Amenazas cumplidas contra Ricardo Anaya

Mujer y poder


* Existen tres personas (cada cual con su séquito) con un móvil para atacar a Anaya

Natalia Vidales

SemMéxico, Sonora. 23 agosto 2017.- En la víspera, ayer, de la edición del diario “El Universal” (de hoy Miércoles) el líder nacional del PAN, Ricardo Anaya, dio una conferencia de prensa señalando que había recibido amenazas mediante mensajes telefónicos de sacar en los medios de comunicación un escándalo –difamatorio, por supuesto, aclaró-- en su contra por enriquecimiento inexplicable. Pero que no lo “iban a detener” en las decisiones tomadas por su partido.

Y esa amenaza se materializó al día siguiente en el encabezado del mencionado diario: “Anaya y Familia tienen inmuebles por 308 millones de pesos”.

Lo anterior se asemeja a cuando pese haber sido sorprendido un ladrón a punto de robar… igual sigue adelante con el delito. Y se compara porque las amenazas son un delito, y la difamación es un ilícito (recientemente reducido de penal a civil) y porque se cumplió lo advertido.

Las amenazas cumplidas, como es el caso, tienen además una penalidad agravada, precisamente porque se pasó de los dichos a los hechos. La difamación se consuma aunque lo difundido sea cierto, porque aun la verdad puede perjudicar la fama de una persona, como por ejemplo si alguien tiene una tara física y se le llama tarado; o si alguien es engañado por su pareja y se le llama cornudo, etcétera.

Existen tres personas (cada cual con su séquito) con un móvil para atacar a Anaya (el periódico
“solo” fue el medio para hacerlo con la única responsabilidad de concederle al afectado un espacio para aclaraciones, aunque el líder panista ya lo hizo por su cuenta): Una es el Procurador General de la República, Raúl Cervantes ya que en la reunión mencionada Anaya instó a los Senadores de su partido a dejar de negociar con Cervantes su pase automático como en nuevo Fiscal de la República, lo cual lo hace -- conforme a las más elementales técnicas de una investigación-- sospechoso de intentar desacreditarlo y sacarlo de la interlocución con los Senadores.

Otra sería Enrique Ochoa Reza, del PRI, como parte de la guerra sucia tradicional en el tricolor,
ahora para bajarle a Anaya las simpatías que se ha venido despertando como posible candidato del PAN rumbo a Los Pinos.

Y otra -¿porqué no?- Que el fuego venga de Margarita Zavala, autonombrada contrincante de Anaya en pos de la candidatura a la Presidencia, quien ayer faltó a la reunión de la Comisión Permanente del PAN y mientras ésta se desarrollaba ella despotricaba en un medio en contra de Anaya.

La nota del Universal es más escandalosa (como se lo prometieron a Anaya en las amenazas) que real, porque el que una familia como la de Anaya y la de su esposa que integra a casi 20 miembros haya pasado en 14 años de un haber de 21.9 millones de pesos a 308 en inversiones inmobiliarias producto de un incremento de seis inmuebles a 33 no es desproporcionado y ya había sido aclarado por el propio Anaya como el conjunto de capitales y de trabajo familiar.

Ya en Noviembre pasado se señaló a Anaya como multimillonario por “vivir” en Atlanta, E.U., cuando en realidad se trató de la renta de una casa por dos años para que sus hijos estudiaran un plan de inglés, como sucedió con él mismo cuando joven con el sacrificio de sus padres (concluido el plan este verano su esposa e hijos ya están de regreso en México).

Con esta amenaza cumplida arrecia la guerra por Los Pinos. Pero por lo pronto Anaya descubrió el ardid aunque El Universal ya no pudo -- o no quiso-- detener las prensas y publicar el cumplimiento de la amenaza.



Comment Box is loading comments...