Mujeres

Manifestación en Rectoría UNAM: González cometió feminicidio contra Lesvy

El encubrimiento de autoridades de la UNAM y las irregularidades en el proceso revictimizan a Lesvy


* En ocho meses (Noviembre 2016- junio 2017) se han cometido 101 feminicidios; se exigirá Alerta de Género

Alicia Mendoza

SemMéxico, Cd. de México, 3 agosto 2017.- A tres meses del asesinato de Lesvy Berlín Rivera Osorio en Ciudad Universitaria de la UNAM, feministas, y organizaciones sociales encabezadas por Araceli Osorio Martínez, trabajadora del Sindicato de Trabajadores de la UNAM y mamá de Lesvy, realizaron un mitin frente a Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México para exigir que el caso sea reconocido, investigado y reclasificado como feminicidio.

Frente a la torre de Rectoría, Araceli Osorio exigió a Edmundo Porfirio Garridos Osorio, procurador de Justicia de la Ciudad de México, que ordene realizar la investigación complementaria con perspectiva de género y se investigue como feminicidio el asesinato de Lesvy, y que Jorge Luis González Hernández, quien era pareja de la joven, sea juzgado como feminicida, “pues hay elementos y evidencias suficientes para que así sea”, afirmó.

Denunció que las autoridades universitarias han guardado silencio y que los titulares del gobierno de la Ciudad de México han sido omisos y, lejos de garantizar justicia a su familia, el proceso de investigación judicial ha estado plagado de irregularidades que revictimizan a Lesvy.

Además, dijo, “han creído más en la palabra del feminicida” y han encubierto a Gónzalez Hernández, quien también era trabajador de la UNAM, “¿por qué lo protegen, por qué lo encubren?”, cuestionó, “nos enfrentamos a una UNAM que guarda silencio”.

Por ello, tanto Araceli Osorio, como las organizaciones sociales y feministas exigieron también a las autoridades universitarias, Luis Agustín Álvarez Icaza, director del Instituto de Ingeniería de la UNAM y el rector Enrique Luis Graue Wiechers “se pronuncien por la investigación del asesinato de Lesvy como feminicidio; garanticen la seguridad, la vida y la libertad de las estudiantes, docentes y trabajadoras de la UNAM”, y que planifiquen e implementen un sistema de seguridad con perspectiva feminista en la máxima casa de estudios.

Asimismo, exigieron a Miguel Ángel Mancera Espinosa, jefe de Gobierno de la CDMX, reconocer que hubo un mal tratamiento del caso y que, la inoperancia de las autoridades pone en riesgo a la familia de Lesvy, particularmente a su madre Araceli Osorio Martínez.

Araceli Osorio mencionó que, por la mañana, en conferencia de prensa, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) y el perito Víctor Chávez Cornejo del Instituto Nacional de Ciencias Penales (INACIPE) dieron a conocer un peritaje independiente sobre la mecánica de la muerte la joven de 22 años, y sus resultados demostraron que la investigación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX), que concluyó que Lesvy se suicidó, carece de sustento.

“Seguimos haciendo su trabajo de investigación, porque queremos justicia. No queremos y no vamos a permitir que este feminicida siga caminando libre por las calles”, la omisión, dijo, es “un mensaje de muerte, cuando no se castiga y no se investiga” a los asesinos.

Cabe recordar que en la audiencia del pasado 10 de julio, Cristian Ricardo Franco Reyes, juez de control del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), determinó que Jorge Luis González Hernández será juzgado por el delito de homicidio simple culposo y no por feminicidio “a pesar de que la investigación contiene elementos suficientes para acreditar el feminicidio de Lesvy”.

La defensa tiene cuatro meses para aportar las pruebas que permitan reclasificar el delito como feminicidio, plazo que concluye el 10 de noviembre; por ello, las abogadas de la familia de Lesvy presentaron el 13 de julio una apelación contra el fallo del juez de control Franco Reyes, para que el tribunal colegiado reclasifique el delito.

El Centro de Derechos Humanos Fray Francisco de Vitoria puntualizó que junto con la familia de Lesvy y su abogada Sayuri Herrrera Román, solicitaron al Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO) del TSJCDMX el acceso al video y las fotos de la necropsia realizada a Lesvy para fundamentar el caso como feminicidio.

“La necropsia y los peritajes carecen de perspectiva de género, y no siguieron el Protocolo de Investigación de Feminicidio. Las lesiones que presentaba el cuerpo de Lesvy no corresponden a las de un suicidio”, afirma la defensa.

El siguiente paso, detalló Carlos A. Ventura Callejas, coordinador del Centro Fray Francisco de Vitoria, es una segunda audiencia, cuya fecha está por definirse, pero que probablemente sea a mediados de agosto, donde el juez responderá a la apelación solicitada; de ser negativa, interpondrán un amparo.

En un documento, Araceli Osorio, la defensa y las organizaciones solidarias destacaron las múltiples irregularidades de la investigación que en primera instancia estuvo a cargo de la PGJCDMX.

“Hasta dos meses después y tras una serie de exigencias, el titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, Marco Enrique Reyes Peña, entregó a la familia y la defensa legal la primera parte de la carpeta y las grabaciones del día que se cometió el crimen, que la UNAM dio a la Procuraduría”; denunciaron que las diligencias y peritajes incluidos están incompletos y no se realizaron en apego al Protocolo de Investigación de Feminicidio.

Hasta el 5 de julio, Araceli Osorio y su defensa tuvieron acceso a la carpeta de investigación completa, un día antes de que la Procuraduría capitalina anunciara oficialmente que la joven “se suicidó”, hecho que no está demostrado en los videos de la UNAM”, según lo corroboraron y denunciaron después de verlos.

Ante ello, también solicitaron a la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) a hacer una recomendación a la PGJCDMX y todas las autoridades responsables de violaciones a derechos humanos para que realicen una investigación pronta, clara, expedita y con perspectiva de género, así como por el cuidado y resguardo de las pruebas.

Asimismo, piden la destitución del juez de control del Tribunal Superior de Justicia de la capital, Cristian Ricardo Franco Reyes, porque “ejerce como funcionario público sin perspectiva de género, revictimizando y poniendo en riesgo a las mujeres.”

De igual forma, piden la renuncia del titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Homicidio, Marco Enrique Reyes Peña, por las violaciones a Derechos Humanos de las víctimas cometidas desde el inicio de las investigaciones, y hasta ahora en la imputación de la hipótesis de suicidio.

También demandan la destitución de la titular de la fiscalía desconcentrada COY-1, Claudia Elizabeth Cañizo Vera, por la filtración de información de Lesvy que la instancia realizó mientras estaba a su resguardo durante el día del hallazgo del cuerpo.

Finalmente, el Centro Fray Francisco de Vitoria dio a conocer que el contexto de violencia feminicida en la Ciudad de México es alarmante, ya que de acuerdo con cifras de la misma Procuraduría capitalina, en sólo ocho meses, de noviembre de 2016 a junio de 2017, se han cometido 101 casos de feminicidio, por lo que llamaron a las organizaciones presentes en la movilización a articularse para exigir una Alerta de Género en la capital del país.

SEM/am/lr



Comment Box is loading comments...