Congreso

Rinde Mariana Benítez segundo informe como legisladora

No hay razones para seguir lastimando la vida de las mujeres


* El viejo estilo priista que no acaba de irse

Soledad Jarquín Edgar

SemMéxico, Oaxaca, 7 septiembre 2017.- Una hora 40 minutos tarde inició el segundo informe de Mariana Benítez Tiburcio como diputada federal por Oaxaca. Una valla humana separaba la fila diez del resto de la asistencia. En las primeras sillas fue colocada “la clase política”, que también iba grado de importancia de más a menos; en el resto, la gente, mujeres y hombres venidos de diversas colonias de la capital y de comunidades de las ocho regiones del estado, el viejo estilo priista que no acaba de irse.

Adelante las fotos, los abrazos, los saludos cordiales y una que otra auto-foto. Atrás las mantas, las porras, las mujeres estiraban sus cuerpos para ver a la diputada y fue para ellas un alivio que ésta apareciera en las pantallas colocadas al fondo del escenario, donde también se podía observar a más de una veintena de personas sentadas, eran “algunos” de los beneficiarios de sus gestiones, “una muestra representativa”, dijo Benítez Tiburcio.

El funcionariado estatal y delegados federales; diputados y diputadas tanto locales como federales; el dirigente del PRI local, Germán Espinoza, quien se notó porque no le aplaudieron y una impuntual diputada Yarith Tannos que llegó tarde y corriendo.

Algunas reporteras comentaban que ojalá el funcionariado hubiera ido a atender a las personas damnificadas por las lluvias como lo hicieron al asistir al segundo informe de Benítez Tiburcio.

Solo hablaron la senadora Hilda Flores Escalera y Mariana Benítez Tiburcio, a quienes las “une” el Organismo Nacional de Mujeres Priistas. En el discurso de la Senadora floreció el lenguaje sexista, en Mariana Benítez a ratos.

En su turno, la diputada oaxaqueña pronunció un discurso-informe “inusual” dentro de la política, una y otra vez, citó ser una mujer-madre, agradeció a su familia, lo que incluyó a su pareja, sus hijos, madre y padre, hermano y a sus suegros y se refirió a la diputada Nallely Hernández como la hermana que nunca tuvo. En lo político, al rendir cuentas, mencionó en tres ocasiones al gobernador Alejandro Murat.

Refirió que en este segundo año de trabajo, “hemos aprobado 226 dictámenes, 6 nuevas leyes, 8 reformas constitucionales y 208 reformas a leyes secundarias”. Hemos cerrado filas con el Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y los resultados son tangibles, pues en este año logramos un incremento de alrededor de 5 mil millones de pesos respecto del presupuesto de 2016, consiguiendo que fueran asignados recursos por un total de 90 mil 414 millones de pesos para nuestro estado, dijo.

Y, finalmente, como gestora aseguró que ha recorrido más de 60 mil kilómetros y ha logrado que se destinen recursos públicos para llevar a cabo obras educativas, de infraestructura y la aplicación de diversos programas que benefician a hombres y mujeres de Oaxaca.

Benítez Tiburcio hizo referencia específica a las mujeres en cuatro ocasiones: la primera cuando aseguró que “como mujer oaxaqueña, me duele y me indigna que sigamos viviendo en una sociedad desigual; que todavía pone velos a la libertad y a los derechos humanos de las mujeres. No hay razones ni culturales ni sociales o económicas, mucho menos morales, ideológicas o religiosas, para seguir lastimando la dignidad, la integridad y la vida de las mujeres en nuestro estado”.

Otra cuando planteó que trabajará hombro con hombro… “por las mujeres que aspiran a una sociedad más igualitaria, un lugar, donde ser mujer no represente menos oportunidades políticas, donde la mujer no sea sinónimo de desigualdad económica, donde ser mujer no implique vivir con el miedo constante de la agresión física o verbal”.

La tercera, cuando calificó como “el gran avance en materia de la crianza” a la obligatoriedad de la creación de bancos de leche en todo el país y señaló las reformas a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia que permitieron integrar a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres y también al Instituto Nacional de las Mujeres a la
Junta de Gobierno de la CDI.

La cuarta ocasión fue cuando habló de la conformación de la Red de Mujeres por la Igualdad Sustantiva (MUPI), a la que se han sumado más de mil mujeres, “todas ellas decididas a colaborar en nuestro avance y empoderamiento”.

Hacia el final de su intervención el calor ascendía por la numerosa concentración humana, vinieron los aplausos, las porras y una multitud que quería estrechar la mano de su legisladora, ello obligó a una especie de huida de gran parte de quienes habían sido invitadas de manera especial.

SEM/sje/lr


   #Congreso   #LXIIILegislatura
Comment Box is loading comments...