Mujeres

En Santa María Xadani usan el altavoz para hacer denuncias

El aparato de sonido de la comunidad istmeña se usa para convocar reuniones y anunciar servicios


* “Las autoridades sólo le dan a las personas cercanas” el acopio que llega

Olga Rosario Avendaño

SemMéxico, 30 septiembre 2017.- Doña Nema no esperó a periodista alguna o a tener alguna red social para difundir las anomalías que vive su comunidad, ella fue directo al aparato de sonido de la comunidad de Santa María Xadani, allá en la región del Istmo y denunció a los cuatro vientos que las autoridades municipales de su comunidad se niegan a prestar la ambulancia para el traslado de personas enfermas al hospital de Salina Cruz.

En muchas comunidades de Oaxaca el aparato de sonido (alta voz) aún es usado para convocar a reuniones, dar anuncios importantes o difundir diversos servicios, por ejemplo, para la compra de tamales, carne, entre otros y se escucha en toda la población; pero esta vez fue el medio para una denuncia en contra de las autoridades municipales encabezadas por Hermenegildo Santiago Guerra.

Nema es madre soltera de cuatro hijos y esta denuncia que hace es en medio de la catástrofe de que son víctimas cientos de personas en aquella zona del Istmo de Tehuantepec, donde el sismo del 7 de septiembre derrumbó viviendas, oficinas y bajo los escombros recuperaron al menos 17 cadáveres, otras más heridas y que en estos momentos la mayoría de las familias duermen en los patios de las casas porque las casas quedaron inservibles o porque temen otro
temblor.

Nema (Minerva Castillejos Sarabia) explica en entrevista telefónica que hace dos días fue testiga de cómo opera la ambulancia de Xadani. Al estar cuidando de un familiar en Salina Cruz se dio cuenta que quienes operan la ambulancia, además de cobrar “no tienen los conocimientos básicos para el traslado de las personas enfermas; son los mismos choferes quienes hacen todo, quienes ni siquiera pueden conectar el oxígeno al paciente”.

Indignada comentó que durante los días que cuidó de su familiar en el hospital vio “el negocio” que hace la ambulancia y que se ensañan con las personas más necesitadas de su comunidad.

Mencionó que ellas pagaron un taxi para trasladar a su paciente, mismo que les costó 350 pesos, pero si la ambulancia diera el servicio se ahorrarían ese dinero y sobre todo en estos momentos de crisis que vive esa población, al igual que cientos de comunidades de la región como consecuencia de los sismos del pasado 7 y 19 de septiembre, más sus réplicas.

Luego del sismo, a Doña Nema se le echaron a perder algunos productos de su tienda de abarrotes, pero “hasta ahorita no me apoyan las autoridades, porque dicen que sólo ayudarán a quienes se les cayó su casa”.

Ella se animó a ir al aparato de sonido de la población, porque su vecina ya había hecho uso de éste, también para una denuncia, pero ella denunció ante su pueblo que el presidente municipal había ordenado decomisarle la mercancía de su tienda, ya que entre sus productos vende cerveza y por el momento está “prohibido”.

Sin embargo, él y su cabildo “seguido toman cerveza en casa de la regidora de Educación Minerva Pin Jiménez, lo que se le hace “un descaro” y por ello su vecina decidió denunciar los abusos del edil.

Doña Nema dice que por ahora lo que más requieren en su comunidad son lonas, ya que duermen en los patios de las casas, pero “las autoridades sólo le dan a las personas cercanas” y pide al gobernador de la entidad Alejandro Murat que “vigile la repartición” de lo que llega a la comunidad.

SEM/oa/lr


   #Oaxaca
Comment Box is loading comments...