Metaley en Sonora

Mujer y poder


* En Sonora se aumentó el mínimo de encarcelamiento para convertir el robo en un ilícito grave

Natalia Vidales

SemMéxico, Sonora, 9 septiembre 2017.- El concepto de metaley (más allá de la ley) se utiliza cuando las legislaturas emiten ordenamientos jurídicos absurdos o fuera de la realidad. Y ello ocurre generalmente cuando se trata de hacer “algo”, lo que sea, para intentar conformar a la opinión pública respecto de algún problema social…aunque eso no redunde en solución alguna.

Los miembros de la actual legislatura de aquí de Sonora se han distinguido tanto en los plenos de la Cámara, en que las discusiones no han pasado a mayores ni se han presentado espectáculos vergonzosos, como en el plano individual de los diputados donde hoy varios de ellos han presentado sus informes de trabajo. Y la producción legislativa ha sido positiva en general sobre todo aquella que beneficia directamente a los ciudadanos.

Pero hay una ¨perla¨ que no concuerda con lo anterior: el aumento a las penas de prisión por el delito de robo. El diputado Epifanio Salido, tan propio y atinado en otros temas, informó que se aumentó el mínimo de encarcelamiento para convertir el robo (uno de los delitos más sentidos por la ciudadanía) en un ilícito grave.

Como si fuese un crimen, la pena menor será de cinco años (similar a la de un narcotraficante) y la máxima hasta quince años.

Se trata de una metaley porque incurre en la falsedad (ya demostrada hasta la saciedad) de que el aumento inusitado de las penas disuade al delincuente. De ser así bastaría con que con
todos los delitos se castigaran con prisión perpetua o con la pena de muerte para que desaparecieran. Aquí, el popular Pano concretó, además, la que podría llamarse la Ley de los Miserables, en memoria de Jean Valjean el protagonista de la conocida novela de Víctor Hugo, perseguido eternamente por la Justicia por robarse unas cucharas.

Este ejemplo es, en realidad, una reacción al nuevo sistema de justicia penal para evadirlo. En vez de aplicarse en evitar la libertad de los delincuentes integrando debidamente el expediente de las medidas cautelares ante el Juez para aplicarle la prisión preventiva aun a los raterillos, se opta por expedir una ley que si bien es aplaudida por el ciudadano –harto de los robos-… no es adecuada ni justa.


Comment Box is loading comments...