Mujeres

Continúan buscando obreras mexicanas y asiáticas en Chimalpopoca

La Brigada Feminista se suma al rescate, a pesar de ser discriminadas


* La fábrica operaba de forma irregular, no hay registros en las dependencias del trabajo ni desarrollo económico de CDMX

Redacción

SemMéxico, Cd. de México, 21 septiembre 2017.- Uno de los inmuebles que colapsó debido al terremoto de magnitud 7.1 ocurrido el martes 19 de septiembre, es la fábrica de de ropa para mujer ubicada en la esquina de Chimalpopoca y Bolívar, colonia Obrera, delegación Cuauhtémoc. En dicha construcción se encontraban laborando mujeres mexicanas y de origen asiático.

Vecinos de la zona que fueron testigos del derrumbe, aseguran que era una construcción de cuatro niveles, donde se encontraba una fábrica de ropa, una oficina de la “Reforma Agraria” y una boutique.

Ninguna autoridad sabe dónde está registrada la supuesta empresa de confección ni exactamente a qué se dedicaba. Las consultas de SEMMéxico son inútiles en las secretarías del Trabajo y Desarrollo Económico de la Ciudad de México. La respuesta a las solicitudes es: “danos chance”.

Según los reportes, a las 4 de la mañana de este 21 de septiembre, en Chimalpopoca y Bolívar, ya habían rescatado a 37 trabajadoras. El taller se denomina “Moda Joven” S.A de C.V., y maquila para las marcas New Fashion y “Foley’s”; ésta última se distribuye en Palacio de Hierro.

El nombre que vecinos y familiares desconocen, es una investigación del portal Sin Embargo; los testimonios recogidos por SEMMéxico indican que además producía juguetes, y la Brigada Feminista -- vía un audio difundido por la CEPAL-- indica que ahí “trabajan mujeres inmigrantes de diversos países y sin papeles, por lo cual sus jornadas laborales son extenuantes”.

A estas horas, familiares buscan entre los escombros a hermanas e hijas, y el futuro laboral de las trabajadoras de los otros dos turnos es incierto.

Por su parte, la vocera de la secretaria del Trabajo de la Ciudad de México, Amalia García, informa que no están laborando porque el edificio de esa dependencia parece dañado y en Desarrollo Económico no se tiene registrado el taller.

Luis Alberto, vecino que habita en una vecindad casi frente al lote de la fábrica, declaró que los primeros en ayudar en las primeras labores de rescate fueron habitantes de la colonia Obrera y Doctores, así como las y los trabajadores del Diario de México.

La señora Margarita Teresa Jiménez Córdova relató que su sobrina Irma Chávez Martínez de 56 años de edad, llevaba trabajando cinco años en la textilera, en la que principalmente se fabricaba ropa de mujeres. Es por ello que, asegura, las autoridades dan escasa información y solo les queda esperar a que sigan removiendo los escombros y que su familiar aparezca.

Mar Cruz, de la Brigada Feminista, afirma que han discriminado a las compañeras dentro del rescate, relegándolas a labores de servicio y apoyo, como repartir comida. A fuerza de insistir, entraron a picar piedra y remover escombros. Ellas simbolizan los conceptos de equidad y la lucha minuto a minuto por ser consideradas iguales a los varones.


Las condiciones en el 85

En 1985, los talleres de San Antonio Abad, Regina, Belisario Domínguez, Brasil y los alrededores, mostraban pesados rollos de tela que provocaron los derrumbes. Hoy solo hay uno: rodeado de escombros, hay edificios habitacionales en una zona donde ese mismo edificio cayó, donde hace 32 años se fabricaban encajes.

Hace 32 años, la autoridad del Trabajo recomendó a los dueños proteger sólo a las trabajadoras que “quisieran mucho”; hoy se trata -- al parecer-- de un solo dueño, y las autoridades aún no saben sus ganancias, ni su accionar; entonces, decenas de dueños se escondieron y negaron derechos.

Durante tres años, las trabajadoras de las 73 fábricas de costura colapsadas en 1985 peregrinaron de tribunal en tribunal para recuperar sus derechos; las que quedaron bajo los escombros no fueron rescatadas hasta 10 semanas después.

Los dueños tuvieron que pagar indemnizaciones de esas 73 fábricas y la indignación consiguió crear el 25 de septiembre un Sindicato Nacional que hoy está sin fuerza.

Dannielo Ramírez Enríquez, identificado por el portal La Silla Rota como presidente de la Asociación Civil de Costureras y Costureros 19 de Septiembre, habría dicho que en el turno matutino de este 19 de septiembre, 300 trabajadoras estarían dentro. Pero no aclaró su nacionalidad ni estatus.

SEM/la/sl/lr

Comment Box is loading comments...