Feminicidios, Emergencia Nacional

La República feminista


* Exigen que el Estado tome medidas para garantizar que no se vuelva a repetir este tipo de casos

Rita Imelda Fernández González

SemMéxico, Cd. de México, 18 septiembre 2017.- Mara Fernanda Castilla Miranda, joven estudiante que hace una semana salió de madrugada y, para sentirse segura como muchas de nosotras hacemos, pidió un servicio de taxi por medio de la plataforma Cabify, pero nunca regresó a casa, fue abusada y asesinada. Mara representa la violencia sistémica que vivimos las mujeres, su caso nos demuestra que no hay ningún lugar seguro, servicio o espacio libre de violencia, no importa la clase social, nivel de escolaridad, medio de transporte o calle por donde vivas, cualquiera de nosotras puede ser víctima de un feminicida.

Ayer miles de mujeres salieron a exigir justicia para Mara y para las incontables desaparecidas y asesinadas. Tan sólo en 2016 se registran más de 1,600 casos en toda la República Mexicana. En ciudades como Querétaro, Oaxaca, Xalapa, Chilpancingo, Acapulco y la Ciudad de México se registraron marchas donde los gritos de ¡Ni una más, ni una asesinada más! Resonaron con gran eco entre la población.

Las exigencias fueron, primero, el esclarecimiento específico y justicia expedita para Mara Castilla, pero a ello se agregaba la exigencia de que el Estado tome medidas para garantizar que no se vuelva a repetir este tipo de casos y por ello se pede una Alerta de Género en Puebla y a nivel nacional; una alerta con recursos económicos, con un plan de acción consensuado con la sociedad civil, un plan que ayudará a garantizar la debida diligencia, el debido proceso que asegure a las mujeres que denuncian violencia, que sus casos sean atendidos sin dilación y sin sesgos de género como esos policías y ministerios públicos que piden a familiares que esperen porque seguro se fue con el novio. Un plan que contemple bases de datos que puedan ser consultadas a nivel nacional, cuyos programas sean de acción inmediata y no como dicen algunas autoridades, un plan de acción a largo plazo, no; la alerta de género debe ser un mecanismo de acción ante una emergencia y como tal debe dar resultados de manera inmediata.

Sabemos que la transformación de una sociedad machista, que da más importancia a incidentes como el de un periodista que fue empujado que a los propios feminicidios es complejo; sabemos que nuestra sociedad ha preferido culpar a las mujeres de la violencia y por eso nuestro #NoFueTuCulpa fue más usado que el de #FeminicidiosEmergenciaNacional, porque aún no logramos dimensionar en toda la población el problema de violencia que enfrentan las mujeres por el sólo hecho de ser mujeres en un país que está bañado en sangre y sembrado de cadáveres y fosas por todo su territorio.

Aún con este lastre machista, las mujeres y feministas han logrado lo inimaginable: por fin su rabia está despertando la indignación nacional que parecía nunca reviviría en nuestra sociedad, que a pesar de todos los agravios se mantenía callada e indiferente. En menos de dos días, diversos grupos se unieron para atraer la atención nacional sobre la violencia sistémica que el estado ha permitido crecer por su omisión y, en muchos casos encubrimiento, desde Ciudad Juárez en la década de los 90 hasta el día de hoy, el Gobierno mexicano no ha respondido, sigue siendo omiso y su omisión lo vuelve cómplice y responsable.

Pero ahora las mujeres ya no están dispuestas a ser sólo víctimas, en ellas hay coraje, indignación; muchas jóvenes valientes han decidido tomar las riendas en sus manos y estoy segura de que ellas podrán transformar la realidad de nuestro país, han convertido sus cuerpos en instrumentos que llaman a la resistencia, a la autodefensa, a defender la propia vida.
Rita Imelda Fernández
@RitaIFdz


Comment Box is loading comments...