Mujeres

México, un país permisivo a la violencia de género

La ineficacia de las instituciones deriva en permisos para matar a las mujeres


* La violencia de género convoca a una nueva generación de feministas

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 18 septiembre 2017.- México es un país permisivo a la violencia contra las mujeres, el asesinato de Mara Fernanda Castilla y de otras mujeres, es reflejo de la desatención, sobre todo en la prevención, sostuvo la abogada y activista Yésica Sánchez Maya.

En tanto, la socióloga y feminista Josefina Aranda Bezaury se congratuló por la presencia de jóvenes feministas que nutren las marchas para protestar contra el feminicidio, “ya no somos las mismas de antes”.

En entrevista para SemMéxico, explicó que en este país “todo el mundo tiene licencia para golpear, negar una pensión alimenticia, agredir sexualmente, hostigar y asesinar a las mujeres” derivado de la ineficacia de las instituciones, acusó la activista de la asociación civil Consorcio para el Diálogo y la Equidad Oaxaca.

La localización del cuerpo de la víctima, días después de su desaparición, se debió a la presión que hizo la familia y la sociedad civil organizada, principalmente de mujeres, y no propiamente de las instituciones, por lo que creo que por eso hay colusión de las instituciones, permisividad desde las instituciones, para con los agresores.

Dijo que en los últimos tiempos se ha registrado un caso tras otro, no hay tiempo para afrontar un feminicidio cuando conocemos otro y otro, de ahí que el asesinato reciente de Mara provoque un dolor nacional.

Por otra parte, aseguró que en México no ha habido una campaña de prevención a la violencia de género, salvo las acciones que emprende ONU Mujeres como el Día Naranja o HeforShe, pero en nuestro país no existe una iniciativa en ese sentido.

Sánchez Maya señaló que el contrario hubo una reducción a los presupuestos y existen diversos obstáculos para la implementación de las alertas de género, se sigue cuestionando desde los operadores de justicia el tipo penal de feminicidio y los protocolos para atenderlo. Aunado a que no hay procedimientos de búsqueda eficaces y pese a las cifras y la frecuencia no existen unidades especializadas para afrontar estos delitos.

También cuestionó el hecho de que se desconoce el número de mujeres asesinadas y desaparecidas en este país, pues existe un subregistro, aunque existe un Banco Nacional de Datos, cada entidad del país debería estar subiendo la información a la plataforma, no lo hacen, incluso algunas entidades como Oaxaca no tienen ese Banco Estatal de Datos, de ahí que vivamos esa especie de “guerra de datos”, dijo.

Eso me lleva a pensar que no ha habido acciones concretas de prevención y la más inmediata es encarcelar a los responsables, con sus sentencias condenatorias, como tampoco existe la condena social, que la sociedad reaccione frente a la violencia de género contra las mujeres, que también la sociedad no debe ser permisiva.

Recalcó que las instituciones como el Poder Judicial de manera sistemática no tiene la información que nos dé claridad de cuantos agresores de mujeres ya tienen sentencia, “cuando la pedimos nos las niegan” y hemos encontrado casos donde los jueces fallan a favor de los agresores.

En ese sentido ejemplificó con el caso de una víctima que peleó durante 13 años por la pensión alimenticia de sus hijos e hijas en Oaxaca. Se detuvo al acusado que debía casi 200 mil pesos en pensiones no pagadas durante más de tres años, sin embargo, el juez penal le concedió una fianza por 20 mil pesos y que debería ir a firmar cada mes, refiere con una sonrisa sarcástica.

En materia de procuración de justicia, dijo que aunque en Oaxaca no necesariamente hay que esperar 72 horas, como señala el protocolo, porque han entendido la urgencia de investigar de manera inmediata la desaparición de una mujer, en otras entidades se siguen sujetando a “ese uso y costumbre”, una ocurrencia de facto que en ninguna ley se establece, “es muy fuerte que se haya planteado como algo que debe ser, cuando no hay un criterio ni internacional ni nacional, ni legislado en ese criterio”.


Ya no somos las mismas de siempre

Por otra parte, Josefina Aranda Bezaury, quien durante más de 40 años ha militado dentro del feminismo, apuntó que en este momento es necesario sumar esfuerzos, dejar de lado los divisionismos para actuar frente a la violencia de género en México que afecta principalmente a las más jóvenes.

Afirmó que el feminicidio de Mara Castilla demuestra el desprecio por la vida de las mujeres, no es únicamente el lamentable feminicidio de la joven estudiante en la ciudad de Puebla, sino también todo lo que está alrededor como el actuar de la empresa, de los gobiernos, los comentarios en redes sociales.

Frente a estos hechos, las mujeres tenemos que estar organizadas, porque aunque pensamos que hemos avanzado, la verdad es que estamos muy lejos de la meta por la igualdad.

Se refirió con gusto a la marcha que el pasado domingo realizaron a través de una convocatoria ciudadana para protestar por feminicidio de Mara Castilla, y donde las jóvenes fueron las protagonistas fundamentales, “ya no somos las mismas de siempre, ya no somos nosotras las que convocamos, ellas nos muestran nuevas formas de lucha”.

SEM/sje/lr


   #Oaxaca
Comment Box is loading comments...