Mujeres

Mujeres istmeñas en medio de la tragedia

Esperan apoyos gubernamentales para reconstruir sus casas


* Muchas se quedaron sin medios de subsistencia

Zaira Hernández , corresponsal

SemMéxico, Juchitán, Oax., 13 septiembre 2017.- La tragedia que dejó el sismo de 8.2 grados en Oaxaca, afectó en mayor magnitud a las mujeres, niños y personas de la tercera edad, al perder sus bienes, patrimonios.

Guadalupe López, es ciudadana de la novena sección de este municipio. Con lágrimas en los ojos expresa que el temblor del jueves 7 de septiembre, la dejó sin su horno, principal herramienta que tiene para elaborar sus totopos.

Ella tiene frente a ella un escenario desolador. Su cocina destruida, sus cuartos agrietados y sus hijos con el temor de estar viviendo en una zona donde las réplicas superaron las mil veces.

No solo es ella; en la agencia de Santa Rosa de Lima, que pertenece a San Blas Atempa, las mujeres lloran la destrucción que vivieron. No dan crédito que en cuestión de segundos, sus hogares se colapsaron.

Olivia Morales Medina, vio derribar su vivienda. “Con el sismo se vino abajo la casa y no es posible seguir dentro de ella”, señaló.

La señora junto con su esposo, y tres hijos, habitan en el patio, bajo una lona que colocaron en un lugar para ellos seguro, porque se están protegiendo de otro movimiento telúrico que puede sorprenderlos en la noche.

En las calles las mujeres van de casa en casa. Preguntan a sus vecinos y vecinas el ¿Cómo les agarró el temblor?; aunque han pasado 5 días de aquella noche, el recuerdo sigue presente.

Maribel Ruiz perdió su vivienda localizada en la calle Independencia. Ahora, vive con sus hijos y analizan la manera de la reconstrucción porque no cuentan con el recurso necesario.

“Nosotras no tenemos más fuente que hacer totopos, tortillas o comprar e ir a vender”, dijo Guadalupe de Juchitán.

Olivia no es ajena a este panorama. Las separa unos 30 minutos de distancia, entre Juchitán y Santa Rosa, pero su pesar es el mismo.

“No nos llega la ayuda”, claman en la agencia de San Blas Atempa, ellas requieren apoyos para sostenerse y a sus hijos.

En esta comunidad, la autoridad municipal y el agente están llevando la maquinaria para demoler las casas porque es un riesgo para las familias que estén en medio de ruinas.
“Nuestras casas tienen muchos años, pero no tenemos dinero para mejorarlas por eso vivimos en ellas”, se lamentan.

Reclaman que los apoyos gubernamentales sean una realidad y que el censo anunciado por el Gobierno Estatal llegue a todos los rincones de los 41 municipios declarados en emergencia por el terremoto.

SEM/zh/lr


   #Oaxaca
Comment Box is loading comments...