Ejecutivo

Persecución política a candidatas, evidencia de violencia de género

Poco a poco se deja de asumir esta violencia como algo natural en procesos de elección popular donde participan mujeres: Blanca Alcalá


* Ana Teresa Aranda fue acusada de falsificación de documentos ante la Fepade; Ernestina Fernández Méndez también enfrentó un proceso

Kara Castillo

SemMéxico, 31 julio 2017.- La persecución política de las mujeres que participan en la vida pública no es exclusiva de un estado, y es evidencia de una violencia de género producto de un sistema patriarcal permitido y reproducido a pie puntillas.

Basta recordar la persecución judicial que enfrentó la expanista Ana Teresa Aranda y al menos nueve personas cercanas a ella, supuestamente por haber falsificado documentos para su registro como candidata independiente a la gubernatura en 2016 por la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Otro caso es el de la denostación de la candidata a la gubernatura, en el mismo proceso electoral, de Blanca Alcalá Ruiz, reconocido por los magistrados de la Sala Regional Especializada, quienes determinaron que un spot del PAN en contra de la candidata del PRI al gobierno de Puebla fue franca violencia política.

“Lo pensaría dos veces”: Blanca Alcalá

En entrevista, Blanca Alcalá aseguró que así como se desnaturalizó la violencia doméstica contra las mujeres en su momento, se está en el camino para develar la brutal violación a los derechos políticos-electorales de las mujeres en México y poco a poco se deja de asumir esta violencia como algo inherente y natural de la participación de comicios y procesos de elección popular de las mujeres.

“Perder una batalla no es perder la guerra, seguiré entusiasmando a las mujeres para que se animen a participar, a que cada día se encuentren mayores mecanismos, primero de legalidad y después de sororidad” dijo a este medio.

Su carrera electoral a la gubernatura la describió como “compleja”, y atribuyó a “inercias del sistema” la falta de un buen resultado ante un candidato de estado.

La priista Blanca Alcalá confesó que si viajara en el tiempo, pensaría dos veces antes de volver a participar en esa elección.

“Si se recorriera el tiempo quizá lo pensaría dos veces. Al interés que tenemos las mujeres de servir se tiene que poner una dosis adicional de racionalidad para evaluar los escenarios”, dijo.

Sin embargo, reconoció que de esta experiencia salió fortalecida y que participará sin duda en próximos procesos. “Los que nos dedicamos a la vida pública siempre estaremos atentos de participar; creo que ninguna posibilidad está cerrada y ser electo forma parte no sólo de la pasión, sino de la formación de quienes nos dedicamos a esto”.

A las mujeres del país que se preparan para enfrentar comicios, aconsejó que la preparación es imprescindible pero no suficiente; dijo que es necesario llevar a cabo un ejercicio de la “política de los entendimientos” y de “procesos de legalidad”.


“Si fuera necesario, volvería a pasar por esto otra vez”: Aranda

Ana Teresa Aranda, expanista y candidata independiente a la gubernatura de Puebla, quien enfrentó una de las más visibles violaciones políticas de la administración panista de Rafael Moreno Valle, ha sostenido en medios de comunicación que la batalla que emprendió contra un aparato machista, no fue sólo electoral.

En entrevista con SemMéxico, destacó el abono para la expresión ciudadana: “Creo que sentamos un precedente importante en cuanto a candidaturas independientes. Esa va a ser mi aportación para la siguiente elección”, dijo.

“Si fuera necesario, volvería a pasar por lo mismo”, respondió al cuestionamiento de repetir el proceso en el que participó, y aseguró que esta vez se enfocaría más en una estrategia de comunicación dirigida a jóvenes, que son casi la mitad del electorado.

“A las mujeres les recomendaría no darse por vencidas antes de empezar a luchar” aconsejó a mujeres que participarán en los próximos comicios.

“No”: Ernestina Fernández

El Comité para la Liberación de Presos Políticos y por el Cese a la Persecución en Puebla ha condenado y exigido el cese de la persecución política que el gobierno de Rafael Moreno Valle emprendió contra disidentes políticos, entre ellos, Ernestina Fernández Méndez, una de las cinco presidentes municipales de la entidad.

A principio de año, fue el Segundo Tribunal en materia administrativa del Sexto Circuito el que no permitió, mediante un amparo, que la alcaldesa de Tehuacán Ernestina Fernández Méndez fuera destituida, después de un agónico proceso por supuestas irregularidades detectadas en su cuenta pública 2014.

En entrevista con este medio y a través de su oficina de prensa, Ernestina Fernández respondió escuetamente que no volvería a participar en el proceso que la llevó a la presidencia.

A la pregunta expresa acotó: “Debo pensar primero en cumplir con el compromiso que he contraído con Tehuacán, concluir mi periodo de trabajo con lealtad, transparencia y dedicación, todo por el bien de los tehuacaneros, quienes han confiado en mí, porque servir es una vocación.”


SEM/kc/lr


Comment Box is loading comments...