clínicos que se generen con motivo de la atención médica que brindan estén debidamente integrados, conforme a lo dispuesto en la legislación nacional e internacional, así como en las normas oficiales mexicanas.
A través de la recomendación se exhorta al personal médico del hospital a entregar copia de la certificación y recertificación que tramite ante los Consejos de Especialidades Médicas; además de inscribir a la paciente y a su pareja en el Registro Nacional de Víctimas y se colabore con la CNDH en la presentación de la queja y denuncia de hechos que presente ante el Órgano Interno de Control del IMSS y en la Procuraduría General de la República, respectivamente, contra servidores públicos del hospital involucrados en el caso.
Además, el HRO-8 también deberá brindar atención oportuna y de calidad, de igual forma deberá contar con médicos ginecólogos, obstetras y pediatras de base en los diversos turnos y cumplir con los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento, conforme a lo dispuesto en la legislación nacional e internacional y las normas oficiales mexicanas, y el personal médico deberá supervisar la atención que proporcionan a las pacientes, las y los médicos residentes y pasantes en Medicina que se encuentran en adiestramiento y capacitación.

Comment Box is loading comments...