Mujeres

Convierten Centro de víctimas de violencia en casa club de fútbol

Inexistente Club Conejos


* La administración municipal optó por usar un espacio destinado a atender a víctimas de violencia como albergue de los jugadores del club.

Redacción

Claudia Ramos, corresponsal
SemMéxico, Tuxtepec, Oaxaca., 4 agosto 2017.- Construido en el trienio de Salvador Santos Sierra, el Centro de Atención a Víctimas de Violencia (CEAVV), fue convertido –en una parte- por la actual administración en la casa club del equipo de futbol Conejos de Tuxtepec.

El CEAVV –considerado por el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) entre los 19 mejores proyectos auspiciados por el programa Hábitat en 2007- tiene como objetivo albergar de forma inmediata con alojamiento, ropa, alimentación, atención médica, psicológica y legal a mujeres que sufren maltrato físico.

Es una iniciativa, apunta un documento elaborado por el CIDE, que “se inscribe en la política social con énfasis en el género, que busca impactar sobre algunos efectos de la pobreza urbana relacionados con la exclusión de los servicios legales y la defensa de las víctimas de la violencia”.

Club Conejos, no existe

En febrero, se anunció el regreso del futbol de tercera división a Tuxtepec; el presidente del patronato del Club Conejos de Tuxtepec, Gabriel García Vicente habría anunciado que con el apoyo del edil Fernando Bautista Dávila se concretaba ésta acción.

Nunca precisó en que consistía el apoyo de la primera autoridad municipal de Tuxtepec, pero anunció que el equipo ya tenía nombre y éste era “Conejos de Tuxtepec”. Sin embargo, dicho equipo no se encuentra registrado como tal en la tercera división profesional de la Federación Mexicana de Futbol.

Extraoficialmente, se sabe, que el patronato debía pagar 60 mil pesos, para obtener el registro sin embargo, hasta hoy, no aparece en ninguno de los grupos que participan en la Tercera División profesional; lo que sí se puede apreciar es que el equipo Delfines de UGM de Ciudad Mendoza, Veracruz, tiene como sede al campo deportivo Hernández Castro.

Y es que en 2012, Fernando Bautista Dávila siendo presidente de la Fundación Humanitaria de la Cuenca del Papaloapan (FHUCUP) adquirió a préstamo la franquicia Los Delfines a través de la Universidad del Golfo de México.

Los requerimientos

Para poder ingresar a la Federación Mexicana de Futbol y participar en la tercera división profesional, los interesados deben cubrir requisitos administrativos y obligaciones económicas. Entre las obligaciones económicas que el inexistente Club Conejos tendría que haber cubierto se encuentra la cuota de participación la cual oscila en más de 34 mil pesos; si no cuenta con afiliación, tendría que cubrir un costo de 580 mil pesos. Si se tratara de un equipo que cambiará de nombre y sede tendría que cubrir a la Femexfut alrededor de 46 mil pesos.

De la misma forma, el club deberá contar con una cancha de futbol propia o la autorización del propietario que reúna las condiciones que señala el reglamento general de competencia de la Femexfut, que son: cancha de juego empastada, vestidores jugadores local y visitante, vestidor de árbitros, malla de protección, graderías, sanitarios para el público (damas y caballeros), taquilla y zona de resguardo (autobús visitante).

Hasta el momento, se sabe que las canchas que podrían ser usadas por el Club Conejos, es la del campo Nicolás Chávez Ascencio o la del campo deportivo de beisbol Guillermo Hernández Castro.

El Club deportivo además, deberá contar con un recinto que cuente con dormitorios y sirva de concentración para los jugadores, sitio -que a un mes de que inicie la temporada-, no tienen, por lo que la administración municipal optó por usar un espacio destinado a atender a víctimas de violencia como albergue de los jugadores del club.

El doble discurso del edil

En febrero cuando se anunció la existencia del Club Conejos Tuxtepec, el edil Fernando Bautista Dávila aseveró que cumpliría su promesa de campaña: regresar el futbol profesional de la tercera división a la ciudad, sin precisar si para ello se usarían recursos públicos.

Sin embargo, en junio, el edil aseguró que el ayuntamiento no compraría ni rentaría con dinero del pueblo, la franquicia del equipo profesional de futbol llamado Conejos Tuxtepec. No obstante, no incluyó en su discurso el uso bienes municipales con cargo a la administración pública.

En declaraciones vertidas en diferentes medios de comunicación, dijo que para sufragar los gastos del equipo de futbol Conejos de Tuxtepec, se habría conformado un patronato que buscaría “los recursos con la iniciativa privada a fin de que apoyaran en los gastos como el pago del Director Técnico, auxiliares o jugadores, así como viáticos por concepto de traslado, hospedaje y comidas a los lugares donde el equipo Conejos de Tuxtepec salga a jugar de visitante”.

“Además de estos gastos habrá que pagar arbitraje a 4 jueces en cada partido de local que tenga el equipo conejos de Tuxtepec”.

Y aunque reiteró que como Ayuntamiento no podría adquirir una franquicia, entonces tendría que ser a través de una A.C. o del patronato a cargo, “queremos hacer el acuerdo aunque después se hagan los movimientos económicos pero hay que cuidar todos los aspectos legales y para eso está el área jurídica haciendo todos los documentos necesarios”; no precisó si el área jurídica era la del ayuntamiento, lo que implicaría el uso de un recurso o bien municipal para la iniciativa privada.

El uso violatorio del CEAVV

Con el propósito de cumplir su promesa de campaña y cubrir los requisitos para que el club deportivo Conejos de Tuxtepec, el edil decidió usar parte de las instalaciones del Centro Especializado de Atención a Víctimas de Violencia (CEAVV) Margarita Sánchez viuda de Ahuja, es decir uso un bien público municipal para beneficiar a un equipo cuyos propietarios se desconoce quiénes sean.

Para ello, el edil, ordenó acondicionar una ala del CEAVV para dar alojamiento a los futbolistas violando con ello el reglamento interno del centro cuyo objetivo primordial es brindar protección, alojamiento temporal, apoyo psicológico, legal y médico a mujeres y sus hijos, que han sido víctimas de violencia intrafamiliar y que su integridad física y psicológica se encuentre en riesgo.

“Somos un gobierno preocupado por el desarrollo de las mujeres y seguiremos caminando de la mano con las mujeres” habría publicado el edil Fernando Bautista Dávila el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Pero el uso particular que permitió y auspició de instalaciones públicas enfocadas principalmente a la atención de sectores vulnerables a sufrir violencia (mujeres y niños), deja en entredicho la visión de género que pregona el gobierno actual.

Hoy mismo, el presidente municipal, dejó en evidencia el uso que se le está dando al CEAVV y aseveró que los jóvenes deportistas se mantendrán en el lugar por unos meses más “hasta que se construya una casa Club”.

Pero además, su uso viola el reglamento de bienes municipales que en su artículo 12 señala que “los bienes de dominio público o de uso común y los destinados a un servicio público, no podrán ser objeto de hipoteca, ni reportar en provecho de particulares, sociedades o corporaciones, ni ningún derecho de uso, usufructo o habitación”.

Comment Box is loading comments...