Hombres

Gabilondo Soler, más allá de Cri-Cri

Rosario Patiño Domínguez, su primera esposa, fue su inspiración, su principal apoyo y sustento


* Foto: Ian Soriano. Se presentó la tercera edición de De Lunas Garapiñadas, de la periodista Elvira García

Lizbeth Álvarez Martínez

SemMéxico, Cd. de México, 28 agosto 2017.- Y precisamente en una fuente, Francisco Gabilondo Soler mejor conocido como Cri-Cri, recibió a la periodista Elvira García en su casa de Tocuila, Estado de México, lugar donde vivió sus últimos años. Ahí se llevó a cabo la entrevista que, debido a su éxito, quedó plasmada en el libro “De Lunas Garapiñadas. Abrazando la memoria: Francisco Gabilondo Soler cuenta su vida”.

La primera edición del libro fue en 1982, la segunda en 1985 y en esta tercera la escritora y periodista nos platica lo que encontraremos en la última y más larga entrevista que el creador de Cri-Cri le concedió en su vejez.

En sus páginas leemos las cartas que Francisco Gabilondo Soler escribió a su primera esposa, Rosario Patiño Domínguez, quien fue su inspiración, su principal apoyo y sustento durante los primeros años de creación de Cri-Cri.

La autora revela que la canción de “La Patita” fue dedicada precisamente a doña Rosario, ya que ella llevaba la comida a la casa y se hacía cargo de los gastos, mientras su esposo se dedicaba a la composición musical.

Elvira lamenta que la mayoría de las personas sólo conozcan al cantautor por sus memorables canciones como: El ratón vaquero, La marcha de las letras, El chorrito, La muñeca fea, El ropero, y Di por qué, entre otras.

Pero más allá de sus melodías, Elvira destaca otras facetas de Gabilondo como boxeador amateur, torero, nadador, además de que tenía un gran interés por la competencia naviera y era astrónomo más allá de aficionado.

El también guionista de comerciales publicitarios ingresó a la Sociedad Astronómica de México como miembro activo en octubre del 1951; construyó un observatorio en el norte de la Ciudad de México y posteriormente donó gran parte de sus instrumentos profesionales al Observatorio.

A propósito de la ciencia y la astronomía, Elvira detalla que “a simple vista la luna se ve plana, pero cuando se observa con un telescopio profesional como los que usaba Gabilondo, se pueden observar sus cráteres”, por ello decidió titular así a su libro, además el satélite es parte de una de las letras de Soler: “Lunada”.


“De Lunas Garapiñadas”, nueva edición

Este sábado fue presentada la tercera edición del libro de Elvira García en el Museo Nacional de las Culturas Populares, en Coyoacán.

Los comentarios estuvieron a cargo de Óscar Gabilondo Vizcaíno, presidente de la Fundación Gabilondo Soler, Cri-Cri, A.C.; además asistieron Laura González Matute, investigadora; Pedro María de León, director creativo y editorial de la Fundación FGS y Fernando Curiel, investigador y ex director de Radio UNAM.

La autora del libro relató que durante la entrevista, Soler le platicó que un directivo de la compañía Disney lo contactó para proponerle llevar sus canciones a la pantalla, pero él rechazó la oferta rotundamente. Elvira quedó asombrada de la respuesta que les dio, ya que él pudo ser reconocido a nivel internacional. Pero Gabilondo no pensaba igual: “Mis canciones son de México. Mis canciones no son para dibujarse, sino para imaginar”.

Anécdotas como esas de un hombre de ciencia, de arte y de un ingenio fuera de serie son las que podremos leer en este documento periodístico que nos acercará más al poeta de los niños, Francisco Gabilondo Soler.

SEM/la/lr



Comment Box is loading comments...