Internacional

Dominicana: Rostros de mujer desafían la realidad tras el paso de Irma

Un tercio (33.3%) de los hogares dominicanos tiene la figura de una mujer como jefa de hogar


* Los vientos destruyeron 108 viviendas y causaron daños en otras 966

Mercedes Alonso Romero

SEMMéxico/SEMlac, Sto. Domingo, 12 septiembre 2017.- Las principales imágenes que han colmado las primeras páginas de los medios nacionales, tras el paso del huracán Irma por República Dominicana, no dejan lugar a dudas: las mujeres, frente a sus casas destruidas, entregan a las cámaras una mirada de tristeza y desafío. No puede ser de otro modo.

Hasta hace apenas unas horas, alrededor de 15.000 personas permanecían fuera de sus hogares; del total de desplazados, 1.899 hallaron resguardo en casas de familiares y 12.829 en albergues oficiales. Los vientos huracanados destruyeron 108 viviendas y causaron daños en otras 966.

Si se tiene en cuenta que en República Dominicana un tercio (33.3%) de los hogares a nivel nacional tiene la figura de una mujer como jefa de hogar, según ha publicado en su sitio web la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE) en su Encuesta Nacional de Hogares de Propósitos Múltiples (ENHOGAR-2015), puede entenderse que sobre los hombros de esa “cabeza de familia” pesan un sinnúmero de responsabilidades y grandes retos ante situaciones catastróficas como esta.

Las estadísticas muestran que de 31,927 hogares encuestados, 10,639 de ellos los encabezan mujeres.


No vienen solas las penas…

Este lunes 11 de septiembre, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) descontinuó el estado de alerta que mantenía y decretó que solo Montecristi, ubicada al noroeste del país, a unos 273 Kms de la capital, continúa en alerta verde, debido a las inundaciones que se presentan en la parte baja de esa provincia.

Pero, nada es más difícil que reconstruir los techos caídos e intentar levantar lo que un evento climatológico de la envergadura de Irma echó por tierra. Se habla de 28 acueductos afectados, por lo cual 422 mil 761 usuarios carecen de agua hasta la fecha; cinco comunidades siguen incomunicadas, pertenecientes todas a Montecristi, como consecuencia de las crecidas del río Yaque del Norte, y el desagüe preventivo de la presa de Tavera.

A lo anterior se suma el negativo impacto de las lluvias en los cultivos de arroz y aunque las autoridades advierten que no hay razón para que los productos de primera necesidad escaseen o suban de precios, en la realidad ocurre todo lo contrario.

Un estudio publicado el pasado mes de marzo por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), titulado: Desarrollo humano para todas las personas, evidencia las exclusiones que enfrentan las mujeres dominicanas en diferentes ámbitos de la vida y amplía que aunque la nación continúa en el renglón de Desarrollo Humano Alto, “ubicándose en la posición 99 de 188 países, mejorando 2 posiciones con relación al informe de 2015 cuando obtuvo la posición 101 (…) el Índice de Desarrollo Humano (IDH) disminuye en un 21.7%, cuando se ajusta por desigualdad…”.

En tal sentido subraya el texto que esas desigualdades “persisten en áreas como distribución del ingreso, participación económica de la mujer, salud sexual y reproductiva, embarazo adolescente y oportunidades de trabajo decente, que se requieren para desarrollar, optimizar el desarrollo humano y fomentar la sostenibilidad del crecimiento económico”.

Si a ello se añade que las mujeres dominicanas “han sido tradicionalmente desfavorecidas porque asumen la mayor parte del trabajo de cuidados no remunerado, lo que les deja poco tiempo para desarrollar una carrera profesional e incorporarse al mercado laboral”, puede entenderse con mayor claridad las limitaciones de esa jefa de hogar que debe levantar nuevamente el techo donde crecen sus hijos e hijas; porque esa desigualdad de género, que reduce su potencial en un 47.0%, tal y como enfoca este estudio, se multiplica en este periodo postciclónico.

Para la mujer dominicana, Irma se aleja y sus penurias se acrecientan más y más, pues pese al elevado dinamismo en la generación de riquezas, ella sigue en ese segmento poblacional que no alcanza los beneficios de tal crecimiento.

SEM/ma/lr

Comment Box is loading comments...